CORRUPCION Y JERARQUIA ECLESIAL EN CHILE. “La decadencia moral/ espiritual existente en Chile es profunda: ¿Dónde está el amor a Dios? Ha sido reemplazado por el amor al dinero, el dios de los mercaderes fariseos sofofos”

Logo ADDHEE para cambio                      

CORRUPCIÓN  Y  JERARQUÍA  ECLESIAL EN CHILE.

“La decadencia moral/ espiritual existente en Chile es profunda: ¿Dónde está el amor a Dios? Ha sido reemplazado por el amor al dinero, el dios de los mercaderes fariseos sofofos”

________________________________________________________________________

Prolegómenos: Nuestra Organización No Gubernamental hace llegar a SS. Francisco, Papa de Roma y RP. Arturo Sosa Abascal SJ, Superior General de la Compañía de Jesús, Roma/ Italia, el trabajo adjunto del destacado jurista de los Derechos Humanos y militante ejemplar de la Iglesia de los Pobres, del Evangelio del Cristo y de su Doctrina Social, abogado Alejandro Guzmán Barbé. Este brillante ensayo, me recordó las palabras de Thomas Jefferson: “He jurado ante el altar de Dios hostilidad eterna, contra toda forma de tiranía sobre la mente de la persona”.

Al igual que ayer, yo creo y confío que la Compañía de Jesús, precursora de la Independencia del Continente Americano, liberará a la Iglesia de Cristo y a la Humanidad, de los problemas que el perverso, inmoral e inhumano sistema capitalista salvaje globalizado: “El nuevo Orden Mundial”, las Piedras Guías de Georgia/USA, le ocasionan a la Iglesia de los pobres de Cristo, y a la Humanidad. Con esperanza y memoria. Prof. Moreno Peralta/IWA. Secretario ejecutivo ADDHEE.ONG

______________________________________________________________________

imagen_3512

Ha comenzado a explotar en la jerarquía eclesial de la Iglesia Católica una serie de hechos de connotación  homosexual que provocan gran indignación en la ciudadanía, en la feligresía.

Se ha abierto una puerta que permite conocer que una putrefacción ha hecho presa en una cantidad de sacerdotes que, felizmente, no constituyen la mayoría del clero. Hay muchos sacerdotes intachables y muy ajenos a este tipo de corrupción.

Uno puede preguntarse el porqué de lo que pasa, el porqué de este tipo de corrupción, debiéndose coincidir que los factores que han inducido a esto son múltiples.

Quizás el más antiguo de ellos es el celibato impuesto al sacerdocio desde hace bastantes siglos.  Jesús, al fundar la Iglesia Católica, no lo instituyó.  Muchos de los Apóstoles eran casados, tenían mujer. Sabemos que algunos siglos después el Vaticano lo impuso.

Sobre esto cabe expresar que el hombre y la mujer han sido creados por Dios con instinto sexual y el mismo ha dicho que el  ser humano debe multiplicarse. Por tanto no nos encontramos con una función pecadora que puede ofender al  Creador. Lo que lo ofende es el mal uso del sexo, y  la fornicación. Prosiguiendo, la abstención de la actividad  sexual constituye un hecho que va contra la naturaleza del ser humano, contra la propia función sexual que Dios le ha dado a todo ser humano. Es del caso agregar sobre esto que el celibato es una realidad,  pero que no todos  lo  tienen y no lo pueden tener por cuanto es un don que  Dios da. En consecuencias debe permitirse, que los sacerdotes que no pueden permanecer célibes, se puedan casar.

Ahora una de las formas de neutralizar las conductas homosexuales, al menos en gran medida, sería un control estricto del clero en  esta materia a partir del ingreso al seminario. Conjuntamente con esto debe investigarse todo hecho denunciado colocándose los antecedentes en manos del Ministerio Público en forma inmediata. Al no existir impunidad  eso hará que los hechos de este tipo disminuyan en gran medida.

En conclusión el celibato debería ser opcional y permitir que el sacerdote, que no tiene este don, pudiera casarse.

El otro factor que detona la homosexualidad es de un tipo diverso y tiene que ver con la realidad que vive el país, que es de una decadencia valórica profunda.

LA  REALIDAD  DE  CHILE.-

   La realidad de Chile indica que vivimos en una profunda decadencia, en una sociedad donde los valores no existen, dónde la mentira impera, cosas estas que no constituyen una  exageración.

En efecto, para un mejor análisis de lo que ocurre dentro de la jerarquía de la Iglesia Católica es necesario remontarse en el tiempo al del Papa Juan XXIII. Fue éste un Papa que abrió las puertas de la Iglesia, la humanizó y la acercó a los pobres como nunca había sido antes. Hizo suya la opción preferencial por los pobres. El clero sentía que estaba siendo guiado por el sendero correcto. Sentían que realmente eran pastores, que iban delante de sus ovejas. No eran arrieros.

 Se empezó a cuestionar, fuertemente, la injusticia social, la existencia de una inmensa brecha entre ricos y pobres, la indefensión de estos frente a los poderosos, la muerte que sufría el pobre si luchaba por su dignidad, por su libertad. En suma se inició la lucha por la liberación de los oprimidos esclavizados por los dueños del poder económico, que muchos de sus integrantes se confesaban católicos. La Iglesia denunció por vez primera  la existencia del pecado social.

  Teníamos entonces otro clero que era consecuente con su apostolado. Muchos se fueron a las poblaciones, al campo, a las fábricas. Era común saber de curas obreros, de curas inmersos en el mundo de los oprimidos. Se parecían a Jesús que  predicaba por los  campos, por los caminos, por los cerros. No lo hacía en carruajes lujosos. En el mejor de los  casos El se desplazaba en un humilde asno.

 Y todo esto fue de gran molestia para los poderosos, los que comenzaron a tildar de comunistas, de rojos a estos sacerdotes.

Conjuntamente con esto, y ya en el plano político, el Pueblo de Chile fue luchando cada vez más por sus derechos, rebelándose contra la opresión centenaria a la que era sometido, y sus luchas culminaron con la elección  como Presidente de la República del Dr. Salvador Allende Gossens, de militancia socialista y no católico en lo que religión se refiere. En forma paralela al movimiento sacerdotal, que empezó a ser conocido como la Primavera de la Iglesia,  el Presidente de Chile Dr. Salvador Allende Gossens, inició la lucha desde su Gobierno Popular por los pobres y oprimidos, por su liberación, por la Justicia Social.  Se aprecia una cierta similitud en la defensa de los oprimidos por parte del poder político y de la Iglesia Católica. Se comprueba un hecho poco común  como lo es que un Presidente, que no profesaba religión alguna  como lo era el Senador Dr. Salvador Allende Gossens, estaba más cerca del Evangelio y de Dios que dirigentes políticos que públicamente se autoproclamaban cristianos, como Eduardo Frei Montalva, Patricio Aylwin Azócar, Jaime Guzmán Errázuriz, etc.

Curas-300x207

 

 

Sometimiento de la Iglesia Católica a la Oligarquía empresarial farisea capitalista globalizada.

Eran los tiempos de los ideales, de los sueños que antes parecían imposibles pero que ahora empezaban a cristalizar en el corazón del pueblo, en el alma de los oprimidos. El sueño era posible. La esperanza tenía raíces.

 También  en esa época fue designado como Arzobispo de la Diócesis de Santiago el sacerdote Salesiano Raúl Silva Henríquez, un Ser Humano de Dios, verdadero pastor de sus ovejas, el que guió al clero y a aquellas por el camino de su liberación.  En Chile crecía la esperanza  de una sociedad más justa, más cristiana, una iglesia alejada de los ricos y poderosos  buscando hacerse  carne con los oprimidos. En efecto, se decía que  como puede afirmarse que debemos amar a   Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo si permitimos que millones de chilenos sobrevivan en la pobreza, en la miseria, en la injusticia, explotación y enajenación. ¿Es que acaso los pobres no son nuestro prójimo y no son hijos de Dios? Entonces si amamos realmente a Dios, debemos terminar con la injusticia centenaria que  agobia a los desposeídos. Lo contrario es mentir.

