El Boletín de la Jiménez. Órgano de la Escuela de Formación Sindical Romelio Jiménez, perteneciente a la Intersindical de Trabajadores de Iquique.

El Boletín de la Jiménez. Órgano de la Escuela de Formación Sindical Romelio Jiménez, perteneciente a la Intersindical de Trabajadores de Iquique.

Director: Luis Espinoza Garrido

Correo: lespinozagarrido@gmail.com

¿Un plebiscito con Piñera en el gobierno?

Algunos personajes de la Nueva Mayoría y la derecha del Frente Amplio, promueven un plebiscito para que se decida el llamado a una asamblea constituyente. Es una idea aparentemente lógica pero incorrecta y peligrosa, además, blanquea a los parlamentarios, responsables directos de la catástrofe política, económica y social que sobrevive la mayoría del Pueblo Chileno.

Hoy, lo central es la lucha entre el poder constituyente expresado en la calle y los barrios contra el poder constituido cuya base es la institucionalidad y el Estado. Ambos no tienen posibilidad de dialogar, uno se impondrá al otro, nosotros/as lucharemos para que sea el constituyente. En ese mismo sentido, convocar a un pacto social en el marco del poder constituido, sólo confunde al pueblo, lo que favorece directamente al bloque dominante. No hay posibilidad de contrato con el poder constituido y la conducta del régimen y de quienes fueron a La Moneda el miércoles pasado así lo indica. Vergonzosamente surgieron los Burgos, Lagos,  y otros esperpentos políticos llamando a cuidar la “democracia en la medida de lo posible”. Pero en Chile no hay democracia.

No hay salida con Piñera y el Parlamento, o se repetirá lo de 1989 y los empresarios pondrán a otro títere que aduciendo lograr cambios “en la medida de lo posible”, impondrá el gatopardismo por otros 30 años más.

Si algún parlamentario quiere aportar tiene que plantear el cierre del congreso y participar como ciudadano a pie. No pueden trazar ideas desde un púlpito desprestigiado y encubridor de décadas de abusos, los que hoy se repiten en las calles, mientras los congresales juegan a limpiar su imagen.

Además, es un problema político, porque no es solo una catástrofe social permanante, mucho menos deportiva o religiosa, es esencialmente una catástrofe política, por lo que lo constitucional está directamente relacionado a la fuerza que la gente desarrollará en estos días, sobre todo en su estructura territorial, para imponer a las élites una transición democrática, lo que después se expresará en las leyes. En esta crisis política, primero se resuelve el tema de la fuerza con relación al aparato estatal y, en este caso concreto, está definido por la renuncia de Piñera, el cierre del congreso y el inicio del proceso constituyente. La utilización de mecanismos institucionales sin que se exprese la nueva situación de fuerzas definida por el alzamiento popular, es hacerle el juego a los empresarios y a Piñera. El congreso es parte del problema, inclusive está funcionando como si nada, mientras a la gente se le dispara balines en las calles. No puede aportar a la solución.

Comenzar la verdadera transición

Quienes se manifiestan en las calles lo hacen levantando un gran reclamo: en Chile no hay democracia. Vale decir, coinciden en que Pinochet transfirió el poder a un grupo elitista liderado por los empresarios sofofos al que obedecen los partidos políticos, las sectas religiosas, las logias mediáticas y las cúpulas militares.

Los grandes responsables de la catástrofe económica, política y social.

Las elecciones son cada vez menos participativas y el dinero de los patrones sofofos decide quiénes saldrán elegidos, aunque para enmascarar las votaciones permiten que algunos de sus supuestos enemigos obtengan ciertas victorias. Casa Piedra es la nueva catedral.

En concreto, se suponía que en 1990 comenzaba la transición democrática y que se establecería un nuevo régimen, pero tal cosa nunca sucedió. Fue una extensión de la dictadura, hoy existe libertad y acceso a bienes de consumo que están condicionados a quienes tiene altos ingresos, una ínfima minoría en el país. El resto, la gran mayoría de los habitantes está marginado.

Alguien puede decir que hay libertad de prensa, pero ¿quiénes pueden publicar un periódico o instalar una radio o una estación de TV abierta o por canal sin contar con el visto bueno del Mercurio? Sólo los más ricos y, no hay medios de comunicación neutrales, ya que en estos días hemos visto que la totalidad de ellos se han alineado con la política de los empresarios sofofos y el régimen de Piñera.

Algunos mitos como la radio Bio Bio se cayeron estrepitosamente, era una falsedad su independencia. Un bodrio. Con 30 años de retraso, con el pueblo en las calles y la elite política y empresarial a la defensiva, es necesario comenzar la transición democrática. Proceso que debe efectuarlo el pueblo organizado territorialmente, desde su propio poder constituyente. La soberanía popular no es una tesis es una expresión material expresada en la fuerza de la gente común para establecer sus derechos y deberes.

La Corte Suprema apoya Nueva Constitución soberanamente sancionada por el Pueblo Chileno: el vocero de ella el ministro Lamberto Cisternas Rocha, preciso: “La nueva Constitución constituye un clamor ciudadano tan grande que deberíamos abocarnos ya a eso…”

El ministro vocero de la Corte Suprema, Lamberto Cisternas Rocha, señaló ayer que la reforma de la Constitución constituye un clamor ciudadano tan grande que “deberíamos abocarnos a eso”.

El personero agregó que una buena alternativa sería realizar un plebiscito para llegar a consensos, siendo la primera vez que un personero de alto nivel del Poder Judicial emite una opinión política ubicada en el centro de la crisis.

La relevancia de tal declaración radica en que, junto al Parlamento, ya son dos los poderes del Estado que se inclinan por una salida de fondo a la crisis, el tercero, o sea el gobierno, se aísla cada vez más.

La Asamblea Constituyente debe ser plurinacional

Muchos hablan de impulsar una Asamblea Constituyente, pero casi nadie se refiere a que esta debe ser plurinacional.

Es importante destacar este aspecto debido a que una eventual nueva constitución no es pensable sin que conciba al nuevo Estado como un ente de carácter plurinacional.

Por ello, la asamblea constituyente futura no puede instituirse como un instrumento excluyente, por el contrario, debe reconocer a los pueblos originarios como naciones que pueden participar con pleno derecho y auto representándose.

Asimismo, esta inclusión no es una concesión que se esté haciendo desde la “chilenidad”, todo lo contrario, durante las últimas décadas los pueblos originarios, en especial el mapuche, han luchado heroicamente defendiendo sus reivindicaciones ancestrales, lo que les ha costado numerosos mártires. Imposible concebir la lucha del pueblo chileno sin ellos.

Lo subrayado es nuestro

 



Estimado compañero Director del Boletín de la Jiménez, Intersindical de Trabajadores de Iquique. Del norte de Chile, “Donde nació la conciencia proletaria del Pueblo Chileno” compañero Clotario Bles Riffo, fundador , presidente de la Central Única de Trabajadores de Chile, en el claustro de reforma de la Universidad Norte de Chile desaparecida por la dictadura cívico militar Pinochetista.

A comenzado la verdadera transición: con la primera y urgente reivindicación, la nueva constitución sancionada soberanamente por el Pueblo Chileno. La mayoría del Pueblo del general Libertador Bernardo O’Higgins Riquelme y del presidente mártir, Dr. Salvador Allende Gossens rechazan “la constitución/artilugio de  1980”, impuesta por la dictadura cívico militar Pinochetista apoyada y acatada por la concertación/Nueva Mayoría de los partidos que encabezan la democracia cristiana y la social democracia – socialistas/ renegados/renovados -, dos atajos oportunistas, sin salida.

La constitución/artilugio de 1980, impuesta por la dictadura cívico militar Pinochetista fraudulenta, espuria, una aberración en materia jurídica, ilegitima en su aprobación y antidemocrática en sus conceptos, para destacados expertos del derecho constitucional e internacional, sanciona el odio entre los habitantes de Chile por casi 5 décadas. Tiene sumido en la pobreza, miseria, a la mayoría del Pueblo Chileno marginado, a la clase media burguesa endeudada en el marco de una brutal indigencia educacional/cultural.

Parafraseando al genio universal Dr. W. Goethe, acentuamos, en Chile a llegado la hora de probar con hechos que la dignidad del ser humano no sede ante la prepotencia, explotación de la oligarquía empresarial sofofa testaferra del capital buitre foráneo.

El militar, “es el Pueblo con uniforme”. Exigimos la libertad inmediata del soldado David Veloso Codoceo, de 21 años. Un ejemplar hijo del legado del General Libertador Bernardo O’Higgins Riquelme, “La grandeza de Chile está basada en la grandeza del ejército”. El sátrapa General Augusto Pinochet Ugarte ignoro el legado del republicano General Libertador O’Higgins Riquelme y asumió que para la oligarquía empresarial farisea sofofa, “el ejército es su reserva moral”. Comprometiéndose a construir un país “De empresarios”, pero antes hay que terminar con el proyecto de construir el país de “proletarios”.

La única solución: que el supremo sofofo, Sebastián Piñera Echeñique, renuncie. Que asuma la presidencia interina el presidente de la Corte Suprema, se cierre el Congreso y que la primera y urgente decisión es convocar a una Asamblea Constituyente Plurinacional por una nueva constitución.

Como colofón, reiteramos que una nueva reforma constitucional con Piñera, es decir, una reforma más de la constitución/artilugio de 1980, para nada cambie, y los muertos y el hambre corren por cuenta de la mayoría marginada del Pueblo Chileno: ¡NO!.

En la catástrofe del capitalismo salvaje globalizado se puede ver como la ignorancia, la avidez abellacada de la oligarquía empresarial farisea sofofa, y la testaferra, politicastra, castrense corruptas las ha vuelto loco al constatar al Pueblo Chileno que lucha por hacer su historia…

El conjunto de males que agitan al Pueblo Chileno empezaron el infausto  11 de septiembre de 1973. La cuestión social implica dos cosas: a) La realidad del caos social, b) La conciencia de que lucha de éste pasa, porque el Pueblo Chileno se de una nueva constitución soberanamente sancionada por éste, con el irrestricto respeto por la dignidad, los Derechos del Ser Humano y del entorno ecológico.

Estimado compañero Espinoza Garrido, saludamos fraternalmente a los compañeros de la intersindical de Trabajadores de Iquique y les reiteramos que no descansaremos hasta recuperar a nuestro Chile  ocupado y maltratado por la oligarquía empresarial sofofa y taifas testaferras politicastras y castrenses corruptas.

Con esperanza y memoria.

Certifico:

Prof. Galvarino Jaramillo Pflucker.

Vicepresidente ADDHEE.ONG

 

Prof. Moreno Peralta/IWA.

Secretario Ejecutivo ADDHEE.ONG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *