Elecciones en los Estados unidos: ¿Puerto Rico, el estado Nº 51?

El 61% del enclave Colonial Puerto Rico pidió anexarse a los Estados Unidos. De acuerdo al Art. IV de la constitución de los Estados Unidos, es el congreso el que decide qué territorio se anexan y en qué condiciones, en el marco de la libertad y la democracia “en la medida de lo posible”.

Para el movimiento independentista Puertorriqueño que lucha por el Derecho a la autodeterminación e independencia de Borinquén, fue una amarga derrota. Por su dignidad y respeto por la historia el Pueblo Puertorriqueño que en su mayoría no participa en el montaje eleccionarios manipulado e impuesto desde Washington, seguirá exigiendo respeto y un proceso serio de descolonización bajo el control de Naciones Unidas. Desgraciadamente la ONU depende del dinero del gran padrino de la Casa Blanca. Un circulo vicioso de nunca acabar.

Según la Ley Estadounidense, Puerto Rico es “un estado libre asociado”, es decir, pertenece a los Estados Unidos, pero no forma parte de él. ¡Abráse visto tamaña vesania!

Ahora, es ingenuo pensar que el congreso Estadounidense si acepta la reciente petición de anexión les otorgara la plena ciudadanía Estadounidense a los habitantes de Puerto Rico. Hoy son estadounidenses por estatuto y no tienen derecho a votar en territorio Norteamericano, es decir, son ciudadanos de cuarta categoría.

Sin lugar a dudas, lo que más les dolió a los dirigentes del movimiento independentista Puertorriqueño fue el silencio de Gobiernos, dirigentes y organizaciones progresistas de la Patria Continente, Latinoamérica, que en el pasado les apoyaron. Hoy, han guardado un silencio oportunista y cobarde. El tartufismo Latinoamericano carente de imaginación asume la ideología de que “El fin justifica los medios”. Los hipócritas –la hipocresía es el homenaje que le rinde el vicio a la virtud-, que no creen en el valor de las ideologías revolucionarias de los pueblos sometidos, se equivocan con el Pueblo de Puerto Rico y sus dirigentes del movimiento independentista. La lucha continuará, porque es preferible morir luchando que vivir de rodillas, como reiteradamente lo han afirmado los dirigentes independentistas.

Los tartufos dirigentes pragmáticos contemporizadores de Latinoamérica esquivan la responsabilidad frente a la tragedia del Pueblo Boricua. Audaces en la traición y tímidos en la lealtad, están convencidos, “que pecar en silencio no es pecar”.

Cuando las miserias morales asolan a un país, culpa es de los traidores politicastros pragmáticos contemporizadores que vendieron sus ideales por un plato de frijoles, que no tienen patria y que han vivido parasitariamente de la limosna que les entrega el gran padrino desde la Casa Blanca.

El que predica la verdad y transige con la mentira, el que predica la Justicia y no es justo, el que predica la lealtad y traiciona, el que predica el patriotismo, el socialismo y se arrastra frente al odioso imperialismo yanqui y le niega la Solidaridad al Pueblo de Puerto Rico,  no es un hijo digno de la Patria Continente, Latinoamérica, de : Francisco Miranda, Simón Bolívar, José de San Martin, Bernardo O’Higgins, José Artigas, José Martí Pérez, Benito Juárez García, Augusto Sandino, Ernesto Guevara de la Serna, Salvador Allende Gossens, Etc.

Un dirigente político revolucionario consecuente va por caminos rectos sin reparar que sean ásperos y abruptos. No transige con los enemigos de su pueblo por algún vil interés económico. Cree en sí mismo, y en sus principios sin pactar con los enemigos de la Humanidad.

La historia verdadera la hacen los pueblos y la de Puerto Rico la está haciendo su pueblo: “para quitarnos la Patria, primero tienen que quitarnos la vida”. Pedro Albizu Campos.

Prof. Moreno Peralta.

Secretario Ejecutivo.

Addhee.ong

SOLIDARIDAD CON LA LUCHA DEL PUEBLO DE PUERTO RICO POR SU INDEPENCIA TOTAL

“No se tiene un país grande, ni un gran país cuando su destino se define en otra parte”. Prof. Hegel.

La Asociación Americana de Juristas, rama Valparaíso Aconcagua, Chile, ante la represión y persecución de los patriotas que luchan –luchar es vivir-, por la soberanía total de Puerto Rico, se solidariza con el Pueblo Borinquen y denuncia que los únicos responsables de la tragedia que vive este Pueblo, bajo la ocupación imperialista, han sido la monarquía Borbónica que lo entregó como botín de guerra a Estados Unidos y a la oligarquía/burguesía que siempre ha apoyado un “estado libre asociado”, en el patio trasero del imperialismo yanqui,  por unos dólares más y unas ficticias libertad y seguridad. Definitivamente estos paniaguados se han quedado sin libertad ni seguridad.

Puerto Rico, es un “estado libre asociado” a los Estados Unidos, pero no forma parte de él. Los boricuas que viven en Borinquen no tienen derecho a votar en las antidemocráticas/manipuladas elecciones presidenciales en los Estados Unidos (con una abstención que alcanza un 60%). Pero esto no le interesa a la burguesía parasita de Puerto Rico que administra los intereses del imperialismo yanqui en general y el de las empresas multinacionales en particular, más aún, esta mengua de antipatriotas renegados es partidaria de la anexión total de Borinquen al patio trasero de los Estados Unidos, definitivamente. Esto significa la desaparición de Puerto Rico al dejar de formar parte de “la Patria Continente, Latinoamérica”.

El entreguismo, el rastrerismo vil y abyesto de las oligarquías/burguesías parasitas de América Latina y sus epigonos, frente al amo imperial, es congénito.  La mal llamada lucha por la independencia por estos individuos no significó otra cosa que la defensa del Borbón Fernando VII, -derrocado por Napoleón, pasó su exilió en el Castillo de Valencay bordando,  y evidentemente bebiendo y comiendo como un Borbón-, hasta su retorno al trono. Al iniciarse el proceso revolucionario por la independencia de la Patria Continenteencabezado por el Libertador Simón Bolívar, Artigas, San Martín, O´higgins, etc. los cipayos, vendepatrias, defensores de Fernando VII, boicotearon éste. Hoy con desvergüenza y desfachatez se preparan para celebrar el bicentenario de la independencia de la monarquía española.

Cuando leemos, estudiamos la historia de Puerto Rico, estamos conociendo a un Pueblo digno, noble, soberano y ejemplar que ha luchado sin descanso por la construcción de una patria libre, digna ,soberana  y culta. Las palabras de dos grandes patriotas Boricuas, reafirman  éste desafío histórico que será realidad más temprano que tarde: Dr. Ramón E. Betances, antes de su muerte, en París, 16 de septiembre 1898, “no quiero colonia, ni con España ni con Estados Unidos”.

Pedro Albizú Campos, exige plena soberanía, para su país: “Para quitarnos la patria, primero tienen que quitarnos la vida”.

Querido Pueblo de Puerto Rico, a quien cantaron José Martí, Gabriela Mistral, Pablo Neruda, etc. los vientos cambian y la solidaridad en nuestra Patria Continente, Latinoamérica va abriendo el difícil y áspero camino de la liberación política y económica de todos los pueblos de nuestra América Morena, entre los cuales, forma parte, Borinquen.

¡INDEPENDENCIA Y SOBERANIA TOTAL, PARA EL PUEBLO DE PUERTO RICO¡

Prof. Juan Guillermo Matus Valencia        Mª Cecilia Chinchon Canales

Director                                                          Abogada-Coordinadora

Alicia Rojas Vega                                        Vicente Bárzana Yutronic

Directora                                                        Director

Celia Murgonovski Gómez                          Bernardino Escudero Ahumada

Directora                                                         Director

Dr. Hugo Moreno Peralta                            Ester Poloni Lagos

Secretario Ejecutivo                                         Directora

Deja una respuesta