EL MAGNICIDIO DEL PRESIDENTE DE Chile Dr. SALVADOR ALLENDE GOSSENS.

EL MAGNICIDIO DEL PRESIDENTE DE Chile Dr. SALVADOR ALLENDE GOSSENS.

El presidente de Chile Dr. Salvador Allende Gossens fue asesinado. Rematado con un disparo en la frente por el General Javier Palacios Ruhmann. Evidencia forense del Dr. Luis Ravanal Zepeda. Congreso Mundial de Medicina Forense 2004, Tokio, Japón.

  Por casi cinco décadas la conciencia de la Humanidad exige verdad y justicia en este alevoso crimen de lesa humanidad.  La investigación por el magnicidio del Presidente Allende Gossens, Comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, la Corte suprema, en el marco de la “Justicia en la medida de lo posible “ de la dictadura cívico militar, la cerró con una sentencia prevaricadora, un sobreseimiento total existiendo diligencias pendientes….

Prof. Moreno Peralta / IWA, Secretario Ejecutivo Addhee.Ong., Querellante.

El 11 de septiembre próximo, se cumplirán 47 años del golpe militar fascista de las Fuerzas armadas de Chile-jamás vencidas-  que por orden del regimen  de los Estados Unidos y de la oligarquía empresarial sofofa llevaron a cabo. La dictadura cívico militar fascista, produjo  desde esa infausta fecha la más grande tragedia de la historia del Pueblo Chileno y  la más salvaje. Se divide en Pueblo de Lautaro del Libertador Bernardo O’Higgins Riquelme, del Compañero Presidente Allende Gossens, de Gabriela Mistral, de Pablo Neruda, etc., en : el Chile de los ganadores: la oligarquía empresarial sofofa y sus epígonos, testaferros concertacionistas y  el Chile de los perdedores que tendrán que sobrevivir al margen de la sociedad de la alegría, del consumismo desenfrenado, las drogas  del exitismo, de la autocomplacencia, etc.  Las consabidas razones  de la” guerra sucia “, de la salvación de la patria y de los valores occidentales y cristianos, constituyen un  patético recuerdo. En nombre de la “ seguridad nacional”, miles de seres humanos,  mayoritariamente jóvenes y hasta adolescentes fueron bestialmente secuestrados, torturados, apresados y desaparecidos, sin que, hasta nuestros días el Estado de derecho haya asumido su responsabilidad de investigar exhaustivamente, estos crímenes de lesa humanidad cometidos por la barbarie militar fascista. Para lograr el reencuentro del Pueblo de Chile, para construir una paz duradera y alcanzar la reconciliación,  es imprescindible  verdad, justicia y reparación digna. Hay que poner fin a la corrupción y la impunidad y al saqueo de los bienes y depredación de las riquezas naturales. La última propuesta del régimen  concertacionista/ Nueva Mayoría de reparación, en “la medida de lo posible”,  para las víctimas de la dictadura cívico militar, -sin incluir en ella para nada a los torturados-, es una vergüenza, es un punto final inmoral,  una impunidad disfrazada. Esta propuesta fue muy inoportuna para  Agustín Dunny Edwards y su diario el Mercurio. Este golpista que odiaba al presidente Allende Gossens,  después de la elección huyó a refugiarse a los Estados Unidos,  donde  continuó conspirando en contra del Gobierno Popular junto con Eduardo Frei Montalva, Patricio Alywin Azócar y la oligarquía  empresarial sofofa.

“El suicidio” del Dr. Allende Gossens lo creen la oligarquía empresarial sofofa  y sus  epígonos y testaferros concertacionistas y una mengua de intelectuales renovados  de utilería y diuréticos, que consumen horas de tazas de café y cigarrillos criticando al Presidente Allende Gossens, culpándolo de  errores que ellos cometieron, pero lo que más les duele es que  el Presidente mártir los ignoró en su último mensaje y no los dejó como sus herederos: “Otros hombres superaran este momento gris y amargo en que la traición pretende imponerse…”

Un leal, honesto y talentoso colaborador del Presidente Allende Gossens el Dr. Edgardo Enriquez Frodden, Ministro de Educación, en un Seminario que dio   con el suscrito en la Universidad de Valparaíso, /1996, sobre la Universidad de Chile, ayer y hoy”, a una pregunta de una estudiante sobre la muerte del Presidente Allende Gossens, le contestó: “ en el infausto y fatídico 11 de septiembre de 1973,  yo estuve con el Presidente Allende a las 8,30 horas de la mañana. Le ví  muy tranquilo y seguro. Me dijo: Conmigo se quedan solo los que saben disparar. Usted, compañero Henríquez, le pido que asuma la tarea de organizar <a los jóvenes especialmente, y dígales que el presidente Allende jamás se rendirá  n se suicidara y que solo acribillándome a balazos le impedirán los fascistas que deje de cumplir el mandato que el pueblo le entregara”. El Dr. Enríquez Frodden termino su respuesta afirmando: “ Yo le creo al compañero presidente Salvador Allende, un ser humano honesto y consecuente, un luchador social que jamás dejó de cumplir su palabra y que amo a su pueblo sobre todas las cosas. El que no crea al presidente Allende, evidentemente le cree  a Pinochet y sus secuaces”

A las palabras emocionadas del Dr. Enríquez Frodden, nosotros, los que creemos que olvidar es morir, recordamos las palabras  del Presidente Allende Gossens, un luchador por la vida, un luchador social, un ser humano en todo y por todo. No creo que pueda encontrar otro semejante…

Estimados colegas y estudiantes alemanes, compañeros y amigos de Latinoamérica y de Chile, que apoyan la causa noble y justa la construcción de la Patria socialista marxista en Chile.

Con esperanza y memoria, les reitero que el presente es de lucha y el futuro  es del Pueblo Chileno y del Pueblo Mapuche, en el marco de una nueva Constitución sancionada  soberanamente por los ciudadanos de estos pueblos.

Prof. Moreno Peralta Codeh-Codes, Berlin/ DDR. 11 de Septiembre 1977

El premio Nobel de Literatura, Maestro Gabriel García Márquez que también  cree en el Presidente Allende Gossens, así lo recuerda: “ Su virtud mayor fue la consecuencia, pero el destino le deparó la rara y trágica grandeza de morir defendiendo a balas el mamarracho anacrónico del derecho burgués defendiendo una corte suprema de Justicia que lo había repudiado y que había legitimar a sus asesinos, defendiendo a un Congreso miserable que lo había declarado ilegítimo, pero habría  de sucumbir complacido ante la voluntad de los usurpadores, defendiendo la libertad de los partidos de la oposición que habrían vendido  su alma al fascismo, defendiendo toda la parafernalia apolillada de una sistema que le había propuesto aniquilar sin disparar ni un tiro.

El drama ocurrió en Chile, para mal de los chilenos, pero ha de pasar a la historia como algo que nos sucedió sin remedio a todos los seres humanos de este tiempo y que se quedó en nuestras vidas para siempre.

El maestro García Márquez de la Patria Continente América Latina y el Caribe informado de la sentencia prevaricadora en la investigación del magnicidio del presidente Allende Gossens por la Corte Suprema  a la pregunta de un plumario mercurial sobre  que cambiaría a sus palabras sobre la muerte de su amigo presidente de Chile, le contestó: “Ni una coma”

Queremos terminar el recuerdo al Compañero presidente Dr. Salvador Allende Gossens con una  de sus  más maravillosas reflexiones: “ La historia es nuestra y la hacen los pueblos”. Con esperanza y memoria compañero Presidente el presente es de lucha y el futuro es  del Pueblo Chileno y del Pueblo Mapuche : “Unidos jamás serán vencidos”

Prof. Moreno Peralta/ IWA

Secretario ejecutivo Addhee.Ong

Deja una respuesta