El nuevo orden mundial del capitalismo salvaje globalizado genera dolor y muertes: total “el fin justifica los medios”. El terrorismo islámico hijo de Estados Unidos y la Organización del Atlántico Norte.

El nuevo orden mundial del capitalismo salvaje globalizado genera dolor y muertes: total “el fin justifica los medios”. El terrorismo islámico hijo de Estados Unidos y la Organización del Atlántico Norte.

La historia oficial se repite como falacia, farsa y después como tragedia.

Por Diego Olivera Evia, escritor/comunicador social:

 “Si alguna vez hubo en la historia de la humanidad, un enemigo del mundo entero, que ataque a todo el mundo, de una forma o de otra, y que ese enemigo sea verdaderamente universal, ese enemigo es precisamente el imperialismo de los Estados Unidos” Comandante Fidel Castro Ruz Presidente de Cuba.

¿Qué es el estado Islámico y quien lo financia?

Nos pareció importante citar a una nota publicada en el canal de televisión RT sobre “La creación del Estado Islámico por parte de Estados Unidos. que ha pasado por tres etapas: la destrucción de los regímenes seculares y estabilizadores de Irak y Siria y el apoyo a los fundamentalistas sunitas contra Assad”, según lo afirma el historiador Robert Freeman. El cual analiza que “Lo más importante que hay que entender sobre el Estado Islámico es que fue creado por Estados Unidos.”, afirma el historiador Robert Freeman en el portal de noticias Common Dreams. Su creación pasó por tres etapas importantes, precisa.

“La primera etapa de la creación del grupo Estado Islámico se produjo durante la guerra de Irak y el derrocamiento del régimen secular de Sadam Husein. Según el autor, el régimen de Husein fue “corrupto, pero estabilizador”: durante su gobierno Al Qaeda no existía dentro de Irak, y el Estado Islámico tiene su origen precisamente en Al Qaeda. Además, Estados Unidos. dejó el poder en Irak –la mitad de la población del país es sunita– en manos de un régimen chiita”. El hecho de que el Ejército iraquí y kurdo –los peshmerga (kurdos)– fueran derrotados por el Estado Islámico se debe a que los sunitas prefieren aliarse con sus correligionarios yihadistas a hacerlo con sus “adversarios religiosos” chiitas, afirma el historiador.

La segunda etapa se dio “en la campaña contra el Gobierno de Bashar al Assad en Siria. El presidente sirio contaba con una fuerza, que durante muchos años mantuvo en “paz relativa” a un conjunto de sectas religiosas dentro del país, estima Freeman. En sus intentos de desestabilizar al Gobierno de Siria, Estados Unidos, ayudó a los “precursores” del Estado Islámico en el país, entre los cuales, según el autor, se encuentra el Frente al-Nusra”.

El desplome/derribo de las torres Gemelas de New York de Estados Unidos: 19.9.2001

La tercera etapa de la formación del Estado Islámico tuvo lugar cuando “Estados Unidos. organizó a Arabia Saudita y Turquía para que financiaran y apoyaran a los rebeldes en Siria”, quienes, según Freeman, ya eran un “proto-Estado Islámico”. Arabia Saudita profesa principalmente el wahhabismo, una de la más “virulentas y agresivamente antioccidentales” versiones del Islam. Lo que explica que 15 de los 19 terroristas que secuestraron los aviones del 11 de septiembre de 2001 fueran sauditas, así como el propio líder de Al Qaeda Osama ben Laden, recuerda”. Los medios mediáticos capitalistas globalizados occidentales controlado por régimen de los Estados Unidos y la comunidad europea guardaron un cómplice silencioso. Más aun ignoraron, manipularon la verdad sobre la destrucción de las torres de New York. Un crimen de lesa Humanidad.

A su vez Turquía persigue sus propios intereses en la región, algo demostrado por el hecho de que este país “que ha financiado y promovido al Estado Islámico” no se haya unido a los actuales ataques aéreos realizados por Estados Unidos. y sus aliados contra posiciones del grupo yihadista en Siria. Tampoco le interesa a Turquía que sean fuertes los kurdos que combaten contra el Estado Islámico, ya que en caso de que se acabara formando un estado kurdo, “una parte suya sería hoy parte del territorio turco”, explica Freeman.

Pese a haber creado al Estado Islámico, “Estados Unidos muestra sus fragilidades a la hora de combatirlo debido a la ausencia de una “estrategia coherente”. En este sentido, los “rebeldes moderados” que Estados Unidos entrenaba en Siria contra Assad ahora se niegan a luchar contra el Estado Islámico, algo que, según el autor, no es sorprendente, ya que estos rebeldes entregaban a las yihadistas armas suministradas por Estados Unidos”., recuerda el autor. “Las fuerzas más capaces de vencer al Estado Islámico” a corto plazo, concluye, son Rusia, Siria e Irán, pero Estados Unidos. prefiere ver como la situación de los terroristas se agrava antes que verlos “vencidos por los enemigos de Estados Unidos.”, concluye el historiador. 

“El fin Justifica los medios”

El terrorismo islámico apañado por los Estados Unidos y la Organización del Atlántico Norte crean su propio monstruo.

Este análisis del historiador Robert Freeman, confirma una vez más que Estados Unidos, crea sus propios monstruos, sus terroristas ya sean mercenarios, como grupos radicales islamistas, para destruir naciones árabes que se oponen a su dominio y explotación, la destrucción de Irak, la devastación de Libia, la guerra y los miles de asesinados en Siria, como los recientes ataques de Arabia Saudita, a Yemen, muestran el carácter intervencionista de Estados Unidos.

Tampoco podemos olvidar los financiamientos a Israel/sionismo judío, para atacar a Palestina y llevarla al exterminio – genocidio del pueblo Palestino -, pese a los esfuerzos de la Organización de Las Naciones Unidas, para lograr el cese de la violencia, también los ataques del Estado Judío sionista de Israel al Líbano, apoyando a fracciones terroristas islámicas, lo que muestra el viejo adagio, al que hierro mata, a hierro muere.

La tercera guerra mundial.

Estos hechos muestran, como el Papa Francisco ha manifestado, estamos en el “inicio de la tercera guerra mundial”, donde las normas de esta guerra, la ponen los países imperialistas, bajo la hegemonía de Estados Unidos, que como los manifestó el presidente Barak Obama, en sus bombardeos a Siria, donde cayeron bombas en un hospital, que pedía disculpa, pero era parte de los efectos secundarios de la maldita guerra.

Estados Unidos y la Organización del Atlántico Norte y el nuevo orden mundial, las piedras guías de Georgia.

Dolor y muerte de miles de seres humanos genera el capitalismo salvaje globalizado: el fin justifica los medios.

El dolor de la victimas de Paris, es la misma de los palestinos, de los sirios, de los yemenitas, de Libia, serian decenas de ejemplos, de guerras criminales de Estados Unidos, Vietnam, Corea, América Latina, millones de seres humanos han muerto, en el Siglo XX, como ahora pasa en el Siglo XXI, el horror y la muerte. Estos hechos apocalípticos sobre la humanidad, son parte de los países imperialistas, como Estados Unidos y la Organización del Atlántico Norte, que buscan un nuevo orden mundial, un nuevo reparto de las materias primas, petróleo, minerales, agua, es la dominación de los mercados, sobre los países subdesarrollados y tercermundistas, es el poder de la riqueza/la Celestina Universal contra la pobreza, la miseria del mundo.

Muchos de nuestras naciones han caído en la tentación, de concebir a Estados Unidos y Europa, como los países del desarrollo, de la prosperidad, pero la historia ha mostrado, que han sido estos países, en más de 5 siglos, los depredadores de la Historia, del entorno ecológico, de los saqueos y miles de millones de seres humanos, aniquilados, culturas barridas, obras de arte sepultadas y robadas. Vivimos una sociedad caníbal capitalista, donde el ser humano es una mercancía desechable, donde la muerte y la destrucción, son parte del imperialismo yanqui globalizado, que busca un mundo unipolar, dirigido por el Complejo Militar Industrial, los Monopolios/ empresas multinacionales y bancos usureros, siendo solo el 10 por ciento de la humanidad, la que rige nuestros destinos y nuestra vida.

En la era del presidente Donald Trump, las políticas guerreristas se mantienen, en el Medio Oriente, manteniendo confrontaciones con Siria, apoyando a los terroristas islámicos, con la ayuda del Sionismo judío de Israel, con ataques a Yemen y en Alianza con Arabia Saudita, manteniendo la violencia en Afganistán, controlando el opio, de la misma manera Estados Unidos y la Organización del Atlántico Norte mantienen el control de Iraq, los ataques sistemáticos  de sanciones, económicas y políticas, para intentar dominar el medio oriente, y los recursos del área, mostrando un vez más el carácter imperialista salvaje.

diegojolivera@gmail.com 

Lo subrayado es nuestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *