COMUNICADO PÚBLICO EN RECHAZO AL MEGAPROYECTO SUBESTACION NUEVA IMPERIAL, METRENCO Y LINEA DE ALTA TENSIÓN

COMUNICADO PÚBLICO EN RECHAZO AL MEGAPROYECTO SUBESTACION NUEVA IMPERIAL, METRENCO Y LINEA DE ALTA TENSIÓN

Las comunidades mapuches de Nueva Imperial movilizadas en contra de la construcción de la subestación Nueva Metrenco, Línea de alta tensión Metrenco-Imperial y subestación Nueva Imperial manifestamos a la opinión pública nacional e internacional lo siguiente:

Expresamos nuestra más tajante y enérgica oposición a este megaproyecto, que comienza con la Subestación eléctrica Metrenco en el Lof Metrenco, continuando con la instalación de torres de alta tensión que pasan por Metrenco, Makewe, Rengalil, Boroa, hasta llegar al territorio ancestral de la Comunidad Triweche en donde se está instalando actualmente la subestación eléctrica Nueva Imperial. Nuestra férrea postura en contra se debe a que este proyecto significa una nueva INVASIÓN al territorio Mapuche y un nuevo DESPOJO hacia nuestra gente, además de NO CUMPLIR LAS LEYES vigentes relacionadas con el trato a nuestro Pueblo Mapuche ni con las leyes medioambientales chilenas.

El presente proyecto no sólo se contrapone a nuestra forma de vivir como mapuche, de respeto y convivencia plena con la naturaleza (Itrofil Mogen) y de búsqueda del buen vivir en el más amplio sentido de la palabra (Kume Mogen), sino que también transgrede gravemente la ley, violando la legislación y la institucionalidad del Estado de Chile.

Lo primero se manifiesta porque este proyecto nace y pasa por diversas comunidades mapuche en donde habitan personas con alto grado de vulnerabilidad y pobreza, aprovechando esta situación para imponerse, destruir e intervenir espacios de importante significación cultural mapuche, como es el caso de cementerios (Eltun), Lugares de rogativa (Nguillatuwe), vertientes (Menoco), Canales naturales (Mallin), bosque nativo (Mawizantu) y además pasando muy cerca de casas y caminos en donde la radiación electromagnética y el ruido afectarán gravemente y para siempre las vidas de las personas y animales provocando enfermedades tales como cáncer cerebral, leucemia y trastornos psicológicos como insomnio, estrés, ansiedad entre otros.

Y por otro lado específicamente el proyecto Subestación eléctrica Nueva Imperial, pasa por alto la legislación chilena vigente, dando muestras concretas de que los servicios del propio estado no están respetando su legislación. Esto se aprecia debido a que la Empresa a cargo del proyecto (BESALCO S. A) presentó una consulta de pertinencia al Servicio de evaluación ambiental regional (SEA) a fin de solicitar un pronunciamiento sobre la necesidad que tiene este proyecto de ser sometido al sistema de evaluación de impacto ambiental (SEIA).

El Servicio de evaluación ambiental regional consideró que no era necesario realizar un estudio de impacto ambiental. Con esta decisión, se impide a la comunidad solicitar la realización de una consulta ciudadana e indígena sobre el proyecto, acallando completamente a la población y las comunidades mapuche que se encuentran dentro del área de influencia del proyecto.

Este dictamen pasa a llevar de manera aberrante la ley 19.300, en donde se plantea claramente en el Art 10 y Art 11 la necesidad de un estudio de impacto ambiental en toda subestación eléctrica con tendido de alta tensión (art10) y siempre que un proyecto genera “alteración significativa de los sistemas de vida y costumbres de grupos humanos” (art11). Por otro lado, en lo concerniente a nuestro pueblo mapuche, la misma ley en su artículo 4 plantea que los organismos ambientales del estado deben propender la adecuada conservación y fortalecimiento de las comunidades y personas indígena de acuerdo a la ley y los convenios internacionales vigentes.

Es por esto que responsabilizamos la directora regional del SEA, Andrea Flies Lara, quien autorizó por su propia mano las obras sin respetar la legislación que rige su propio actuar como funcionaria pública.

Además, responsabilizamos al alcalde de la comuna de Nueva Imperial, Manuel Salas, ya que estando al tanto de que el proyecto no contaba con ningún estudio de impacto ambiental ni una consulta indígena, y sabiendo que estese instalará en territorio ancestral afectando a múltiples comunidades mapuche, autorizó de todas formas el inicio de las obras en marzo del 2020 en medio de una pandemia.

También responsabilizamos a todos los organismos que estaban al tanto de esta irregular situación: Superintendencia del Medio ambiente, Intendencia, Gobernación, Seremi del medio ambiente y CONADI de la región de la Araucanía, solicitando a sus máximas autoridades hacerse cargo del tema.

Aquí se observa claramente el doble discurso y la actuación de mala fe de autoridades políticas, comunales y regionales. Ya que sabiendo que están situados en una región que sólo hace un siglo fue invadida y usurpada por el estado de Chile, se niegan a respetar y pasan por alto los acuerdos que el propio estado ha firmado, como es el convenio 169 que en su Art 2 establece claramente “Los gobiernos deberán asumir la responsabilidad de desarrollar, con la participación de los pueblos interesados, una acción coordinada y sistemática con miras a proteger los derechos de esos pueblos y a garantizar el respeto de su integridad”.

Finalmente reafirmamos nuestra inmutable decisión de no aceptar la instalación de ninguna de las tres obras que se describen anteriormente y exigimos la paralización inmediata y el retiro de la empresa en el más breve plazo. También declaramos el abierto apoyo a las demandas de los presos políticos Mapuche que llevan más de 90 días en huelga de hambre. En este sentido hacemos un llamado a todas las comunidades Mapuche a estar unidos, informados y organizados con el fin impedir el saqueo inescrupuloso de empresas, en muchos casos, coludidos con políticos que buscan su propio beneficio. Llamamos a movilizarse para proteger nuestra Ñuke Mapu (Madre Tierra) que tantas veces ha sido afectada con promesas de progreso y riqueza que finalmente terminan en la destrucción de nuestro hábitat, despojo para el pobre y con riqueza sólo para unos pocos.

¡¡¡AMULEPE TAIÑ WEICHAN!!!

Viernes 7 de agosto 2020. Región de la Araucanía, Nueva Imperial.

Deja una respuesta