Conferencia Internacional 11 de Septiembre de 1977.       Valparaíso, 11 de Septiembre de 2019.

Conferencia Internacional 11 de Septiembre de 1977.       Valparaíso, 11 de Septiembre de 2019.

Aún tenemos patria:

Recuperemos el Chile del General Libertador Bernardo O’Higgins Riquelme y del compañero presidente Dr. Salvador Allende Gossens:

Chile, se ha salvado por un principio y por un ser humano – leal, sabio, consecuente, librepensador, honesto, heroico, de coraje civil sin límites-: el principio es la Republica socialista y el ser humano es el compañero presidente Dr. Salvador Allende Gossens, un luchador social, el Prometeo del Pueblo Chileno*.

*Parafraseando al genial escritor Víctor Hugo, al referirse al Presidente de la Republica de México, Lic. Benito Juárez García.

“Que lo sepan, que lo oigan, que se les grabe profundamente, defenderé esta Revolución Chilena y defenderé el Gobierno Popular, porque es el mandato que el Pueblo me ha entregado, no tengo otra alternativa, sólo acribillándome a balazos podrán impedir la voluntad, que es hacer cumplir el programa del Pueblo” 4/12/1971. Estadio Nacional, Santiago/Chile.

Trabajadores de mi patria, tengo fe en Chile y su destino, superaran otros hombres este momento gris y amargo en que la traición pretende imponerse:

“¡Viva Chile!, ¡Viva el pueblo!, ¡vivan los trabajadores!.

Estas son mis últimas palabras, y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que, por lo menos, será una lección moral que castigara la felonía, la cobardía, y la traición”. Dr. Salvador Allende Gossens, presidente de Chile, Palacio de La Moneda, 11 de Septiembre de 1973.

El infausto 11 de septiembre de 1973, murió físicamente el compañero presidente Dr. Salvador Allende Gossens, mártir de la democracia, asesinado por orden del régimen de los Estados Unidos y ejecutado por las Fuerzas Armadas y de orden, y la oligarquía empresarial farisea sofofa, con la complicidad de los politicastros: Agustín Dunny Edwards Eastman – dueño del diario El Mercurio- , Eduardo Frei Montalva, Patricio Aylwin Azócar, etc.

La muerte digna, heroica, del compañero presidente Allende Gossens – murió combatiendo 5 horas contra sus asesinos, los militares fascistas asaltantes el servicio del capital buitre foráneo, lo enaltece ante su Pueblo y la conciencia crítica de la Humanidad. El fiscal estadounidense, Eugene Propper –  informado por el agente del FBI/CIA Robert Scherrer -, en su libro laberinto, puntualiza “los militares presentaron la muerte del Presidente Allende Gossens como “un suicidio” para matar el mito de que su heroica lucha sea bandera de la juventud y de la Clase Trabajadora por la libertad y la democracia”…

El montaje del suicidio, impuesto primero por la dictadura cívico militar, y más tarde por la justicia “en la medida de lo posible”, cerró la investigación con un sobreseimiento total definitivo habiendo diligencias pendientes, una sentencia prevaricadora.

El compañero presidente Dr. Salvador Allende Gossens, ¡NO SE SUICIDO! El Dr. Luis Ravanal Zepeda recibió el premio BestScientificPresentationAward, distinción entregada a la mejor presentación en el Congreso Mundial de Medicina Forense, realizado en Seúl/Corea del Sur , Octubre 2014

En el marco del legado Allendista, hay que recuperar la memoria histórica, porque “un Pueblo sin memoria nada significa y nada vale. La “historia oficial” se repite como una farsa y luego como tragedia”.

Las Fuerzas Armadas – la reserva moral de la sofofa -, fueron y son instrumentos represivos al servicio del capital buitre foráneo y de su testaferra oligarquía empresarial farisea sofofa. El golpe militar que derrocó el gobierno Popular que presidia el compañero presidente Dr. Allende Gossens, destruyó el Estado de Derecho, clausuro el Congreso, pisoteó la constitución y la autonomía universitaria – desapareció dos universidades: la Universidad del Norte/Chile y la Universidad Técnica del Estado –  e impuso un régimen militar fascista. La muerte física, en combate del máximo líder del Pueblo del general Libertador Bernardo O’Higgins Riquelme y del compañero presidente Allende Gossens, miles de sus partidarios siguieron la misma suerte. Se institucionalizo el terror y la persecución  política, se abrieron campos de concentración y miles de patriotas chilenos fueron impulsados/empujados al exilio, se perpetuó el Estado de sitio y el toque de queda, se declaró el Estado de Guerra interno y se impuso como rectores de las Universidades Chilenas a militares que ni si quiera habían pasado por una aula universitaria.

El régimen fascista cívico militar se caracterizó desde sus primera medidas por su absoluta vinculación a los intereses del capital buitre foráneo nacional/el de la sofofa e internacional, de las empresas depredadoras multinacionales, especialmente estadounidenses y sus bancos especuladores/usureros.

