La Dra. Rosa Luxemburgo, la liberación femenina y la ciencia y filosofía marxista. Nació  el 5 de Marzo/1871. Nacimiento de una esperanza, vigente, para la Humanidad

La Dra. Rosa Luxemburgo, la liberación femenina y la ciencia y filosofía marxista. Nació  el 5 de Marzo/1971. Nacimiento de una esperanza, vigente, para la Humanidad

En el día internacional de la mujer 8 de Marzo de 1981, recordamos a la rosa e la emancipación femenina por su lucha ejemplar contra el capitalismo salvaje y el oportunismo/ revisionismo socialdemócrata, un atajo sin salida.

La Dra. Rosa Luxemburgo 1871- 1919, destacada y consecuente dirigente del socialismo/marxista alemán, nació en Polonia, se educó y aprobó su Tesis doctoral en la Universidad de Zúrich/ Suiza / 1887: “El desarrollo industrial de Polonia publicada en Leipzig/ Alemania /1898….

En 1898, ingresa  en la socialdemocracia alemana. Allí, polemiza con el ideólogo revisionista/ renegado/tránsfuga Eduard Bernstein que  proponía “revisar” la ciencia marxista…

 En 1905, la revolución rusa produce un fuerte impacto en el pensamiento revolucionario de la Dra. Luxemburgo. El líder de la revolución rusa Vladimir Lenin,  parafraseando una fábula rusa afirmó: “suele suceder  que las águilas vuelen más bajo que las gallinas. Pero las gallinas jamás pueden remontar el vuelo como el águila”: Rosa Luxemburgo, un águila por encima de todas las gallinas. Pravda  Nr.86/ 1924”

En 1908, rompe con la socialdemocracia: edita “Reforma o revolución socialista marxista”.

La socialdemocracia apoya la maldita guerra imperialista capitalista, traicionando el internacionalismo socialista 1910, una ácida polémica con Karl Kautsky/ renegado/ revisionista7 socialdemócrata.

1914 primera guerra mundial, la socialdemocracia  como ya lo citamos, se divide, entre los que apoyan la maldita guerra y los que las rechazan. Entre estos últimos se encontraba la Dra. Luxemburgo. Con sus compañeros de lucha Karl Liebkned, Clara Zetkin, y Franz Mehring forma la Liga Espartaco.

1919 la Dra. Luxemburgo funda la III Internacional / O Internacional Comunista. Su objetivo es impulsar la revolución mundial, el gran sueño de Rosa y de sus compañeros de lucha.

En su discurso de fundación del Partido Comunista, la Dra. Luxemburgo puntualiza: “Camaradas, podemos decir que nos encontramos con nuestro admirado camarada Karl Marx, que marchamos nuevamente bajo su bandera libertaria.  Hoy la tarea inmediata de la Clase Trabajadora y el movimiento social es convertir el socialismo /marxista en una realidad viva y destruir el capitalismo desde sus raíces. Con este compromiso nos colocamos en el mismo terreno que ocuparon  Marx y Engels en 1848. Ellos jamás abandonaron sus principios. Asumimos la filosofía y la ciencia marxista. Nuestra consigna, nuestro desafío, “socialismo socialista o barbarie capitalista”.

Rechazamos a la socialdemocracia como parte del engranaje capitalista y su reformismo oportunismo, un atajo sin salida. Un cadáver putrefacto en la historia de la clase trabajadora y del movimiento social popular. Basta ya de errores, cuando pensamos que queremos realizar la revolución socialista/ marxista debemos tener muy en claro que no basta derrocar al régimen capitalista salvaje y poner otro régimen en su lugar ¡No camaradas!, ¡Hay un solo camino hacia la victoria de la revolución de la clase trabajadora y del movimiento social, el control del poder político. Las gentes deben aprender a ejercerlo.

Como colofón de mi conferencia recordando a la Dra. Luxemburgo su legado histórico, reitero mi denuncia  por la responsabilidad del régimen socialdemócrata/ reformista alemán que tuvo en el cobarde asesinato de nuestra líder y fundadora  de la emancipación femenina y sus compañeros de lucha nuestra recordada y admirada Rosa fue capturada por los esbirros  del régimen socialdemócrata, torturada y asesinada por el aparato de seguridad del régimen socialdemócrata alemán. Su cuerpo fue arrojado a un rio en Berlín.  Los principales responsables de este crimen de lesa humanidad son: Friedrich Ebert, Philipp Schleidemann, Gustav Noske, etc.

Suprimiendo la justicia burguesa en la medida de lo posible y la educación enajenante rutinaria, un bien de consumo por y para el lucro, y la humanidad habrá alcanzado la  sociedad socialista que heredamos de nuestra valiente, talentosa y genial líder la dra. Luxemburgo.  Ella nos aseguró que nada es imposible de cambiar, que otro sistema político/ económico socialista marxista  es posible. Nuestra revolución socialista – no confundirla con la socialdemocracia y la democracia cristiana dos atajos oportunistas sin salida-, no basta con derrocar al régimen capitalista de turno y poner otro: ¡No! Hay un solo camino hacia la victoria de la clase trabajadora y del movimiento social, como tantas veces repitió la Dra. Luxemburgo” El control del poder político, debemos arrancar el poder  político de la clase oligarca empresarial y su testaferra burguesía politicastra y tomarla  en  nuestras manos…

¡Dra. Rosa Luxemburgo, presente hoy y siempre.!

Gerda  Bottcher

Sub Directora Fundación Cesal e.V. Berlín  DDR

Directora Revista Latinoamérica Un Pueblo Continente

Deja una respuesta