            Pero los ricos poderosos no reconocen patria. Su patria es el dinero. Y el medio para hacerse ricos es la explotación del ser humano. Así entonces comienza la conspiración en Chile liderada por los dueños del poder económico y con la intervención de Estados Unidos y su Agencia, la CIA. Dirigentes políticos como Eduardo Frei  Montalva, Patricio Aylwin Azocar, Agustín Edwards E., Jaime Guzmán Errazuriz, etc. que se autocalificaban de cristianos y militantes del partido demócrata cristiano , fueron los principales impulsores del golpe de Estado y los militares, según ellos mismos dicen, no habrían dado el golpe sin el apoyo demócrata  cristiano y del Opus Dei.

  Producido el Golpe de Estado,  el presidente Salvador Allende Gossens, en forma varonil, defendió la constitucionalidad del país con las armas en la  mano luchando hasta ser asesinado por los militares sediciosos. Eduardo Frei  Montalva y Patricio Aylwin Azócar, Agustín Edwards E. y Jaime Guzmán Errázuriz, en esos momentos, estaban escondidos en sus casas y felices por lo que estaba sucediendo.

             A partir de ese día 11 de Septiembre de 1973, día de la  gran  traición, comenzó la más cruel y cobarde represión y matanza del pueblo de Chile. FuerzasArmadas poderosamente armadas asesinaban a sus hermanos desarmados. Comenzó el calvario del pueblo, la crucifixión del pueblo. Torturados, detenidos desaparecidos, exiliados, ejecutados políticos, encarcelados y tanto más fue algo cotidiano. La vida no valía nada. Se mataba por cualquier cosa. El pueblo perdió su libertad, y en mucho casos, la vida, sin que hasta nuestros días no se le haya hecho justicia a las víctimas/ su familia  a través de la verdad y que se les haya entregado una reparación digna por parte del “Estado de Derecho”.

Mientras los horrores se sucedían unos  tras otros los golpistas comenzaron a robar las industrias y empresas que eran de todos los chilenos, y lo hacían adjudicándoselas  a vil precio. Comenzó entonces el proceso de privatizaciones,  y así  siguió profundizándose la comisión de delitos. Teniendo la complicidad de los militares, los civiles golpistas se hicieron de un gran botín. Entonces el robo pasó a llamarse privatización. Prosiguiendo, a estas alturas ya se encontraba institucionalizado el homicidio, el robo, la mentira. A los asesinatos se les denominaba muertos en enfrentamientos. A los pobres se les relegaba a provincias abandonándolos a su suerte, todo ello como si fueran animales. Gradualmente fue apareciendo en el país el dinero y su culto, y el egoísmo. Surgió  la razón de ser y sentido de vida del mercader, del poderoso sentido de vida básico y animal: el dinero, por el cual asesinaban y volvían a asesinar.

Así entonces fueron creando un Chile sin ideales, sin valores, que lo único importante es el dinero, el tener. En verdad bancos y bolsas de comercio se transformaron en los templos de los poderosos, de los mercaderes sofofos, dónde adoraban y adoran el dinero. Gradualmenteentonces hicieron aparecer al dios dinero. Y mediante los medios de comunicación globalizados, fueron socavando lo cimientos morales de nuestro pueblo para incorporarlos al mundo del consumo. Así fue naciendo  la dualidad de explotados  y masa no pensante  consumidora. A un pueblo solidario gradualmente lo fueron transformando en una masa obediente y egoísta, carente de dignidad en el  día de hoy. Así nació también el país de Sancho.

Entonces en Roma se había instalado como Papa Juan Pablo Segundo, un hombre bastante conservador y muy amigo del sistema capitalista. Al frente de nuestra iglesia se encontraba aún Raúl Cardenal Silva Henríquez, el que no gozaba de simpatía alguna por parte del nuevo Papa. Al mismo tiempo era nuncio apostólico Ángelo Sodano, hombre que actuaba políticamente y no como debía hacerlo. Era parte de la gente adinerada y bastante lejana de los oprimidos.

Es el caso que el Cardenal Raúl Silva Henríquez pudo continuar al frente de la Diócesis de Santiago pero eso no era conveniente  para Roma , ni contaba con la simpatía del Papa Juan Pablo Segundo como ya se dijo, por lo que don Raúl debió retirarse.

Una vez retirado el Cardenal Silva Henríquez por decisión de Juan Pablo Segundo, le sucedió un hombre de pensamiento político de derecha, muy cercano a los poderosos , de nombre Juan Francisco  Fresno, el que fue fiel peón del nuncio Sodano y del Papa. La orden de éste fue terminar con el Vaticano Segundo, terminar con lo que se ha conocido como la Primavera de la Iglesia, la curia debía volver a los templos y no  tener injerencia alguna en la suerte que el pueblo pudiera correr, de tal modo que quedaba inerme e indefenso frente al abuso del dictador y de los dueños del poder económico: la oligarquía empresarial sofofa. El canto gregoriano y el incienso invadieron los templos mientras  el clero se desconectaba de su pueblo, de sus necesidades, de su sentir. Nació así lo que es conocido como la involución de la Iglesia.Y también una gran decadencia en la curia. Todo esto produjo gran alegría entre los poderosos. Les habían  dejado la vía libre para continuar amasando  sus fortunas. Ya no se hablaba más del pecado social.

El Cardenal Raúl Silva Henríquez, Santo al que chile le debe mucho”:

Prosiguiendo, Fresno se propuso como primera cosa cerrar la Vicaría de la Solidaridad, lográndolo finalmente. O sea no tuvo tapujo alguno en dejar sin defensa al pueblo de  Chile  frente a los actos criminales de la dictadura cívico militar, que obedecía las órdenes del poder económico de la sofofa. Fresno entonces tuvo y tiene responsabilidades en las violaciones de derechos humanos perpetrados después del cierre de la Vicaría de la Solidaridad, que fue una de las obras de   Don Raúl Cardenal Silva Henríquez. Y también en la instalación de un sistema  económico inmoral como lo es la economía neo liberal de mercado. De no haber don Raúl Silva Henríquez estado al frente de la Iglesia al momento del golpe de Estado la represión, los asesinatos, los detenidos desaparecidos, las violaciones, habrían sido iguales o más que en Argentina. Raúl Silva Henríquez fue y es un Ser Humano santo al que Chile mucho le debe. Quizás por razones políticas no ha sido declarado santo y también conviene a la curia mantenerlo oculto, como si nunca hubiere existido.Constituye para los chilenos un honor haberlo tenido como pastor, a diferencia de Francisco Fresno, que  constituye una vergüenza para los chilenos y para el clero.

 Pero la involución no solo produjo el efecto ya referido más arriba sino que también determinó un gran acercamiento del clero hacia lo ricos y poderosos. La opción preferencial por los pobres fue cada día más lejana naciendo así la opción preferencial por los ricos, lo que ocurre hoy día.

Como ya se dijera,  los dueños de la riqueza la oligarquía farisea sofofa, fueron usando a los militares para instalar en el país un sistema económico que les permitiera aumentar su riquezas  a montos nunca antes imaginados. Se impuso en Chile la economía neo liberal de mercado traído al país por los llamados Chicago Boys. Tal cosa era posible imponer dado que tenían el respaldo de los militares. Así nacieron, entre otros, las AF.P. e Isapres, que fueron y son unas verdaderas máquinas para hacerse del dinero de los trabajadores , los que fueron obligados a ingresar a estas máquinas para ser despojados  de lo que era de ellos y para recibir al final de sus vidas una pensión de miseria, mientras  los dueños de esas entidades nadan en la riqueza y en el boato. El padre intelectual de esta  inmoralidad  se llama José Piñera Echeñique.

 Así las cosas la dictadura cívico militar continuó con la aplicación de la economía neo liberal de mercado en todos los planos y usando los medios de comunicación globalizados para llamar al consumo, apareciendo en nuestro medio que era y es  triunfador en la vida aquel que tenía o tiene  un automóvil, o aquel que tenía y tiene  todo tipo de bienes muebles. Que puede comprar todo. Era y es hasta hoy día triunfador en la vida aquel  que logra tener dinero. Así las cosas Jesús no es un triunfador. Es un fracasado. De esta forma se fue instalando en la gente el amor por el dinero, por tener. Fue naciendo en Chile la idolatría del dinero. Gradualmente Dios ha sido reemplazado por éste, con el silencio obsecuente de la mayoría de la curia. La decadencia de ésta comienza a perfilarse para ir aumentando en el tiempo, y de este modo gran parte de la curia, en especial sus obispos, fueron absorbiendo los  vicios que hacían presa a parte importante de la ciudadanía, entre ellos  su corrupción.

Tenemos entonces una sociedad cuya “grandeza económica” fue construida sobre la base del asesinato, del secuestro, de la detención y desaparición de personas, de la tortura, de la mentira, grandeza de la cual se jactan los poderosos empresarios sofofos y sus regímenes ocultando que ella se ha creado  sobre la base de la sangre y sufrimiento del pueblo. En suma fue construida pasando por encima de todos los mandamientos de Dios y para aquel que no cree en él, sobre la base del genocidio. Así entonces no hay norma moral alguna que haya sido respetada y que se respete. Y mandamiento alguno que haya quedado en pie. Y las violaciones de los Derechos Humanos continúan  hoy ahora bajo la forma de la explotación, de la privación de sus derechos a millones de personas, de la negación de la libertad al no existir la igualdad.

Coherente con lo anterior el uso de la mentira existe en forma institucionalizada al igual que la corrupción, que también como se ha dicho, apareció. No pocos parlamentarios y dirigentes políticos han vendido al martillo sus convicciones y credos políticos.

Continuando, sobre la base de la traición y el engaño al pueblo, nació la Concertación de los Partidos por la Democracia. Encabezada por Patricio Aylwin Azócar, que trepó al poder,  prometiendo que llegaría “la democracia, la alegría, la Justicia en la medida de lo posible”. Nada de ello ocurrió  por cuanto todo se había tranzado en secreto con la dictadura cívico militar. La historia de Chile no registra algo igual en cuanto a burla y desprecio por el pueblo. Así entonces se conoció que  los que llegaban al poder carecían de las convicciones morales para representar y dirigir al país. Se mimetizaron con los herederos sofofos de la dictadura cívico militar y su régimen por cuanto en esta materia, en especial la económica, en nada se diferenciaban de la dictadura de marras y de los suyos. Se aprecia entonces que esa clase política corrupta, decadente, continúa con la aplicación del modelo económico neo liberal de mercado. Se comprueba así que dirigentes y partidos como el socialista y el comunista pasan a defender el modelo de ultraderecha como lo es el neo liberal. Se puede concluir que fueron y son personas sin consistencia alguna en materia de principios y si se presentaban como de izquierda era porque nunca antes habían tenido la oportunidad de tener dinero y poder.

Luego apareció en este horizonte político  decadente  Michelle Bachelet Jeria, dueña de una simpática sonrisa, pero nada más. Siendo hija de un oficial de la Fach  asesinado por la dictadura, al igual que muchos otros, mantuvo el sistema económico  diciéndose socialista. Continúa el uso de la mentira. La decadencia continúa profundizándose y así esta presidenta será recordada por encabezar uno de los peores gobiernos que Chile ha tenido en su vida. Irresoluta, carente de condiciones para dirigir  el país, lo que costó la pérdida de muchas  vidas humanas, practicante del nepotismo y que supo colocar a su hijo en lugares estratégicos  y así éste pudo lograr sus fines, que ha   tratado por años de imponer  a la ciudadanía sus hábitos o preferencias en materia sexual y así impulsó, como ningún Presidente de Chile lo ha hecho, el homosexualismo y el lesbianismo. Los ha presentado como hábitos normales, naturales, y que el chileno debe aceptar sus ideas, y su política  de fomento del homosexualismo y del lesbianismo, lo que hace que esta conducta desviada vaya en aumento y que, más grave aún, tiende a corromper a los niños de Chile ya que en su inmadurez pueden caer fácilmente en estas prácticas contra natura. Bachelet no tiene derecho alguno a imponer a los chilenos sus preferencias o lo que sea en  estas materias. Su pensamiento, bastante extraviado, dista mucho de lo natural y cae de lleno en planos contrarios a la moral ya que tiende, entre otras cosas,  y como ya se ha dicho, a corromper a los niños de Chile, lo que es inaceptable y puede ser susceptible de la comisión del delito de corrupción de menores. En consecuencias  la ex presidenta fomenta este tipo de relaciones   que ni siquiera los animales incurren en ellas. Ha ido más lejos con su ley  de matrimonio igualitario pasando por encima del hecho que el matrimonio solo puede ser entre un hombre y una mujer y que la finalidad primordial de él es la reproducción de la especie humana y no otra cosa .Y que ha impuesto el aborto, que no es otra cosa que el peor de los homicidios, ya que se asesina a un hijo y en condiciones de sobre seguridad toda vez que la criatura es totalmente indefensa. La mentira de la que se habla, y la podemos apreciar  una vez más, cuando a este crimen se le denomina ahora “interrupción del embarazo”.

Pero en todo caso esta persona ha logrado  difundir sus ideas de fomento de estas prácticas contra natura apreciándose  entonces   en las calles niñas de corta edad y mujeres adultas besándose en la boca o tomadas de la mano, y hombres en similares situaciones haciendo ostentaciones de sus desvíos, lo que indica que ha logrado influir en cierta medida en algunas personas las que   practican el homosexualismo y el lesbianismo en forma abierta y sin barreras como si ello fuera normal. No es ajeno a esto que el Sida esté creciendo en el país en forma alarmante. En consecuencias Michelle Bachelet Jeria ha logrado, con su apología de estas prácticas, impulsar la corrupción a un sector de la ciudadanía, cosa que la llena de orgullo. Es evidente que dentro de este contexto de descomposición la apología de esta anormalidades  ha incidido en que  una parte del clero  haya  incurrido también en el homosexualismo, si bien ya antes se habían presentado algunos casos, estos nunca habían sido numerosos como lo son hoy día.

La decadencia existente en Chile es profunda: ¿Dónde está hoy el amor a Dios? Ha sido reemplazado por el amor al dinero, el dios de los mercaderes fariseos sofofos.

 La decadencia existente en Chile es profunda. Y como ya se dijo, empezó con el golpe de Estado, continuó con los asesinatos masivos, los robos masivos , el desprecio por los valores que ennoblecen a la persona humana, se empleó y se emplea a la persona humana como un medio y desechable para la obtención del dinero. Se ha colocado y se mantiene hasta el día de hoy, al dinero como máxima aspiración a lograr. La persona se siente realizada y triunfadora en la medida que llegue a tener dinero, fin único y central de la vida. El egoísmo impera impulsado por el individualismo, y la comunidad se diluye y  desaparece de nuestras vidas. ¿ Donde está hoy el amor a Dios? Ha sido reemplazado por el amor al dinero, el dios de los mercaderes. ¿Y dónde está la jerarquía de la Iglesia Católica? Encerrada en sus templos lejos de los pobres y absolutamente ajenos a estos. Siguen bajo la influencia  de Juan Pablo Segundo, de Sodano y de Fresno. Hay que decirles que la economía neo liberal de mercado es una economía inmoral, que degrada al ser humano, que lo usa como un fin para obtener la riqueza. Hay que mandarles recado que en las poblaciones nuestra juventud más humilde y pobre es presa del alcohol, de la pasta base, de la cocaína y del delito. Que se les cerraron todas las puertas y se encuentran miles de ellos reventados, que les han robado su futuro. Hay que mandar a decirles que Dios existe y también sus mandamientos y que por ello deben salir de la comodidad de sus templos y vayan a conocer a Jesús encarnado en los pobres y en tanto sufrimiento, hay que mandarles recado que ser sacerdote no es una manera más de ganarse la vida, hay que comunicarles que la decadencia que vive Chile  también ha llegado para ellos y no son muchos los que escapan de esto, que en este estado de cosas el homosexualismo ha logrado también penetrar en el clero , que si bien esto no es generalizado, hace mucho daño a los católicos y no son pocos los que se están retirando de la Iglesia. Hay que comunicarles también que las sectas han proliferado aprovechando la ausencia  de los pastores de la Iglesia. Hay que informarles que el amor por el dinero une en este plano al menos a los ricos/ poderosos sofofos con los narcotraficantes, que son capaces de cualquier cosa con tal de obtenerlo, toda vez que se unen por medio de la ambición, por la codicia.

Hay que decirles que han permitido y permiten que la avaricia, madre de todos los pecados, se imponga en Chile.

También se hace necesario poner en sus conocimientos que la homosexualidad con sus redes, es algo repugnante y muy grave y que la comisión de delitos por abuso sexual, de violaciones,  debe ser sancionada por la Justicia ordinaria.

