“DE LA REVOLUCION FRANCESA AL NUEVO ORDEN MUNDIAL DEL SISTEMA CAPITALISTA SALVAJE”

“DE LA REVOLUCION FRANCESA AL NUEVO ORDEN MUNDIAL DEL SISTEMA CAPITALISTA SALVAJE”

La Revolución Francesa fue saludada por el género Humano y en especial por los genios de la Ilustración del siglo XVIII, en Europa, el Professor Georg Hegel afirmó: “ Por primera vez la persona  se basa en su cabeza, es decir, en el pensamiento,  y construye la realidad de acuerdo con ello, una gloriosa aurora”…

El más grande genio musical que ha dado la Humanidad Ludwig Van Beethoven, el Dr. W. Goethe, el Dr. Karl Marx, el Dr. I. Kant, se suman a tan grandioso acontecimiento. ¿Cuál fue la causa de la protesta popular, del Movimiento Social francés?. Fue la enfermedad, el cáncer denominado “la cuestión social” que en buena hora terminó con el sistema monárquico feudal francés. L cuestión social concierne a la oportuna regulación del trabajo y de las condiciones de los trabajadores, y puede definirse como el conjunto de males que ayer y hoy afectan a la Clase Trabajadora manual e intelectual respecto al trabajo y a la marginación, explotación y enajenación en que sobrevive.  Para la oligarquía reinante el 1% dueña de la celestina universal, hasta  nuestros días, la cuestión social, el caos existente, no existe, sino en e cerebro exaltado de algunos alborotadores.

¿Que nos queda de la causa noble y justa de la Revolución Francesa, de la libertad, la igualdad y la fraternidad ¿

Una libertad, una democracia, y una justicia  en la medida de lo posible, con una cuestión social sin resolver hasta nuestros días. Rechazo la libertad, la democracia y la justicia en la medida de lo posible, porque no existe el ser humano en la medida de lo posible, valga la redundancia.

En el contexto de la discusión bizantina, en el proceso revolucionario francés por darse una nueva constitución en el marco  de una asamblea legislativa constituyente, los genios pensantes Rosseau , Robespierre, Danton, Marat, etc., caen luchando por la causa prometeica – “el ser humano elevándose de la vida finita a la vida infinita” -, y para desgracia de la Humanidad aparece en la escena política  la clase burguesa liberal/clase media que administrará los intereses  de la oligarquía sibarita reinante, dueña de la tierra, de los bancos, de las industrias, etc., es decir, del poder económico y político: ¡Viva la libertad, viva el liberalismo! Dejar hacer, dejar pasar. ¿por el progreso?

El liberalismo económico niega la cuestión social, impone por orden de su patrón oligarca reinante el 1% de la humanidad, la propiedad privada que propugna el derecho del propietario para usar y abusar de ella a su antojo. El trabajo es una mercancía sometida a la ley de la oferta y la demanda. Es enemigo de la estatización y de la legislación social. Contrario a las huelgas.

La historia de la Humanidad  es la historia de la lucha de clases. Los ricos  dueños de la celestina universal, el 1% dominan, explotan y enajenan a la mayoría de las gentes y las condenan a la servidumbre. La libertad de los ricos sibaritas / de la oligarquía empresarial agrícola y citadina depende del mantenimiento de sus privilegios y del hambre, la explotación y la enajenación de la mayoría del genero humano.

El proceso de la Revolución Francesa afianzó a la burguesía liberal/ clase media bajo el acecho/ control de su patrón la oligarquía imperante expresada en su decisión de tutelar y explotar  y enajenar al genero humano. Aplica en lo económico el programa individualístico y atomístico. Desapareciendo todo vestigio de la concepción orgánica de la vida social. Desaparecen las instituciones educacionales, de artes y oficios, reemplazadas por otras decadentes y degeneradas. El 4 de agosto de 1789, la Revolución Francesa confirmó el Edicto y el Decreto del 14 de julio de 1791, de la Asamblea constituyente. El edicto de marras de Robert Turgot abolió las corporaciones educacionales antes citadas y en nombre  del individualismo a ultranza, prohibió el establecimiento de cualquiera asociación de trabajadores. Los ciudadanos en el artículo 2, en nombre de pretendidos intereses comunes no podrán organizarse. A la idea de la organización de la vida social, la Revolución Francesa opuso un programa individualístico burgués liberal en el cual profundizó la cuestión social, en vez de  solucionarla.

¿Por qué la burguesía liberal con sus caminos intermedios/ atajos sin salidas, socialdemócrata y socialcristiano, han administrado los intereses de la oligarquía reinante?, por oportunismo, pragmatismo contemporizador, en resumen, porque son incapaces de darse un proyecto de sociedad  a escala humana con irrestricto respeto por la dignidad, los derechos del ser humano y del entorno ecológico para la Humanidad. Su concepto liberal de la libertad  tiene un límite, que  desconoce  el bien común. Concluyo que la Revolución Francesa dio libertad política a sus descendientes, más no supo darles esa libertad que es la base de la dignidad. La oligarquía empresarial agrícola/ citadina, odia al proletariado y a la burguesía politicastra /castrense su testaferra la odia también,  por rastrera, su poder económico es producto de la rapiña, de las guerras, del hambre de la miseria del género humano.

Permítanme una precisión, yo soy anticapitalista y antiimperialista, no porque soy enemigo personal de algún industrial o empresario ¡No! Yo soy enemigo del sistema capitalista salvaje  moribundo, cuyo origen estuvo y está , como ya lo dije, en la rapiña, las malditas guerras, el hambre, la miseria, la explotación del hombre por el hombre, en el contexto de su desvergonzado maquiavelismo, su fría avaricia y su profunda inmoralidad  con su criminal objetivo de transmutar a la persona humana en un guarismo orwelliano, después de un  brutal proceso de masificación y enajenación a través de la indigencia educacional/ cultural y los medios mediáticos de (in) comunicación globalizados. “La inteligencia es limitada”, la estupidez del consumo de la telebasura e internet no tiene límites. Los que no naufragan por la educación malsana elitista, un bien de consumo por y para el lucro, encallan en el trabajo rutinario embrutecedor. Concluyo con la genial reflexión del Dr. Karl Marx: “El capitalismo llegó al mundo sudando sangre”. Matamos cuando cerramos los ojos ante las malditas guerras, la miseria, la pobreza, las pandemias y la infamia, la mentira y la hipocresía. Matamos cuando por comodidad, oportunismo contemplamos muchas instituciones muertas en el sistema capitalista salvaje agonizante, sin rechazarlas de plano. etc. Y las aprobamos hipócritamente, en lugar de denunciarlas y rechazarlas de plano: ONU, OEA, FMI, Banco Mundial, Otan. Comunidad Europea, etc.  De igual modo que para el socialismo/marxista la propiedad privada es un robo, para un cristiano consecuente con el evangelio de Cristo y la Teología de la Liberación toda falta de reconocimiento de lo que es la vida, todo desprecio no es otra cosa que matar.  No solo se mata el presente, sino también el futuro.

Yo soy un convencido que nada emancipa más que la educación formadora, libertadora, de calidad y gratuita. Cuando la persona  comienza a pensar y a luchar  en el marco de la ley humana, es imposible detenerla. Asumirá con la Dra. Rosa Luxemburgo que para zanjar el dilema, aun no resuelto: “Socialismo marxista o barbarie capitalista”, no hay caminos intermedios ni atajos oportunistas de los epígonos del sistema capitalista salvaje, para terminar con la desgracia de ésta tiranía capitalista la más despótica, perversa, desalmada e inmoral, y alcanzar la felicidad del género humano.

Ha sonado la hora  del sistema capitalista salvaje moribundo. El producto del trabajo del trabajador manual e intelectual. Nadie podrá  apropiarse del plusvalor. Nadie explotara al trabajador. La cuestión social se habrá resuelto. Las clases sociales quedan abolidas. Comienza la nueva sociedad socialista/ marxista a escala humana con irrestricto respeto por la dignidad, los derechos del ser humano y el entorno ecológico, entonces aparecerá el sol del porvenir con dos períodos,  en el primero, a cada ciudadano, según su trabajo, y en el segundo periodo, según sus necesidades. No lo digo yo, lo afirmó el genio universal, el  Dr. Karl Marx….

El Dr. Marx científicamente demostró que el capitalismo salvaje prioriza la  apropiación privada del producto social que lo llevará en el transcurso del tiempo a encadenar y frenar el desarrollo de las fuerzas productivas. La aguda y creciente contradicción entre el trabajo creador y el capital desembocará finalmente en una transformación revolucionaria de la sociedad. La revolución socialista/marxista priorizará las educación/libertaria, pública, de calidad y gratuita del ciudadano, que  permitirá instaurar las nuevas  relaciones de producción, en lugar de las capitalistas, bajo las cuales el desarrollo de las fuerzas productivas, libre de sus cadenas, experimentará un  gigantesco crecimiento al servicio del bienestar de toda la Humanidad….

Con esperanza y memoria asumo la genial reflexión del escritor Miguel de Cervantes y Saavedra, “ cuando la ignorancia y la prepotencia de los dueños de la celestina universal pretenden convertirlas en derecho, la idea , el desafío de cambiar el mundo, no es una locura, ni una utopía, sino  justicia plena ….”

Prof. Hugo Moreno Peralta /IWA

Secretario Ejecutivo Addhee. Ong

Deja una respuesta