GLOBALIZACIÓN DEL CAPITAL. EL NUEVO ORDEN MUNDIAL, LAS PIEDRAS GUÍAS DE GEORGIA /USA.

 

Logo ADDHEE

GLOBALIZACIÓN DEL CAPITAL.

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL, LAS PIEDRAS GUÍAS DE GEORGIA /USA.

2016-02-27-1456595899-9124929-TrumpHitler-thumb

LA DESINFORMACION DE LOS MEDIOS MEDIÁTICOS DE (IN) COMUNICACIÓN GLOBALIZADOS: EL ORACULO MEDIATICO MERCURIAL DE LA SOFOFA DE CHILE.

La dictadura fascista cívico militar chilena, impuesta por la globalización del capital/ El nuevo orden mundial, las piedras guías de Georgia, la tiranía más despótica y desalmada de la Celestina Universal, se inició un infausto 11 de septiembre de 1973, con el asesinato brutal del Presidente Constitucional de Chile y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armas y de Orden, Dr. Salvador Allende Gossens, la destrucción del Estado de Derecho, la conculcación / escarnio de la Constitución política y la autonomía universitaria, académica, territorial y administrativa de la Universidad chilena. En el marco de este último escarnio se desaparecieron dos prestigiosas universidades por orden de la dictadura fascista de marras: La universidad del Norte/ Chile y la Universidad técnica del Estado.

La ideología de la dictadura fascista cívico militar fue obra del Opus Dei y tuvo como ideólogo principal a Jaime Guzmán Errazuriz. El marco referencial consistió en cambiar el nombre a las cosas, para mostrar que cambian las propias cosas.

El segundo brutal crimen de la dictadura terrorista de marras, lo constituyó la destrucción de la educación chilena en general y universitaria en particular. El tercer objetivo de los golpistas militares fascistas fue el control de la información. Una de las primeras prioridades planteadas por los ideólogos del Opus Dei a la junta militar de facinerosos asesinos y saqueadores del país.

Preciso que la función de los militares fascistas terroristas principalmente fue la represión de torturas, asesinatos,  desapariciones y el lanzamiento al mar de patriotas chilenos, leales al Gobierno Popular que encabezo el compañero Presidente Dr. Salvador Allende Gossens. Evidentemente para la dictadura fascista de marras, fue prioritario el saqueo y la privatización de los bienes del Estado de Chile al capital buitre foráneo y, la mayoría de las riquezas nacionales.

Su obra de asesoría culminó para el Opus Dei, con la elaboración de la Constitución / Artilugio de 1980. Un mamotreto, espurio, fraudulento, una aberración en materia jurídica, ilegitima en su aprobación y antidemocrática en sus conceptos para destacados expertos en Derecho Constitucional. Dirigió la Comisión Jaime Guzmán Errazuriz,  Rafael Eyzaguirre Echeverría, Alejandro Silva Bascuñán, Jorge Ovalle Quiroz, Alicia Romo Román, Enrique Evans de la Cuadra, Sergio Diez Urzúa, Gustavo Lorca Rojas. Este engendro  pseudo constitucional, definió las grandes líneas del accionar de la dictadura fascista cívico militar y de los regímenes de la transición a la libertad, a la democracia y la justicia en la medida de lo posible. Rechazo esta última agudeza/argucia impuesta por el inefable conspirador Patricio Aylwin Azoca para garantizar que este engendro se pudiera reformar en la forma pero nunca cambiar.

El oráculo mediático, mercurial – de propiedad de Agustín Dunny Edward, cómplice en el asesinato brutal del presidente del República Dr. Salvador Allende Gossens.- Es el instrumento fundamental en la desinformación que impondrán los medios mediáticos de comunicación para manipular la comunicación de la sociedad para transformarla en un medio cerrado al exterior que, impidió el flujo expedito de toda clase de datos entre la dictadura de marras y los sectores democráticos en el exterior. Suprimiendo o prohibiendo fuentes informativas no oficiales. Incautando y unificando los medios de comunicación en la orientación oficial de las noticias.

Como colofón, el ciclo que comienza con el asalto a escuelas, colegios, universidades por el fascismo militar y quema de libros juntos a la unificación de la comunicación, constituirán el generador de la desinformación base en la enajenación del Pueblo Chileno: La sociedad se transforma en un medio cerrado a la opinión pública internacional. La desinformación vigente hasta nuestros días, constituye una estratagema propagandística para engañar a las instituciones y organizaciones progresistas del mundo.

La campaña publicitaria, difunde consignas políticas relacionadas con la integración nacional junto al régimen militar que salvó al países de la guerra civil, para estimular la participación unánime de su sociedad. Métodos pedagógicos y coercitivos para lograr la conversión política de la escasa prensa política y de algunas personalidades importantes que se negaban a comulgar con rueda de carreta.

La Constitución / Artilugio de 1980, y la propaganda que monopoliza el oráculo mediático mercurial son los pilares en que sostiene el modelo de sociedad impuesto por el capital buitre foráneo con una economía centralizada y una educación y atención médica como bienes de consumo. Esto significa que cada promesa por cambiar el Artilugio de 1980, de reformar la AFP y las ISAPRES y la indigencia educacional, constituye una mentira más de la clase politicastra corrupta.

Si se quiere cambiar el Artilugio de 1980 y reformar profundamente la indigente educación impuesta por la dictadura fascista cívico militar, hay que cambiar el inhumano, irracional modelo de sociedad impuesto por la dictadura fascista cívico militar, por orden de la globalización del capital / el nuevo orden mundial.

Hablar “de nueva sociedad” a partir del infausto legado de la dictadura fascista cívico militar, es un macabro homenaje que el vicio le rinde la virtud. Nada hoy es más necesario que “una nueva sociedad”. Pero, ¿Podrá ser nueva sin cambiar el Artilugio de 1980, la indigente educación / y las culturas elitistas, sin terminar con las odiosas marginaciones sin que desaparezca el odioso/agonizante sistema capitalista salvaje globalizado, etc.? ¡NO!

“El callar hasta hoy ha sido cuerdo. El callar desde hoy será imprudente. Además de cobarde”.

Prof. Moreno Peralta / IWA

Secretario Ejecutivo ADDHEE.ONG

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *