Justicia Plena*

Justicia Plena*

Cuando la ignorancia y la prepotencia de los dueños de la Celestina Universal, la oligarquía empresarial farisea pretenden convertirla en un instrumento para justificar la explotación del ser humano: la idea, el desafío de cambiar el mundo, amigos asociados, no es una locura, ni una utopía, sino Justicia Plena.

 

Cuando la Justicia Plena no preside la armonía entre los ciudadanos de un Estado de Derecho en el marco de una constitución soberanamente sancionada por el Pueblo la oligarquía empresarial farisea agrícola/citadina impone la justicia en la medida de lo posible del nuevo orden mundial, la globalización del capital, ofendiendo la dignidad y conculcando los derechos del ser humano y el entorno ecológico. Aunque invoquen la libertad, la justicia, la democracia, la patria, etc., para cubrir su bastardía moral, su única patria es la Celestina Universal, en el marco de ella, “El fin justifica los medios”. Le importa un comino el devenir del pueblo, al que explota, oprime, idiotiza, corrompe, degenera, esclaviza, etc. La mentira generalizada constituye la base de sus negociados de esta clase oligarca empresarial parásita, apátrida, sibarita, etc. Rastreramente adula, cohecha, soborna, corrompe a las taifas castrenses y politicastras corruptas.

Basta ya de eufemismos sólo es patriota el que ama a sus conciudadanos, los educa, los dignifica, los alienta, los honra, y lucha por el bienestar de su pueblo sacrificándose para emanciparlo de todos lo yugos.

La Patria no la constituye la Celestina Universal para conquistar el mundo, sino la educación humanista formadora y liberadora, del ser humano, crítico y solidario, y el progreso de la solidaridad en el porvenir,  garantizado por una constitución soberanamente sancionada por el Pueblo: nadie tiene derecho de invocar la patria mientras no pruebe que ha contribuido con obras a honrarla y engrandecerla.

Con esperanza y memoria.

Jorge Bustos B.
Presidente ADDHEE ONG.

Certifico
Prof. Moreno Peralta /IWA
Secretario ejecutivo ADDHEE ONG.

*Parafraseando al genio universal Miguel de Cervantes Saavedra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *