Carta a Camarada Hugo Moreno Peralta

Camarada Hugo Moreno Peralta

Director Cesal.DDR.

Estimado camarada:

Reciban Ud. Cesal y todos los compatriotas que se encuentran residiendo en Alemania, donde recibieron fraternalmente asilo, un cordial saludo y acuse de recibo de carta enviada al Presidente de Chile, de un chileno que supo del calor humano entregado sin reservas por otras patrias como fue el caso de la República Democrática Alemana. Creo que ningún chileno bien nacido con el corazón bien puesto, puede olvidar la acogida sincera y abierta que se nos entrego a todos y a cada uno de los chilenos que pudimos escapar del terror impuesto por la dictadura cívico militar Pinochet, que nos salvaron de la prisión o la vida como fue mi caso, con la cabeza a precio junto a otros dirigentes de izquierda. Ese gesto apreciado camarada Moreno, no se puede ni se debe olvidar. Las declaraciones del Sr. Enrique Correa Ríos no corresponden ni lejanamente a las de un militante socialista. Por lo demás debo agregar que el Sr. Correa no fue ni es militante socialista. Así es que las declaraciones de ese funcionario de gobierno, no roza siquiera al Partido Socialista de Chile, en el que fuera militante el siempre presente camarada Salvador Allende Gossens y si nos llenan de indignación. Nosotros no queremos de ninguna manera nos crean unos malagradecidos y que hemos olvidado la generosa hospitalidad que se nos brindó. Con motivo de celebrar la primera reunión del Comité Central fuera de nuestra tierra, los que logramos escapar, en Berlín Democrático, tuve la gran satisfacción del conocer al compañero Erick Honecker. Fue a dos o tres sesiones del Pleno que llevábamos a cabo, para saludarnos y a ofrecernos su más amplia amistad y simpatía a la lucha que librara el Pueblo de Chile contra la Dictadura feroz y sanguinaria de Pinochet. Un compañero amable y solidario, conocer del drama que vivíamos y nos entrego el techo y los medios para efectuar nuestras reuniones en su patria.

Que sepa el compañero Honecker que no compartimos la mayoría de los chilenos las declaraciones del Sr. Correa Ríos muy por el contrario todos los habitantes bien nacidos de nuestra tierra, abren gustosamente sus brazos, su corazón y su solidaridad para que el querido y respetado compañero Erick Honecker, sepa como se les aprecia y se le agradece por lo mucho que hizo con los compatriotas que recibieron asilo en su país. Es una vergüenza para la gente de esta tierra, las declaraciones de Correa Ríos, pues lo que deseamos justamente es que Chile sea de nuevo “el asilo contra la opresión” como lo dice nuestro Himno Nacional. Reiteramos nuestra decisión de seguir luchando para que el gran y querido amigo de los chilenos, compañero Honecker, pueda vivir en paz y libertad junto a su familia y a sus hermanos chilenos que desean testimoniarle personalmente su simpatía y solidaridad reciproca. Hago llegar mis saludos fraternales a Ud. A Cesal, a los chilenos que viven todavía en Alemania como asimismo a nuestro gran amigo alemán, el compañero Erick Honecker.

San Miguel. Octubre de 1991.

Mario Palestro R.

Diputado al Congreso Nacional.

Partido Socialista de Chile.

Deja una respuesta