En el marco de la ley humana y de su primer precepto, el pensar, y el segundo precepto, de realizar lo pensado honesta y consecuentemente, cada día, recordamos al querido compañero presidente Dr. Salvador Allende Gossens, un ser humano que atesoraba el valor moral, el recto sentimiento del deber, que condicionaba su dignidad. No perseguía recompensa ni le arredraban la oposición a sus planteamientos, recibía con “serena firmeza y viril energía” el contraste y con prudencia la victoria, era el primero en aceptar las responsabilidades de sus propios hierros y rehusaba la complicidad en los errores ajenos. Soló el valor moral puede sostener a seres humanos, como el compañero presidente Dr. Allende Gossens que impenden su vida en la lucha – “luchar es vivir, – por sus ideas y sus sueños ascendiendo al heroísmo. Las fuerzas morales no son virtudes de catálogo, sino moralidad viva.  El compañero presidente Allende Gossens, admiraba a los libertadores generales Bernardo O’Higgins Riquelme y Simón Bolívar Palacios y Blanco. De este último ser humano, le escuché más de una vez, que “el poder político sin virtud es un abuso y no una facultad”. Dichoso los pueblos de nuestra Patria Continente, América Latina y el Caribe, si los jóvenes de la nueva generación, descubren en sí mismos, las fuerzas necesarias para sacar a sus países sumidos en la inmoralidad, la corrupción, la injustica social, y la impunidad, etc. cuando se obstruye a una sola persona el camino de toda sus posibilidades hay injustica en la nación. Todo privilegio en favor de una casta/clase social, partido, sexo, o grupo, coaccionado en oposición a la mayoría, es un residuo de barbarie violatoria a la Justica Plena.

Por lo antes dicho yo creo que la experiencia de la Vía Chilena al Socialismo debe ser conocida tal como fue, con sus grandezas, sus debilidades y traiciones. Evidentemente la plutocracia empresarial cesarista sofofa y sus testaferros las taifas castrenses politicastras y los medios mediáticos mercuriales, corruptos, carecen de autoridad alguna para criticar al Gobierno Popular que encabezara el querido e inolvidable Dr. Salvador Allende Gossens.

En el Chile virtual de la plutocracia cesarista sofofa y sus testaferros las taifas castrenses y politicastras corruptas, herederos y administradores de la infausta herencia de la dictadura fascista cívico militar, lo que antes era signo de infamia o cobardía, hoy tórnase título de pillo/delincuente. Lo que otrora mataba, ahora vivifica, como si hubiese una aclimatización al ridículo, sombras envilecidas se levantan y parecen individuos. La improbidad se impone y ostenta en los medios mediáticos mercuriales de (in) comunicación globalizados en vez de ser vergonzante y pudorosa.

Lo que en la Patria digna soberana, culta, y solidaria del general libertador Bernardo O’Higgins Riquelme y del compañero presidente Dr. Salvador Allende Gossens se cubría de vergüenza, hoy en la arcadia mercurial de la sofofa, el Chile virtual, cubrese de honores, la libertad, la democracia, y la justica “en la medida de lo posible” constituyen un espejismo como todas las abstracciones que pueblan la mente de los individuos enajenados y forman el capital de los mendaces mercachifles fariseos sofofos. Los que no naufragan desesperados por la corrupción, depravación, impunidad, la indigencia educacional/cultural, encollan con el trabajo rutinario embrutecedor. La verdadera desesperanza queridos estudiantes, militantes del Movimiento Socialista Allendista, de la mayoría del Pueblo Chileno, no nace ante una obstinada adversidad, ni en el agotamiento de una lucha desigual, proviene de que no se  perciban más las razones para luchar, e incluso, de que no se sepa si hay que luchar. El pesimista, desesperanzado burgués de clase media, socialdemócrata o demócrata cristiano que no entiende que estar vivo, no es vivir, en su vidorria ve todo negro, ni las drogas , el peloteo, el rock and roll, la tele basura lo han podido sacar de su marasmo.

La solución es unas refinada de acción purificadora, despertadora, desalienante que sacuda la voluntad a tantas gentes enajenadas. La primera condición es que el pueblo se dé soberanamente una nueva constitución. El artilugio de 1980, la constitución impuesta por la dictadura cívico militar fascista es impura, fraudulenta, una aberración en materia jurídica e ilegítima en su aprobación y antidemocrática en sus conceptos para destacados expertos en Derecho Constitucional, un vergüenza nacional e internacional para un pueblo sometido, pisoteado por la bota corrupta castrense.

A partir de la nueva constitución, sancionada soberanamente por el Pueblo Chileno, podemos, debemos darnos un modelo de sociedad a escala humana, socialista, en el irrestricto respeto por la dignidad, los Derechos Humanos y del entorno ecológico, o continuar hundiéndonos en la barbarie del capitalismo salvaje, la tiranía más despótica, perversa, degenerada, y desalmada que imponen los mercachifles dueños de la celestina universal la empresas depredadoras multinacionales y sus bancos especuladores/usureros.

Con esperanza y memoria, que otro mundo/con otra sociedad, y con un  irrestricto  respeto la dignidad y los Derechos Humanos y el entorno ecológico es posible, concluyo esta conferencia con dos reflexiones que siempre están presentes en nuestra lucha por la recuperación de nuestra patria:

“No aceptemos lo habitual/rutinario, como cosa natural, puesto que en tiempo de confusión generalizada, corrupción, impunidad, de arbitrariedad consciente deshumanizada, nada debe parecer imposible de cambiar”…

“Los que no tienen el valor de sacrificarse han de tener a los menos el pudor de callar ante los que se sacrifican”. Lic. José Martí Pérez.

Prof. Moreno Peralta/IWA

Secretario Ejecutivo ADDHEE.ONG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *