La cuna del libertador será la tumba del imperialismo yanqui globalizado.

La cuna del libertador será la tumba del imperialismo yanqui globalizado.

Por Rolando Prudencio Briancon:

No sólo porque el General libertador Simón Bolívar Palacios y Blanco visionariamente vaticinó que: “Los Estados Unidos., parecen predestinados por la providencia a plagar América – el continente Americano –  con la miseria en nombre de la libertad”; sino porque Venezuela es justamente la cuna de quien nos legó la libertad para los pueblos de Latinoamérica, que el cretino de Trump debería detenerse a analizar qué: si se mete con Venezuela se seca. Además en el marco de su ignorancia no sabe que el precursor de la independencia del continente americano, el General Francisco de Miranda y Rodríguez es reconocido como un luchador por la libertad de los Estados Unidos. Evidentemente por la historia y una minoría de intelectuales, la mayoría enajenada solo habla de lo que se le entrega cada día por la telebasura

Trump es un político de última hora. Vale decir es un político improvisado, por cuanto su verdadera actividad han sido siempre los negocios. Se nota su poco apego a la lectura, y menos a la historia, que la verdad; no sé si sabrá quien ha sido; y sobre todo cuál es legado del libertador para los pueblos que fueron liberados por él.

Decía que Trump es un político obcecado, zafio e inculto, y de esta constatación la opinión pública internacional ya está enterada con creces. Basta percibir una serie de actos que lo han mostrado que no tiene ninguna simpatía con la cultura, como ha sido su decisión de retirar a los Estados Unidos de la UNESCO, pues según él ya no seguiría destinando fondos para mantener a una organización que no produce nada, es decir, no es un buen negocio, para los dueños de la Celestina Universal: la educación/la cultura son bienes de consumo por y para el lucro.

Así mismo ha tenido actitudes que se han antepuesto a los avances que se han logrado para la pacificación del planeta, como ha sido el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel. Y ni qué decir de sus bravuconadas a nivel ya casi personal ha mantenido con el líder norcoreano Kim Jon Hu, a quien hoy contradictoriamente lo tiene el concepto de ser un “hombre de honor”. Vale decir que, a su falta de formación académica, e ignorancia hay que añadirle su altanera arrogancia; tal como acaba de aclararles a los demócratas que: “él está en el poder; y ellos ¡fuera!”.

La verdad es que, con todos esos antecedentes personales y culturales de Trump, probablemente está viendo a Venezuela, que es un país más al que puede invadir como lo ha hecho siempre los Estados Unidos., pero además contándole la historia de que los Estados Unidos., van a llevar “libertad”, como también siempre lo han hecho, y que será al país que justamente ha legado libertad al Continente. Sí a ese mismo que quisieron siempre los yanquis que sea: “Amérika First para los americanos/yanquis”

No sé si Trump ha leído sobre la guerra de Vietnam, de donde los yanquis salieron con el rabo entre las piernas. Venezuela no es Vietnam, pero sus hijos son hijos del libertador; y que más allá de que sean chavistas u opositores, saben que Trump está detrás de su petróleo, ¿o acaso Trump ha negado lo que es ese secreto a voces? No, Trump como jefe del cuarto Reich ha quedado callado en siete idiomas, como dando a entender que el que calla otorga.

Y por eso decía que Venezuela Bolivariana es la patria del Libertador General Simón Bolívar Palacios y Blanco, que sería una ironía que hoy no sólo sea sometida, sino además saqueada por quienes precisamente el libertador nos dejó aquella enseñanza, que antes de ser sometida por el imperialismo yanqui con el apoyo de sus testaferros, la oligarca empresarial farisea y sus taifas politicastra y castrense corruptas  será ahí donde cave su tumba.

prudenprusiano@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *