La España monárquica franquista profunda, socialdemócrata y Felipe González su líder natural.

wikileaks-rey-juan-carlos-informante-eeuu_1_1643720

“En tiempos infames como el actual en que reina la mentira, la corrupción, la impunidad y la injusticia social, decir la verdad es una acto revolucionario” 

George Orwell.

 

El modelo de sociedad de la España monárquica profunda fue impuesta por el “Régimen canalla/USA” a través de la dictadura franquista fascista y terminó de imponerse con el mal llamado proceso de transición a la democracia. Mientras que en la Alemania y la Italia arrasadas se colgaban nazis y fascista en nombre de la justicia, de la democracia y de la libertad. En la España Fascista franquista no se movía una hoja de un árbol sin el visto bueno del terrorista dictador Francisco Franco Bahamonde, “Caudillo por la gracia de dios”, según la jerarquía de la Iglesia católica y en especial del Opus Dei, con un millón de víctimas del terrorismo de Estado, que hasta nuestros días esperan verdad, justicia y reparación digna…

El trabajo sucio en la construcción de este patético modelo de sociedad consumista, católico, reaccionario globalizado, ha estado bajo la administración de la socialdemocracia con el control superior de los hijos y nietos de la dictadura fascista terrorista franquista a través del partido popular. En este modelo orweliano se entiende por pensar el decir dos mentiras a la vez que se cree en ellas y olvidar todo hecho que no convenga recordar. La mentira se mantiene delante de la verdad. Así la clase política de la España Franquista profunda ha construido su modelo enajenante de sociedad que tiene como base la mentira generalizada y que ha logrado detener el curso de la historia, gracias al milagro por delegación del dios católico y la ayuda de los medios mediáticos de comunicación y de la jerarquía de la Iglesia Católica.

Recientemente, el locuaz administrador de este orweliano modelo de sociedad, Felipe González, líder natural de la socialdemocracia española en una inmodesta y lata entrevista al Diario El País, que ya nadie lee, declaró: “Tuve que decidir si volaba a la cúpula de ETA –como Presidente del Gobierno español-, y dije No, y no sé si hice lo correcto”. Los que luchamos por la vida, señor González, no tenemos dudas como las suyas. Para nosotros, la ética es la base de la conciencia moral del Ser Humano y la persona. Lo ético y lo moral es lo honesto. No existen ellas sin una radical honestidad. Ellas demarcan la frontera entre lo lícito y lo ilícito, lo correcto y lo incorrecto, etc. Son una exigencia de la vida social, tan indispensable para la salud de ésta como el aire para la vida humana. Esto seguirá siendo así, aunque hoy ocurra, especialmente en su España profunda, monárquica franquista, como el agua en el tiempo de sequía que escasea cuando más se lo necesita.

La derecha franquista, el Partido Popular, aclarando las graves afirmaciones de su administrador Felipe González, puntualizó: “Los 57 muertos por el GAL –aparato paramilitar creado por el régimen que presidía Felipe González-, fue un enfrentamiento entre los que defendían la libertad y los derechos de todos los ciudadanos y los que intentan acabar con estas conquistas de la democracia.” Esta aclaración, no aclara nada, por el contrario oscurece más la España franquista profunda…

Como colofón acentúo que no entiendo la zalagarda, el alboroto y las escaramuzas de algunos miembros de la clase política española, sugiriendo que el ideólogo de la socialdemocracia española y ex presidente de gobierno Felipe González, “debería ir a la cárcel por sus palabras sobre la ETA”: ¿Con que justicia? La justicia franquista existente se ha negado por décadas a hacer justicia por los crímenes de lesa Humanidad de la dictadura terrorista franquista a través de la búsqueda de la verdad y la reparación digna para un millón de victimas del terrorismo de Estado.

La desvergüenza, la inmoralidad, de los dirigentes del PSOE, la socialdemocracia española ha atiborrado, llenado todos los medios mediáticos de comunicación globalizados, afirmando “que rechaza buscar rédito político azuzando fantasmas del pasado”: ¿Se refieren a las victimas del Terrorismo de Estado de la dictadura fascista de Franco? Terminan su declaración afirmando que “su partido socialdemócrata, el PSOE ha defendido la libertad y el Estado de Derecho para que el terrorismo desaparezca”  Pero cuidado con confundirlo con el Terrorismo de Estado, garantía de la democracia, de la libertad y la justicia en la medida de lo posible en la España Profunda monárquica franquista.

Después de leer a entrevista de marras de Felipe González puedo puntualizar que la envergadura histórica, moral y ética de la clase política española tan profundamente oscura que desborda a los historiadores, sociólogos, sicólogos, etc.

Nosotros entendemos -la clase política española no-, que todas las personas han sido creadas diferentes por la Madre Naturaleza, pero iguales en Derechos inalienables entre los que se encuentran: la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad por los que lucho y fue bestialmente asesinada por el régimen socialdemócrata alemán Rosa Luxemburgo. Cuando un régimen conculca estos derechos el pueblo tiene derecho a cambiarlo e instituir uno nuevo.

La desesperanza de la mayoría del pueblo español no nace ante una obstinada adversidad, ni en el agotamiento de una lucha desigual, proviene de que no se perciba más las razones para luchar e incluso, de que no se sepa si hay que luchar…

 

– Prof. Dr. Hugo Moreno Peralta/IWA es Director de CESAL, Berlín/DDR.

Secretario ejecutivo ADDHEE.ONG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *