Colombia. Sobre la extraña entrevista de Revista Semana entre Ernesto Devia y Salud Hernández: Las matrices de opinión de la derecha empresarial/financiera colombiana.

Colombia. Sobre la extraña entrevista de Revista Semana entre Ernesto Devia y Salud Hernández: Las matrices de opinión de la derecha empresarial/financiera colombiana.

Por Wilmar Harley Castillo Amorocho

Para: Perioluisca@gmail.com, el salmourbano@gmail.com, ediciones americalibre@gmail.com

Uno de los medios nacionales colombianos de la derecha, Revista Semana (1), publicó en su cuenta de Youtube el pasado domingo 16 de enero del presente año, la entrevista hecha al jefe político de las Fuerzas Armadas Revolucionaras de Colombia (FARC) en el departamento de Arauca, Ernesto Devia Casanova, a cargo de Salud Hernández. Llama la atención los temas abordados en la entrevista, sin ignorar el estilo acusador y de explícito interés de Salud que encamina el diálogo hacia su matriz de opinión.

El primero de los asuntos que se abordó fue la guerra que se desarrolla desde inicios de enero con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) en el territorio araucano. Aquí resalta no solo la versión de estas FARC en la confrontación (que el causante sería supuestamente el ELN con cierta complicidad del Estado colombiano), sino la aprobación de Ernesto Devia a la tesis de la periodista Salud Hernández de que esa organización subversiva busca generar las condiciones, por medio de la guerra, para que llegue un “mesías” al gobierno nacional que ayude a solucionar dicha guerra. Cabe resaltar que en esta tesis es mencionado directamente Gustavo Petro del Pacto Histórico por parte de Salud.

En este conflicto social y armado, las elecciones han sido gotas de gasolina que avivan el fuego. A través de matrices de opinión, análisis políticos, propuestas políticas, se quitan los cueros que ocultan la lucha de clases, se realza la derecha junto a sus aliados del “centro”, toma más vuelo la idea de “los extremos se encuentran” para deslegitimar a la izquierda y afianzar disimuladamente a la derecha. En fin, se pone a la luz los agarrones y posturas políticas del Estado, los gremios económicos, el movimiento social y el universo de la izquierda y por supuesto, el conflicto armado no queda afuera de esta coyuntura.

Afirmar en esta entrevista la tesis de una complicidad extraña entre Petro y el ELN es reproducir la matriz de opinión contra las alternativas políticas que se oponen al orden social vigente.

El segundo tema es el de la negociación en La Habana, la cual, según Ernesto Devia, se hizo de espaldas contra la mayoría de las FARC. También afirma que se excluyeron a los críticos de ese proceso incluyéndolo a él. Al entrevistado no les interesa empezar otra negociación con el gobierno nacional, por el contrario, menciona realizar una “Discusión nacional” que logre el “desarrollo y la reconstrucción del país”.

Pero sin mayor abordaje que la mera mención de esta proposición, en parte por el desinterés de Salud en ahondar sobre el tema, hace abrir más los ojos por la sorpresa del nombre y del alcance intersectorial que este denota y más cuando lo que se quiere es un desarrollo y una reconstrucción nacional, lo que despierta algunas preguntas: ¿Cómo sería la discusión? ¿quiénes participarían? ¿cuáles son las reglas de juego para el debate? ¿cuáles serían los temas? ¿cuáles serían sus tiempos? ¿dónde se desarrollaría? ¿cuál sería el papel de la comunidad y organismos internacionales? Estas y otras dudas surgen de inmediato con una propuesta que suena interesante, porque me atrevo a decir que responde a un método contrario al implementado en La Habana donde se destacó la deliberación entre dos actores en conflicto (FARC-EP y gobierno nacional del expresidente Juan Manuel Santos) mientras que la participación del resto de la sociedad se limitó a foros, comisiones e informes que se usaron como insumos para el documento final del acuerdo; sin olvidar que el ELN también habla de la participación del conjunto de la sociedad para la solución política del conflicto armado. Amanecerá y veremos.

El periodismo poco saludable de Salud

Esta representante del periodismo mediático/enajenante de derecha, aquel que defiende el modelo económico capitalista, su normatividad, institucionalidad, valores e intereses; se ha caracterizado por eso y por su estilo bravero de entrevistar y opinar sobre los acontecimientos que ocurren en Colombia. Basta con hojear una parte de su trayectoria periodística expuesta en el artículo “El lado oscuro de la periodista Salud Hernández Mora” escrito por Dick Emanuelsson en Resumen Latinoamericano (2).

El autor recuerda que Salud escribió el prólogo del libro “Mi Confesión” del exjefe paramilitar de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Carlos Castaño; fue asesora electoral del Partido Popular de España, asesora de la primera campaña del expresidente español José María Aznar, además de ser parte de campañas de contrainteligencia del extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) de Colombia, institución que ayudó a la persecución y asesinato de sectores críticos al régimen narco-paramilitar de Álvaro Uribe de común acuerdo con el régimen de Estados Unidos.

Su trabajo en Colombia y Europa tiene de fondo a la Niña, la Pinta y Santa María, que bajo la protección de los reyes modernos de traje, dispara veneno contra estos pueblos con sus cañones virtuales e impresos.

Para terminar

Dos aspectos de este tema generan cosquilla y otro insomnio. El primero, es la clara alineación de los dos personajes de la entrevista con la matriz de opinión en contra del Pacto Histórico y lo que representa para el amplio pueblo colombiano en materia de alternativa política, que en esta oportunidad electoral se jugará la presidencia y la Cámara de representantes. Además en esta misma matriz de opinión se muestra al ELN como “parte de la campaña” de uno de los candidatos presidenciales del Pacto Histórico hacía la Casa de Nariño.

El segundo aspecto es la Revista Semana y Salud Hernández, fichas en la disputa de sentido a favor del modelo económico capitalista. Este medio ha fortalecido el estilo de opinar e informar “sin tapujos” para imponer su sentido de la lucha de clases. Este triángulo me recuerda la entrevista hecha a Carlos Castaño por Claudia Gurisatti para el programa La Noche del canal NTN24, portavoz internacional del emporio mediático Radio Cadena Nacional (RCN) que plasma en sus contenidos la postura política de la familia empresarial oligarca Ardila Lule.

Entonces se alinean en esta entrevista dos actores del conflicto social y armado colombiano en la matriz mediática antiizquierda, para minar la imagen de un actor político en la actual campaña electoral que se estrecha fuertemente, con aquella idea trasnochada del régimen colombiano de relacionar todo lo que esté en el mundo alternativo, popular y de izquierda con la insurgencia para justificar montajes judiciales, campañas de estigmatización y asesinatos selectivos contra liderazgos sociales y defensores/as de Derechos Humanos y del entorno ecológico.

El tercer elemento que quita el sueño es el marco general que envuelve el tema de este artículo y al resto de acontecimientos y actores en el país, es decir, la perpetuación del conflicto social y armado. A la ola de acontecimientos recientes (Paro Nacional, encarecimiento de la vida, devaluación del peso, guerra, escándalos de corrupción a nivel de gobierno nacional, etc.) se le suma la guerra contra el pueblo organizado bajo amenazas, asesinatos y montajes judiciales en los territorios donde existen fuertes intereses económicos de megaproyectos, monocultivos y narcotráfico.

La oligarquía empresarial/financiera colombiana sigue demostrando que no tiene intención de entregar el poder al pueblo explotado enajenado, marginado, aferrándose a su aparato estatal y paraestatal con tal de no soltar un milímetro su hegemonía nacional.

Ñapa: Mientras redactaba este artículo, la sede de las organizaciones sociales y Derechos Humanos del Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro oriente colombiano, en el municipio de Saravena del departamento Arauca fue blanco de un carro bomba en la noche del miércoles 19 de enero del presente año, a cargo del frente 28 de las FARC.

Lo subrayado/interpolado es nuestro



“Colombia. Sobre la extraña entrevista de Revista Semana entre Ernesto Devia y Salud Hernández: Las matrices de opinión en la derecha”.

“Los pueblos sin memoria histórica nada significan, ni nada valen. Hay que honrar a aquellos seres humanos que dieron sus vidas y su existencia por dar contenido, forma y perfil a nuestras nacionalidades”. Dr. Salvador allende Gossens. Presidente de Chile/ Congreso de la Unión .México/ 1/12/1972: Camilo Torres Restrepo, sacerdote, sociólogo, profesor  de la Universidad  de Lovaina/Bélgica.

“De la misma manera que el General Libertador Simón Bolívar Palacios y Blanco promulgó el decreto de guerra  a muerte en la lucha emancipadora, nosotros  debemos hoy asumir también el legado libertario de  guerra a muerte, aceptando todo lo que sea revolucionario, venga de donde viniere y  combatiendo todo lo que sea  anti revolucionario, venga también de donde viniere” Camilo Torres Restrepo. Fundador de la Teología de la LIberacion, asesinado el 15/2/1966, en  san Vicente de  Chucuro/ Colombia,  por las fuerzas armadas colombianas cipayas /mercenarias/ de la oligarquía empresarial /agrícola/financiera/ y farisea  del capital buitre foráneo.

“Yo he dicho que soy revolucionario como colombiano, sociólogo, cristiano  como sacerdote. La revolución  ha sido  desgraciadamente prostituida, especialmente muchos que pretenden ser revolucionarios. Se ha utilizado esta palabra con ligereza como  una  afición, sin un verdadero respeto y sin verdadera profundidad…”

“Rechazo el sistema capitalista basado en la mentira generalizada, el odio, la destrucción, la violencia imperialista, la guerra. Las generaciones de los 60 exigen respuestas concretas, urgentes”. Seminario superior/ Licenciatura/ Universidad del Norte Chile – desaparecida por la dictadura cívico militar chilena-, : “ El sacerdote Camilo Torres Restrepo y el Dr. Ernesto Guevara de la Serna y la violencia en América Latina”.

“Los socialistas marxistas y los cristianos de la Teología de la Liberación, del evangelio de Cristo, no son colonizadores ni  colonizados de ningún imperio”.

Como colofón concluimos que la libertad por la que luchó  hasta su muerte física el sacerdote Camilo Torres Restrepo, no haya sido en vano. Ella siempre ha existido, unas veces como privilegio de algunos mercachifles/financistas fariseos, otras veces como derecho por conquistar por la mayoría de los pueblos marginados, explotados a y enajenados en el sistema capitalista salvaje.

Prof. Moreno Peralta /IWA

Secretario ejecutivo Addhee. Ong

Deja una respuesta