Celebración de las fiestas patria, una mentira perenal: 18-19-Septiembre de 1810 – 18-19 Septiembre de 2017

Logo ADDHEE

“La Historia Oficial”:   Sus  historiadores con poca historia y mucho cuento.  Se repite como farsa y después como tragedia…

Al inicio de la enseñanza media, en un liceo coeducacional, un lunes, el rector nos presentó una distinguida visita, el diputado y más tarde Senador de la Republica Alejandro Chelen Rojas, destacado historiador. La ilustre visita empezó su conferencia a los estudiantes y profesores aclarándonos para que nadie se llame a engaño, que no aceptaba que se le encasillara como un “historiador oficial”. Para él “la historia oficial” la impone la oligarquía empresarial farisea agrícola citadina sofofa. “Yo soy un historiador de la historia que hacen los pueblos dignos, luchando por su libertad, para mejorar su destino”.  Así, concluyó los prolegómenos de su conferencia: “La historia oficial”, es una historia muerta. Es mentirosa, porque tiene igual sanción para los mártires / las víctimas y para los verdugos / victimarios. Para los que murieron en la hoguera y para los que la encendieron. Es una historia sin sentido moral, una historia de despropósitos, fatuidades, petulancias, vanidades, desatinos, necedades, agudezas, etc., que rebaja a los pueblos dignos y sus líderes que luchan por la liberación, justificando a los miserables invasores, explotadores del capital foráneo y a sus testaferros traidores, rastreros, administradores de la burguesía / clase media.  A propósito del tema, les hablaré de la historia de la independencia, de las fiestas patria con poca historia y mucho cuento”…

El General Libertador Bernardo O’Higgins Riquelme para quien “ la libertad era un atributo de la naturaleza humana”, en el Acta de la Independencia / Concepción/ 1 de enero 1818- destruida por los militares asaltantes del Palacio de la Moneda y asesinos del Presidente constitucional y Comandante en Jefe de las FFAA, Dr. Salvador Allende Gossens-, precisa, “la resolución de separarse para siempre de la monarquía española, con el respaldo de las fuerzas patriotas y recursos que tienen para sostenerla con dignidad y energía. El territorio continental de Chile y sus islas adyacentes forman de hecho y de derecho un Estado libre, soberano, y queda para siempre separado de la monarquía española y de otra cualquiera dominación con plena actitud para adoptar la forma de gobierno que más convenga a sus intereses”…

E 12 de Febrero de 1818, el General Libertado Bernardo O’Higgins Riquelme, Director Supremo de la República de Chile, argumentaba sobre la importancia de la lucha independentista, en el Primer Aniversario de la Batalla de Chacabuco,  manifestando en sendos manifiestos fundacionales: “La voluntad y las razones de la declaración de la Independencia de Chile, “empezando por su rechazo a la ilegitimidad del derecho de conquista y el uso arbitrario de la fuerza”.  En el Acta de la Independencia de la libre y soberana República de Chile, en los manifiestos antes señalados, dirigido a los pueblos y sus gobiernos del mundo, se precisan las razones de la independencia de Chile: “Por la felicidad del género humano ha pasado aquella época tenebrosa en que mientras los sabios de Europa lamentaban la situación de las colonias americanas, constituía en nosotros un crimen quejarse aún del recuerdo infausto de la conquista, sino fuese para elogiar el sangriento brazo de los usurpadores”…

Los manifiestos acusan a la España Monárquica, “la Madre Patria” de haber invadido al Continente Americano en busca de oro, usando y abusando de pretextos religiosos que nunca tuvieron mayor importancia frente a la fiebre de riqueza. La España Monárquica invadiendo nuestras costas al pretexto simoniaco de una religión profanada por los pseudos apóstoles, que para predicarla buscaban las vetas de los cerros como el cirujano la vena para inyectarla. Denunciamos reiteradamente el etnocidio de los pueblos indígenas y la destrucción de sus culturas, porque el colonizador los veía como la raíz de la resistencia ya que se prolongaba y prolongaba: “ Ese miserable resto de  ´indios’ que ha podido sobrevivir a tantos millones de muertes y que agrupados en diversas tribus errantes como los montones de arena en el desierto, conserva en sus elegías los factos de su triste persecución”. No se está acreditando su repugnancia al yugo de los opresores en esa maldita guerra discontinua que mantiene siempre en movimiento la frontera de nuestras poblaciones. Constatamos la existencia de un doble repudio a la dominación española en que se unen indígenas y criollos / mestizos a pesar de las persecuciones… ¿Qué argumento pues podría deducir en su favor la España Monárquica ante los indígenas y su repulsa por la mayoría de los hijos de los conquistadores, criollos/ mestizos en que pudieron abrir los labios sin temor a que se los cerrasen con una tenaza encendida. El manifiesto del General Libertador Bernardo O’Higgins Riquelme, asume el derecho a la libertad como un atributo de la naturaleza humana. Hace un símil con la libertad de que gozaban los indígenas antes de la conquista, comparándola con la que han obtenido los patriotas y también la brutal opresión en que se batían unos sobre otros, “todo empeño de la tiranía jamás ha podido ni podrá combatir este derecho de la naturaleza, acentuaban el General Libertador Bernardo O’Higgins Riquelme. “Con la fuerza de él, componemos una asociación tan libre como la de los antiguos aborígenes oprimidos. Pero la España no es menos cruel con nosotros que con ellos, siempre consecuente a sus planes de muerte y de desolación ha consumido en nosotros por medio de su legislatura, todos los errores que apuró la madre patria en la conquista. “Denunció el padre de la patria chilena general O’Higgins Riquelme :  “ la cacareada legislatura de Indias” – hasta nuestros días en la España profunda de la Monarquía franquista de vive afirmando que los conquistadores llegaron a India-,  remarca el papel auxiliar de los curas doctrineros  por parte de los conquistadores, porque algunos de ellos como el sacerdote Bartolomé de las Casas denunció ante la Monarquía, que “ el régimen de encomiendas”, era una forma inhumana de explotación y de esclavitud…

 

El Padre de la Patria General Libertador Bernardo O’Higgins Riquelmeemancipacion

Precisa: “No vamos a hablar del código de indias, dictado para instruir a los neófitos de la esclavitud bajo el feudalismo eclesiástico de los doctrineros y el señorío,  inhumano de las encomiendas. En chile ya no existe, ya no tiene vida alguna civil esa porción abyecta sobre quienes recopilaron los crueles decretos de las Isabeles, los Fernandos, los Felipes y los Carlos. Pueblos más ilustrados se sustituyeron a esa devastación para que gravitasen en ello con más sensibilidad los más de tres siglos de infamia que no han precedido. Las provincias hermanas que antes que nosotros se han constituido en Estados independientes, libres y soberanos, también han expuesto al juicio de las naciones. El cambio extenso de esa desgracia, que ellas mismas habían mirado con tanto asombro como nuestro sufrimiento y  unos se han excusado del trabajo de trazarles cuanto ha sido el universal acto de opresión y depredación de todos los males de una servidumbre estudiada y sostenida por todos los conventos del fiero despotismo”.  Concluye el manifiesto: es queja económica de los criollos / mestizos agobiados por el monopolio comercial y el saqueo de las riquezas del Continente Americano. ¿Aún tendremos tiempo de cancelar la hipoteca otorgada por las alhlajas entregas por doña Isabel para financiar la expedición de Colón? ¿Aun seremos deudores de los millones que en oro, plata, etc. que se han exportado a Madrid?

“La madre Patria” la monarquía española del siglo XVI.

España era la nación más atrasada de Europa. A la reforma y al renacimiento, la España profunda monárquica opuso el absolutismo y la inquisición. ¿Qué podría ofrecerle a las colonias americanas? ¡NADA!: No tenían para sí mismo ni arte, ni ciencia, ni cultura, intelectual ni moral, sólo imponía un brutal fundamentalismo religioso a través de la inquisición. Al bárbaro colonialista español sólo le interesaba mantener a las colonias en el embrutecimiento del vasallo para explotarlas y alimentarse con el sudor de la sangre “sudaca” de ellos, su perezosa vidorria  y su sagrada siesta. La España profunda monárquica que no sentía correr por sus venas principio alguno de vida y de regeneración ¿Qué podría dejarles de herencia a los Pueblos Americanos? : Una civilización decrépita y degenerada, ignorante, costumbres semi-bárbaras y un catolicismo fundamentalista inquisorial retrograda en vez de la semilla fecunda del cristianismo basado en el respeto de los evangelios y su preocupación por los oprimidos. Las colonias del continente americano estaban más atrasadas que la mal llamada “madre patria”, circunvalados por un sistema prohibitivo, con la funesta inquisición en su seno, vegetaban en las tinieblas. El poder monárquico y la jerarquía católica se daban la mano para sofocar toda chispa de luz que podía iluminar su inteligencia para que afectara el proceso de dominación y explotación. ¿Qué se podría esperar de la monarquía española absolutista, parasita? : Inquisición y barbarie fundamentalista, religiosa. Saqueo y destrucción de los Pueblos Indígenas, Americanos y sus culturas. Casi cien millones de vida fue el costo que tuvimos que pagar por la llegada del infausto colonialista español a nuestro continente. ¿De qué fiestas patrias, de que independencia hablan “los historiadores oficiales”, los medios mediáticos mercuriales globalizados por orden de la oligarquía empresarial farisea sofofa apátrida? ¡Basta ya de eufemismo y de mentiras! Como colofón precisamos la junta de Gobierno de 18 de septiembre de 1810, organizada por los españoles residentes que regían/ administraban la colonia chilena y sus testaferros los criollos / mestizos, tuvo como único objetivo reiterar su lealtad a la monarquía española y luchar contra Napoleón que había ocupado España y que tenía preso en Francia a su rey Fernando VII: ¡Sapere Aude!

 

colon llegada

 

 

Con esperanza y memoria

Prof. Moreno Peralta / IWA

Secretario ejecutivo ADDHEE.ONG

 

 

Deja una respuesta