EL NUEVO ORDEN MUNDIAL: LAS PIEDRAS GUÍAS DE GEORGIA/USA. Ajuste salvaje: ¡En nombre de la vida, detener el genocidio!

El Gran Hermano Mefistófeles D. Trump, puntualizó: “los nuevos hombres de la Nueva Era de la Humanidad creemos, nos guiamos razonablemente por las Piedras Guías de Georgia/USA. Advierto, o se está a favor de este desafío o en contra. Dos alternativas, para los ganadores y los perdedores. Sean bienvenidos los nuevos negocios, pero yo seguiré peleando por mis viejos asuntos comerciales, esperando que antes de que se acabe mi mandato presidencial, que me ha costado muy caro, pueda recuperar la inversión. Entonces, creeré que valía la pena este negocio”.

El maestro Libertador José Martí Pérez, afirmó: “Espero que más temprano que tarde la política vuelva a ser el arte de asegurar la Paz, la soberanía y la grandeza de la Patria, más no la vil manera de hacer fortunas  a sus expensas”.nino-piedras-usa

Con un mundo a la deriva, en el que reina la desconfianza, el fatalismo en el porvenir, el individualismo exacerbado, la política bajuna, hace posible el manejo corrupto y cínico de la oligarquía empresarial farisea y sus testaferros, la taifa castrense y la clase politicastra. El exitismo y la autocomplacencia de los medios mediáticos de (in)comunicación globalizados, son imprescindibles en el manejo antes denunciado que a los Seres Humanos con dignidad nos causa nauseas.

Con estremecedor dramatismo, a balazos, los estadounidenses acaban de elegir a su nuevo presidente –cada Pueblo elige el presidente que se merece-. Los medios mediáticos mercuriales de (in)comunicación globalizados, y las manipuladoras encuestas, presienten qué, en adelante, el mundo será diferente. ¿A quién le puede quedar dudas después que los satisfechos oligarcas fariseos, dueños de la celestina universal han iniciado la puesta en marcha y promoción de su proyecto estrella, “El Nuevo Orden Muncial/Las Piedras Guías de Georgia/USA”?

El orden internacional establecido, el capitalismo salvaje globalizado, ha sido defenestrado de la peor manera. El tenebroso, patético y apocalíptico mensaje generalizado e impreciso de las Piedras Guías de Georgia/USA constituyen sus designios del programa del Nuevo Orden Mundial, según el Gran Hermano, que se debe acatar, precisando que las “Piedras Guías de Georgia/USA” apuntan a la Nueva Era de la Humanidad, la de la razón. Con un nuevo y único lenguaje viviente. Regida por una potestad en los asuntos de la fe, la pasión, la tradición en general de todas las cosas, con una templada razón.

La potestad del Gran Hermano deberá mantener la Humanidad con una población de 500.000.000 (quinientos millones) de habitantes. Esto está grabado en las Piedras de marras. El exterminio, genocidio mundial de 6.500.000.000 (seis mil quinientos millones) de habitantes, es el objetivo obsesivo del programa del Nuevo Orden Mundial. Sentencia inequívoca, grabada en las Piedras que equivale al aniquilamiento, matanza –con las malditas guerras, pandemias, hambre, etc.-, empezando por el control y reproducción/eugenesia de la población terrícola.

En el aspecto de la espiritualidad se impondrá una religión única. Esperamos la posición del Papa Francisco sobre este objetivo planteado por los dueños de la Celestina universal/el dinero “el excremento de Satanás”, según el Vicario de Cristo.

En los medios mediáticos capitalistas de (in)comunicación globalizados, y las manipuladoras encuestas, se machaca especialmente en los Estados Unidos, con la cantinela, ¿por qué las gentes en el mundo entero, odia tanto a los Estados Unidos?, ¿será por Hiroshima y Nagasaki?, ¿por las malditas guerras de Corea y Vietnam?, ¿de las Malvinas?, ¿los derrocamientos de Gobiernos Democráticos en América Latina y la imposición de dictaduras fascistas cívico militare, etc.?

Basta ya de eufemismo: Es tiempo de aceptar que el auténtico problema de América Latina y el mundo no son los pobres, sino los satisfechos oligarcas fariseos, dueños de la celestina universal. Porque la pobreza no es un fenómeno natural sino que la produce una minoría, lo mismo que las malditas guerras. Además de controlar el narcotráfico y destruir me Medio Ambiente.

La injusticia social, la ignorancia- que produce la indigencia educacional/cultural, como bien de consumo por y para el lucro-, la corrupción, la impunidad constituyen un desprecio por la vida: “Estar vivo no es vivir”.

Para completar el orwelliano escenario de la política bajuna, impuesta en nuestro desgraciado planeta en demolición, se debería tener en cuenta los últimos informes sobre el desarrolla humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo:

Habitan nuestro planeta casi 7.000.000.000 (siete mil millones) de personas, 5.500.000.000 (cinco mil quinientos millones) viven/sobreviven en el sur y 1.500.000.000 (mil quinientos millones) en el norte. 1.800.000.000 (mil ochocientos millones) se hayan en peores condiciones  que hace 20 años.

95 países están en peores situación económica que hace 15 años. 1.500.000.000 (mil quinientos millones) sobreviven por dejado de los niveles de pobreza.

1.300.000.000 (mil trescientos millones) son analfabetos.

1.550.000.000 (mil quinientos cincuenta millones) sobreviven sin agua potables.

300.000.000 (trescientos millones) de niños –el futuro de la Humanidad- , menores de 5 años, están desnutridos. 15.000.000 (quince millones), mueren cada año.

Como colofón, en el sur, nuestro sur hay un promedio de un médico por cada 6.000 (seis mil) personas. En el norte es de un médico por cada 350 personas.

1.500.000.000 (mil quinientos millones de personas) tienen menos de un dólar al día para sobrevivir.

En este planeta en demolición, donde la vida no vale nada, el fatalismo, la resignación,  la indigencia educacional le permite a la gente enajenada acostumbrase a una vida de incertidumbre, de ninguneo, de indignidad, de frivolidad, de oportunismos y de una constante preparación del salto al vacío…

Como colofón a propósito del primer mandamiento del Nuevo Orden Mundial, para las personas que tenemos la capacidad de pensar, la primera obligación es aprender a pensar por sí mismo, el segundo es hacer todo lo que se ha pensado. A mis jóvenes estudiantes, les repito una vez más, que aprendiendo a pensar se evita el desprecio de la propia energía, pues el fracaso es debido a la ignorancia  de las causas que lo determinan. No las hacen bien, los que las piensan mal, equivocándose en la evaluación de su fuerza, como el niño que, yerra en el cálculo de la distancia, al tirar la piedra contra el sol que se asoma en el horizonte. Que el mundo está en tránsito violento de un estado social a otro, no cabe dudas. En este cambio, los elementos de los Pueblos se desquician y confunden las ideas, se oscurecen, se mezcla la justicia y la venganza, pero las personas que creemos en la esperanza, concluimos que la aurora siempre vendrá después de la noche…

 

Luz, más luz.

 

Prof. Moreno Peralta/IWA

Secretario Ejecutivo ADDHEE.ONG

 

 

Deja una respuesta