Pero más lo es la aceptación de un sistema político económico que degrada al ser humano, que lo esclaviza, que ofende su dignidad, que provoca tremendas injusticias y muerte, que provoca un clasismo cruel y desprecio, en consecuencias, por los pobres. En conclusión, la sociedad decadente que se ha creado y que la jerarquía de la Iglesia no ha combatido, y que la ha aceptado,  no es en absoluto ajena a lo que pasa en una parte del clero y de lo que se ha hablado precedentemente. Y también en la ausencia de vocaciones sacerdotales y en el distanciamiento de los fieles.

  Que en este estado de cosas es urgente una renovación dentro del clero. Se hace necesario que se profundice en la investigación para lograr la salida de todos  los sacerdotesque están insertos en el homosexualismo y de los delitos derivados de esa práctica anormal. Que sin perjuicio de esto, que también se vayan los obispos que han sido fieles seguidores de Juan Pablo Segundo, de Sodano y Fresno. Que lleguen otros con la decidida intención de servir a Jesús y a los pobres. Que los defiendan de los poderosos, que permitan que los aires del Vaticano Segundo ingresen nuevamente a la Iglesia, que siendo el mundo no otra cosa que una gran Catedral, que expulsen en consecuencias a los mercaderes/ usureros fariseos sofofos del templo y que renazca la Comunidad cristiana.

ALEJANDRO GUZMÁN BARBÉ.

Abogado defensor de los Derechos Humanos

Escritor.

Un comentario sobre “CORRUPCION Y JERARQUIA ECLESIAL EN CHILE. “La decadencia moral/ espiritual existente en Chile es profunda: ¿Dónde está el amor a Dios? Ha sido reemplazado por el amor al dinero, el dios de los mercaderes fariseos sofofos”

  1. Hablé con Alejandro. Le hice ver que su escrito era homofóbico. No tomo mi consejo. Y se convirtió en un juez impropio de sus hermanos pecadores. Trata a delito sexual o abuso como “homosexualismo”. No es así. Hay abusos de sacerdotes que no son “homosexuales”. Hay que rechazar el hecho pero no convertirse en Juez.
    Ni tampoco son así porque no se casan. En las familias existe el mayor porcentajes de abusos a menores. Y los padres no son “homosexuales”. Creo que minimiza al celibato. Lo tomo como insulto de un amigo. Estoy por sacerdocio opcional de célibes y casados. No creo que Chile está lleno de “homosexuales”. Un “homosexual” es persona humana, hijo de Dios y hermano nuestro. Alejandro hace tiempo que trata mal al “homosexual” y a “lesbiana”. Conozco “homosexual” puro y casto. Se hace discriminación. El abuso sexual es un delito. El hecho yo lo rechazo, pero al hechor, por mandato de Dios me corresponde salvarlo. Los Tribunales se encargan de hacer justicia y condenar. A nosotros, como Jesús, nos corresponde salvar y no condenar. Alejandro condena haciendo discriminación antievangélica. Poco menos que condena a muchos chilenos de “homosexuales”. Jesús vino a salvar y no a condenar. El Buen Pastor busca la oveja perdida y da la vida por su salvación. Que no se haga mescolanza entre la situación de Chile y los abusos sexuales.
    Tengo esperanza en Francisco 1°. A los católicos: ¡basta de lamentos y condenas! Así no se construye credibilidad de Iglesia. Amo a la Iglesia de Jesús. Y la amo santa y pecadora. Esto se lo recomiendo a Alejandro en su proceso de conversión. Que los títulos que ustedes le dan al autor se condigan con la práctica y un verdadero compromiso por Jesús y su Iglesia de los pobres y con formación de comunidades cristianas en la base del pueblo; que laicos busquen cómo participar en nombramientos de Obispos y muchas cosa más. Eso nos hará salir de nuestra crisis. “Hechos y no palabras”. “La fe sin obras es fe muerta”. Creo que es necesario que el autor tenga un compromiso no solo con la Iglesia en estos momentos, sino también en todo lo que escribe del Chile político. No hacerle el juego a la prensa y al demonio que divide. “No darle más afrecho al chancho”. Y más humildad: “Bienaventurados los humildes, los pobres de Espíritu”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *