Bando Militar de: La “reserva moral “: Las FFAA y Carabineros:

Logo ADDHEE

 

 

Publicado el 8 del 09 del 2017, en el oráculo mercurial de la Arcadia de la alegría de la oligarquía farisea sofofa y de la clase politicastra corruptas-

Lo subrayado es nuestro, insistimos una vez más, que los malos, los intrínsecamente perversos, los corruptos, los saqueadores de las arcas fiscales del país, no triunfan, sino, donde los buenos son indiferentes.

Así piensan los Oficiales de las FFAA  y  Carabineros de Chile: “ La reserva moral” de la oligarquía farisea sofofa.

Septiembre 8, viernes, de 2017

“…hacemos un llamado a las autoridades de hoy y de mañana a reflexionar sobre esta situación, así como a buscar los consensos que aseguren un actuar político y judicial con visión de futuro, con una justicia sin discriminación, con las garantías procesales a que tienen derecho todos los chilenos…”.

ÓSCAR IZURIETA

JUAN MIGUEL FUENTE-ALBA

Ex comandantes en jefe del Ejército

 

JORGE ARANCIBIA

MIGUEL VERGARA

RODOLFO CODINA

EDMUNDO GONZÁLEZ

ENRIQUE LARRAÑAGA

Ex comandantes en jefe de la Armada

 

FERNANDO ROJAS

PATRICIO RÍOS

OSVALDO SARABIA

RICARDO ORTEGA

JORGE ROJAS

Ex comandantes en jefe de la Fuerza Aérea

 

FERNANDO CORDERO

MANUEL UGARTE

EDUARDO GORDON

GUSTAVO GONZÁLEZ

 

Ex generales directores de Carabineros

Chile vive un nuevo septiembre. Las Fiestas Patrias nos llaman a renovar nuestra fe en el destino que todos aspiramos y que estamos llamados en conjunto a construir. La democracia y las instituciones se han consolidado y se han abierto espacios para seguir progresando. En la construcción de ese Chile que queremos, resulta vital reforzar la paz interna, la amistad cívica, la cohesión social y los consensos políticos.

A este esfuerzo nadie puede restarse. Sin embargo, para las FF.AA. y Carabineros, especialmente para su personal en retiro, se han generado brechas que van separándolas de una sociedad de la cual forman parte. En el último tiempo, ha habido una transgresión a las formas como la política y la justicia enfrentaban el ayer, respecto de las responsabilidades que les pudieran caber a las instituciones y su personal en los hechos del pasado. La manera de lograr el común objetivo de alcanzar justicia, verdad, reparación y asegurar la no repetición de las violaciones a los DD.HH., en el contexto de una justicia transicional, se ha visto afectada, cuando en el plano político y judicial se mira y evalúa el ayer solo con los ojos y criterios de hoy.

La apertura de nuevos procesos, ya no solo vinculados con muertes o desapariciones, sino con denuncias de todo tipo -muy difíciles de probar-; la falta de debido proceso que sufren cientos de militares y carabineros; penas cada día más altas a condenados muchas veces solo por presunciones; el ensañamiento para mantener presos a personas ancianas -que incluso han perdido la noción de lo que sucede-; el anunciado cierre del penal Punta Peuco, que en democracia y por acuerdo político, se construyó para el cumplimiento de penas privativas de libertad; la aplicación unilateral del sistema procesal penal antiguo y de normas con efecto retroactivo, marcan, entre otros aspectos, un importante retroceso de la forma como se actuaba para que este sector de chilenos asumiera sus responsabilidades en un marco de justicia y dignidad propias de una transición.

Es por ello que consideramos grave que al único sector que ha asumido sus culpas en el ayer se lo discrimine tan abiertamente. Por el contrario, los otros actores, activos y pasivos, en la tragedia de antaño, disfrutan de un Chile donde para ellos están todos los caminos y espacios abiertos, sin que hayan respondido por sus propias culpas, que en el caso de los ámbitos políticos y judiciales no fueron ni pocas ni menores. Para qué decir de aquellos que optaron por la vía armada y que ganaron la impunidad.

La situación descrita nos duele y nos preocupa. Cada uno de nosotros, en el ámbito de nuestras responsabilidades y en la época que nos correspondió, contribuimos a un actuar que buscó cerrar las heridas existentes, en el convencimiento de que había una voluntad de considerar el contexto del pasado y hacer racionalmente justa la forma de responder por el mismo. Actualmente, se ha trastocado todo aquello.

Hacemos un llamado a las autoridades de hoy y de mañana a reflexionar sobre esta situación, así como a buscar los consensos que aseguren un actuar político y judicial con visión de futuro, con una justicia sin discriminación, con las garantías procesales a que tienen derecho todos los chilenos y donde se aplique la máxima de “dar a cada cual lo suyo, sin más”. No pongamos en riesgo los logros con tanto esfuerzo alcanzados, manteniendo artificiosamente las divisiones del pasado. Fortalezcamos en vez de debilitar a instituciones fundamentales de la República.

En el mes de la Patria, donde la ciudadanía como siempre mira la historia de Chile y rinde tributo a sus instituciones militares, nos parece legítimo que, después de 44 años, aspiremos a vivir en un Chile reconciliado, que con tanta decisión y valor las FF.AA. y Carabineros han ayudado a construir.

descargaimages

Nuestra Opinión ADDHEE ONG:

A los violadores de los derechos humanos les reiteramos que, según la ley internacional los crímenes de lesa Humanidad no se pueden amnistiar ni aplicar ningún tipo de prescripción. El Gobierno de Chile se comprometió en reiteradas oportunidades a respetarla.

“La  justicia en la medida de lo posible” es una agudeza / una argucia – como la media prescripción-de la clase politicastra, para blanquear los crímenes de lesa Humanidad de la dictadura fascista cívico militar, empezando por el asesinato de Presidente Constitucional de Chile, Salvador Allende Gossens. Además de los latrocinios, saqueos, de las riquezas y bienes del país, cometidos por la taifa cívico militar a partir del infausto 11 de septiembre de 1973, y evidentemente la Constitución / Artilugio 1980, impuesta por los asaltantes del Palacio de la Moneda.

Como colofón, “quien atropella, conculcado la dignidad del ser humano y sus derechos no tiene autoridad moral para hablar en su nombre”.

A la taifa castrense corrupta, saqueadora de las arcas fiscales que asesinó al Presidente de Chile, Dr Salvador Allende Gossens, Comandante en Jefe de las FFAA, que destruyeron el Estado de Derecho, que pisotearon la constitución, que le privaron a la Universidad Chilena de su autonomía, académica, territorial y administrativa, y, le impusieron con el artilugio de 1980 al Pueblo Chileno,  les reiteramos, que a más de cuatro décadas del infausto Golpe Militar ha quedado claramente establecido que el borrón y cuenta nueva, jamás será posible. Y que para fundar una paz perdurable es imprescindible la verdad, la justicia, y la reparación digna, para que nunca más se cometan los crímenes de lesa Humanidad, y así, las futuras generaciones puedan construir el futuro sin miedo, sin mentiras y sin impunidad: Acentuamos que, sin justicias, sin verdad y sin reparaciones dignas, la reconciliación no es posible.

A los que nos desafiaron a publicar el bando militar de marras, de “la reserva moral”, más arriba señalado, nosotros les exigimos que tengan la valentía de informar sobre las victimas desaparecidas durante el golpe de Estado y la dictadura cívico-militar.

Conculcar ideas, matar sueños son crímenes de mentes canijas y extraviadas. A los que defienden a raja tabla el artilugio de 1980 y “la libertad, la democracia y la justicia en la medida de lo posible” impuestas a los oprimidos y marginados, les precisamos que ésta patética realidad  nos enseña que el Estado de excepción en el cual sobrevivimos desde, el infausto 11 de septiembre de 1973, es la regla.

Como la cobardía, la falta de coraje civil es tan grande en el patético modelo de país que impuso la dictadura fascista cívico militar por orden del Capital foráneo y de la oligarquía farisea sofofa y administrada por la burguesía / clase media, pragmática, contemporizadora  / concertación / nueva mayoría, no abrigamos muchas esperanzas de que publiquen estas reflexiones. Especialmente los medios mediáticos mercuriales de (in)comunicación globalizado.

Con esperanza y memoria

Jorge Bustos V

Presidente ADDHEE. ONG

Prof. Galvarino Jaramillo Pflucker

Vicepresidente ADDHEE.ONG

Certificó

Prof.  Moreno Peralta/ IWA

Secretario Ejecutivo ADDHEE.ONG

Valparaíso, 11 septiembre, 2017.

Deja una respuesta