GENERAL LIBERTADOR BERNARDO O’HIGGINS RIQUELME: Padre de la Patria Chilena desaparecida por la dictadura cívico militar  

Logo ADDHEE

Valparaíso, 20 de Agosto del 2017

 

Parafraseando al poeta del amor y la esperanza, Pablo Neruda asesinado por orden de la dictadura cívico militar fascista:

“Aunque sea atacada y agredida, mi Patria no será vencida. Con la verdad del Pueblo, la eternidad del canto”…

“(…) hemos heredado tu firmeza,
tu inalterable corazón callado,
tu indestructible posición paterna,
y tú, entre la avalancha cegadora
de húsares del pasado, entre los ágiles
uniformes azules y dorados,
estás hoy y siempre con nosotros, eres nuestro,
Padre del Pueblo Chileno, inmutable soldado de la patria digna y soberana”.

Cada 20 de agosto, como cada día, recordamos agradecidos, el natalicio del libertador del Pueblo Chileno, General Bernardo O’Higgins Riquelme que nos independizó del yugo español, el 12 de febrero de 1817. Los testaferros del capital buitre foráneo, la aristocracia terrateniente española y sus epígonos/ criollos, que regían la colonia, impusieron a través de sus “historiadores oficiales”, el 18 de septiembre de 1810, como el día que organizan “una junta de Gobierno” por “la liberación de la Madre Patria España” ocupada por el ejército de Napoleón y de su rey Fernando VII, derrocado y preso en Francia.

El general libertador Bernardo O’Higgins Riquelme murió físicamente en el exilio, en el hermano y solidario pueblo peruano, de un ataque cardiaco. Murió pobre, de pesar “del corazón” a causa de su destierro. Y, apresuró su muerte el fallecimiento de su querida madre y la maldita guerra contra la confederación Perú-Bolivia que presidia André Santa Cruz. El general libertador Bernardo O’Higgins Riquelme rechazó de plano la traición a los ideales de la unidad de la Patria Continente Latino América y el Caribe. Le escribió al presidente José Joaquín Prieto Vial que “Un latinoamericano no debe combatir contra otro. Todos nosotros somos hijos de la libertad y no nos corresponde imponer por la violencia la voluntad de unos a otros”. La oligarquía agrícola citadina y su testaférrea clase política presa de chovinismo le declara la guerra a la confederación Perú- Bolivia. En 1837, desembarca el ejército chileno en suelo peruano al mando del Almirante Blanco Encalada, que fue cercado por las tropas de la confederación, capitulando…

Viendo hoy a la patria sumida en la corrupción e impunidad y saqueo de sus riquezas naturales y de las arcas del Estado, a nadie le cabe duda que el espíritu del Padre de la Patria General Libertador Bernardo O’Higgins Riquelme, insigne revolucionario, patriota, libre pensador, culto- hablaba y escribía inglés, español y mapudungun-, no descansa en paz. Siendo un talentoso ser humano, discípulos distinguidos del General Francisco de Miranda y Rodríguez, precursor de la Independencia del continente americano, fue y es odiado por la oligarquía empresarial agrícola citadina farisea sofofa: le llaman hasta nuestros días “el huacho Riquelme, déspota, etc.”. Sobre el Padre de la Patria Chilena se han escrito numerosos libros en inglés, alemán, francés, ruso, etc.

La biografía de una persona comienza, en gran parte, por sus padres, en la apariencia y el carácter, en los virajes del destino manifiesto, se ve una predeterminación legada por sus padres, por sus genes, por su condición en la sociedad, por el trato del niño, por la educación recibida o por falta de ella. No fue una excepción en el Padre de la Patria Chilena, General Libertador Bernardo O’Higgins Riquelme. Toda su vida pretendió copiar los actos y la biografía de su padre, gobernador de Chile primero y virrey de Perú, fiel vasallo del rey de la monarquía española: Su hijo Bernardo, enemigo del parasito borbón y de la oligarquía terrateniente farisea española.

ohiggins 7

“El amarillo que representaba al sol, significaba también para nuestros antepasados el paso de las tinieblas a la luz, del tiempo de oscuridad representado por la época Colonial hasta el tiempo de nuestra independencia de España.

En el primer escudo nacional que acompañaba a esta bandera estaban representados dos indios  indígenas y sobre ellos la palabra en latín POST TENEBRAS LUX, es decir DESPUES DE LAS TINIEBLAS LA LUZ”.

 

El ultimo día de su vida, un periodista le pregunta: “General O’Higgins, yo he leído que el Gobierno de Chile le ha pedido su ayuda para terminar con los descontentos, disturbio, en aras del amor por su Patria”. El Padre de la Patria Chilena se contesta: ¿Acaso se puede fusilar al Pueblo y hablar del amor a la Patria?

El General Libertador Bernardo O’Higgins Riquelme admiraba al Pueblo Mapuche y al toqui Lautaro en especial. El presidente de Chile Dr. Salvador Allende Gossens, asesinado por la dictadura cívico militar, repetía: “el General Libertador Bernardo O’Higgins Riquelme, nos independizó  y formó mi corazón para la libertad, para el amor al Pueblo, para la justicia, para lo grande y hermoso”. Difícilmente se puede encontrar en la historia universal un ser humano culto, leal, honesto y consecuente en la lucha por sus ideas y sus sueños, que haya conservado tanta ecuanimidad durante toda su vida.

Con esperanza y memoria.

 

Prof. Galvarino Jaramillo Pflucher.

Vicepresidente ADDHHEE. ONG

Certificó

Prof. H. Moreno Peralta/ IWA

Secretario Ejecutivo ADDHEE.ONG Mapuchita

Deja una respuesta