LA EDUCACIÓN OBJETO GLOBALIZADA O LA EDUCACIÓN PERSONA INTEGRAL PERMANENTE: ¿PARA QUÉ FUTURO EDUCAMOS?

1

Prof. Hugo Moreno Peralta

Director CESAL e.V Berlín/ DDR

“Nuestro siglo no puede rebajarse de la libertad a la servidumbre, se sirve mejor al campesino al trabajador, a la mujer y al estudiante enseñándoles a ser libres, porque se les respeta su dignidad. No podemos aceptar esa especie de jefe de faenas, de capaz de hacienda en que algunos quieren convertir al conductor del espíritu, el maestro…” Gabriela Mistral, Premio Nobel de Literatura 1945, Premio Nacional de Literatura 1951.

“La ecuación del Pueblo para el Gobierno Popular que preside el Presidente Dr. Salvador Allende Gossens, en todas las formas del conocimiento que puedan ser útiles  a los educando en su formación integral, permanente y socialista, para la práctica de sus deberes como persona y ciudadano, y de sus obligaciones políticas y civiles como miembros de una sociedad de iguales a escala humana, es decir, de seres humanos libres, debe ser objeto de la preocupación y financiamiento del Estado de Derecho, y de todos los que participan en la conducción de sus asuntos, de modo que, hasta ahora, nunca se ha practicado en ninguna época en Chile. Los gastos en que se incurra en la educación de la niñez y de la juventud y de la ciudadanía en general, jamás podrán considerarse extravagantes. Somos conscientes que la educación integral, permanente y socialista es el camino más corto para salir de la miseria, de la pobreza y del subdesarrollo. Acentuamos, que la Revolución Socialista es un gran hecho educacional/ cultural con una profunda toma de consciencia de un pueblo explotado, enajenado y no solo político y económico…”  Conferencia en:  Universidad de Lomonosov, Moscú URSS,  Universidad de Humboldt, Berlín, República Democrática Alemana,  Universidad de Cracovia, Polonia y Universidad de Bucarest, República Socialista de Rumania del Prof. Emérito Hugo Moreno Peralta/1971, en las Universidades Europeas antes citadas.

A una persona inteligente, honesta y con coraje civil, su militancia cívica le exige que debe darse por entera, consagrarse sin reserva en el contexto de la alternativa hamletiana: Ser o no Ser.

En los tiempos actuales, que tienen como estado dominante de ánimo el de una perplejidad impotente, cuesta encontrar una respuesta a tan importante pregunta de este ensayo.

En el marco de la vulgata capitalista salvaje globalizada (Globalización del capital), nos vemos metidos en una tras otra guerra, que la mayoría de la  no las desea. Los guerreros capitalistas globalizados –fabricantes de armas, traficantes de armas, narcotraficantes y empresas multinacionales- asumen que la guerra es el estado original y natural del individuo/masa. Este como animal sobrevive odiando, matando a otros individuos. La vida es, pues, guerra. Es indignante pensar que deban  seguir adelante esas espantosas e inútiles matanzas. Lisa y llanamente, no queda margen para seguir escapando, para la meditación especulativa, menos para el pensamiento reflexivo y sereno, como no sea escamoteándole horas a los días en un alarde de prestidigitación con las agujas del reloj. Tampoco es alternativa, la fe horrible del milagro por delegación que le tiene asfaltada el alma al individuo-masa. A éste lo defino, en el contexto de masa común prejuicio determinista, como un individuo enajenado sin pasado, sin presente ni futuro, que no es bueno ni malo, sino indolente. Dado que el futuro no llega, porque no existe, viene la resignación fatalista: dios lo quiere así, está de dios… ¿Qué hacer?

La Humanidad querría liberarse de las guerras, de los odios y de las hostilidades de grupos. Querría ver un mundo, en el cual existiera la Educación Persona IntegralPermanente, porque ésta tiende a la libertad mental de la persona. Justo lo opuesto a la Educación Objeto Globalizada que encierra la mente de la infancia y de la juventud en la rígida armadura del fundamentalismo dogmático religioso, del consumo, de las drogas y de la prostitución,  negándoles su presente y su futuro. La  para ser feliz, en resumen necesita de mentes y corazones abiertos y esto no puede originarse en el marco de un relativismo y reduccionismo que nos impone el capitalismo salvaje globalizado, en el cual no se respetan la dignidad ni los Derechos del ser humano ni el entorno ecológico. Recordemos que la educación y la cultura son Derechos Humanos según acuerdo de la Asamblea de Naciones Unidas del año 1944. Pero la minoría de privilegiados/satisfechos, los ricos, que controla el poder político y económico a través de la celestina universal, el dinero, se opone.

El individuo/masa contra la persona

En el Estado de Derecho progresista se reconoce la educación y la cultura como derechos humanos prioritarios en la formación integral del ciudadano libre. Entiéndase la libertad como la de aquéllos que piensan diferente. Los regimenes reaccionarios imponen una educación objeto globalizada como subsidiaria de la economía, como un negocio, un lucro. Adiestran profesionales privilegiando las ciencias exactas en la formación de ingenieros, arquitectos y economistas, en desmedro de la formación de los profesionales de las ciencias del ser humano: filósofos, sociólogos, educadores y sicólogos, etc. Paradojalmente forman un buen profesional en las ciencias exactas y un neolector en las ciencias del ser humano. El Prof. Dr. Immanuel Kant acentuó “Ninguna persona puede ser utilizada como medio, porque cada ser humano es un fin en si mismo”. Concluyó que el adiestramiento del profesional de la Educación Objeto Globalizada y la formación, el cultivo del profesional de la Educación Persona Permanenteson dos cosas muy diferentes. Sin una transformación efectiva, profunda y permanente de la educación en los países latinoamericanos, y en especial de Chile, es imposible garantizar el éxito y continuidad de las otras reformas estructurales de la Revolución Socialista. La reforma educacional es la más compleja, pero sin lugar a duda, la más importante de todas, constituye el meollo del desarrollo social y objetivo central revolucionario en la construcción de la Patria, digna, socialista, soberana, solidaria, con un ciudadano integral, solidario, libre y culto.

En más de una conferencia sobre el tema del presente trabajo, tanto en Europa como en América Latina, he recibido el siguiente comentario de algún colega: “No estoy seguro ni me puedo imaginar como puede darse un proceso liberador de las características como las que el conferenciante expone”.

Siempre he contestado ese comentario citando las palabras del Presidente de Chile, Dr. Salvador Allende Gossens:

El Gobierno Popular que presido está convencido de que existe una enorme brecha entre el sistema educacional actual y las necesidades que plantea el desafío socialista chileno en nuestro programa de gobierno. La reforma educacional, prioritaria tiene que ser de fondo y de forma, es decir, que deben cambiarse desde los fundamentos mismos de la educación, hasta sus aspectos implementativos, como son la infraestructura, los curriculums, la metodología, la formación de los docentes, etc. Esta reforma educacional nos permitirá promover a superiores niveles de vida, compatibles con la dignidad de la persona, a los sectores marginados, menos favorecidos del país y será la garantía de éxito en las transformaciones de las estructuras económicas, políticas y sociales del país. [1]

Además, complemento las palabras del Dr. Allende, con ideas del Prof. Dr. Viterbo Osorio Santelices, quien dirigiera mi trabajo de tesis de habilitación, Función de la Universidad reformada:

La Revolución socialista es un gran hecho educacional/cultural, con una profunda toma de conciencia de un pueblo explotado, enajenado, marginado y no sólo político y económico.[2]

Esta forma integralmente a las personas que van a vivir en la sociedad socialistaa escala humana, de tal manera que puedan integrar esta nueva sociedad solidaria, justa, culta y libre. Sin menoscabo de la libertad de conciencia, la Educación Persona Permanente vigoriza las fuerzas espirituales de los educando con el objeto de lograr Seres Humanos moralmente responsables, tolerantes, cívicamente formados y abiertos a todos los valores.

La formación cívica del educando prepara al futuro ciudadano para la transformación estructural de la arcaica sociedad capitalista salvaje, que no ha sido capaz de resolver los vitales problemas del Ser Humano en el sentido de hacerlo más dichoso o por lo menos, menos desdichado que sus antepasados.

Por eso, sostengo que sin una transformación efectiva, profunda y permanente de la educación en los países latinoamericanos, y en especial de Chile, es imposible garantizar el éxito y continuidad de las otras reformas estructurales de la Revolución Socialista. La reforma educacional es la más compleja, pero sin lugar a duda, la más importante de todas, constituye el meollo del desarrollo social y objetivo central revolucionario en la construcción de la Patria, digna, socialista, soberana, solidaria, con un ciudadano integral, solidario, libre y culto.

 

Diagnóstico de la realidad nacional y continental de la Educación-objeto-globalizada

En síntesis, en el marco de un diagnostico fundamentado en las investigaciones y en el documento Plan de desarrollo de la Universidad del Norte, Chile/1970, que dirigió el Prof. SergioMuñoz Lagos, Director de planificación de esta Casa de Estudios Superiores, aprobado por el Banco Interamericano de Desarrollo BID, afirmo, “la raíz estructural de los problemas fundamentales de los países latinoamericanos, está en su doble condición de países subdesarrollados y dependientes”. La esencia misma del subdesarrollo, hasta nuestros días radica en la presencia de profundos desequilibrios en el modelo de sociedad capitalista globalizada impuesta, por los Estados Unidos,  en todo el continente Latinoamericano con la excepción de la Republica Socialista de Cuba y de la Republica Bolivarianade Venezuela. Las manipulaciones, encuestas y programas mediáticos  de comunicación glo-balizados, controlados por las empresas multinacionales, no pueden negar la realidad que estoy describiendo. En el contexto de tales desequilibrios, la riqueza en sus múltiples manifestaciones se encuentra en las manos de una minoría dominante privilegiada, las oligarquías empresariales, cuya propia existencia se basa en la marginación que sufren secularmente bastos sectores de la sociedad Latinoamericana. Hoy, todo el aparato institucional en cada país, refleja y ha servido de justificación al ordenamiento político, económico, y educacional impuesto por los países desarrollados encabezados por los Estados Unidos, a sus aliados del patio trasero de Latinoamérica, cuyo funcionamiento tiende a perpetuar los desequilibrios internos, esencia misma del subdesarrollo.

Las manipulaciones, encuestas y programas mediáticos  de comunicación globalizados, controlados por las empresas multinacionales, no pueden negar la realidad que estoy describiendo. En el contexto de tales desequilibrios, la riqueza en sus múltiples manifestaciones se encuentra en las manos de una minoría dominante privilegiada, las oligarquías empresariales, cuya propia existencia se basa en la marginación que sufren secularmente bastos sectores de la sociedad Latinoamericana. Hoy, todo el aparato institucional en cada país, refleja y ha servido de justificación al ordenamiento político, económico, y educacional impuesto por los países desarrollados encabezados por los Estados Unidos, a sus aliados del patio trasero de Latinoamérica, cuyo funcionamiento tiende a perpetuar los desequilibrios internos, esencia misma del subdesarrollo.

En lo anterior radica la explicación de las profundas diferencias que seccionan el modelo de sociedad que han hecho imposible cualquier propósito verdaderamente unitario de carácter nacional, y peor aun, a nivel continental. Las enormes distancias sociales que crea el fenómeno de concentración-marginación, han sido acrecentados y subrayados por los criterios valorativos de una mentalidad política al servicio de los grupos dominantes manejados por el capital foráneo que tradicionalmente ha privilegiado los centros urbanos, especialmente, la capital en cada país, en detrimento de las áreas rurales y las provincias. Esta segregación multidimensional ha encontrado expresión en la forma arbitraria en que han funcionado las instituciones nacionales en cada país y en la manera discriminatoria en la que se ha orientado la inversión pública y la prestación de servicios sociales por parte del Estado. El resultado global del funcionamiento de una sociedad así organizada ha sido la profunda e injusta distribución de las riquezas en todas sus formas y el control por unos pocos del producto socialmente generado por la mayoría y de los mecanismos del Poder económico, político y social. No es, por lo tanto, atribuible al azar el hecho de que las inmensas mayorías de los pueblos latinoamericanos nunca han tenido acceso efectivo a los beneficios materiales y espirituales que la civilización contemporánea occidental ha logrado. Más aún, dentro de una estructura social así constituida, el crecimiento económico sólo ha servido para quelos pocos que tienen mucho, tengan cada vez más, y los muchos que tienen poco, tengan cada día menos…

Este diagnostico enfatiza la inseparabilidad de la condición interna del subdesarrollo y la condición externa de dependencia de los Estados Unidos, especialmente. Vale decir, los fenómenos de dominación interna que el subdesarrollo genera en la sociedad de cada país Latinoamericano son indesligables de los fenómenos de dominación exterior derivados de la dependencia. La inserción de las economías nacionales en los países latinoamericanos subdesarrollados en el sistema capitalista globalizado/Globalización del capital, se ha producido en clara subordinación, generando  vulnerabilidad no sólo económica, sino también política en cada país, en la Patria Continente, Latinoamérica. La interrelación de economía y política ha determinado que las condiciones de dependencia económica representen permanentemente peligros para el ejercicio efectivo de la soberanía política del Estado. Sin embargo, el fenómeno de la dependencia, que parte de la naturaleza de las relaciones con el exterior y que entraña implicaciones políticas de la mayor importancia, ha tenido también dimensiones de carácter social y cultural. Estas ultimas han determinado el creciente gravitar de la influencia cultural y social de los países desarrollados sobre la sociedad de cada país del continente latinoamericano, planteando de este modo un grave y compleja dominación múltiple que originado en el campo económico se ha proyectado a la esfera política para luego alcanzar repercusiones importantes en las áreas más generales del estructura de cada país latinoamericano.

En lo social, esta dominación exterior favorable a los Estados Unidos y de los países desarrollados ha significado la subordinación a decisiones foráneas no inspiradas precisamente en el interés de cada pueblo latinoamericano, sino en el afán de lucro que ha prosperado a costa de la miseria, la pobreza de los trabajadores, reducidos a condiciones humanas ínfimas, junto a sus familias.

En lo cultural, la dependencia se ha proyectado en hábitos imitativos de una aculturación y pérdida de identidad, que traducen una suerte de colonialismo mental, que invalida la creatividad y la posibilidad de una cultura con fisonomía propia, autónoma.

Corresponde, en consecuencia, a los gobiernos progresistas bosquejar los fundamentos de una política nacional de desarrollo y los objetivos generales de su acción gubernamental que corrija las injusticias, las marginaciones, que sufren las grandes mayorías marginadas en Latinoamérica. El desarrollo consiste en un proceso de transformación profunda en las bases de relación del poder económico, político y social (educacional y cultural). En consecuencia, el contenido concreto del desarrollo, se traduce en la mantencion de los desequilibrios estructurales internos y de las relaciones de dependencia que, en conjunto, ha definido la naturaleza y la esencia del ordenamiento tradicional de la sociedad en cada país latinoamericano.

“No se puede planificar para conservar el ordenamiento tradicional[3], afirmaba el Prof. Muñoz Lagos, sino  para transformarlo de manera sustantiva en todas sus dimensiones fundamentales, a fin de orientar la acción entera del país hacia la creación de un ordenamiento social nuevo y cualitativamente distinto al de la etapa anterior al de la Revolución Socialista. Ello explica que para un gobierno progresista, de los más honestos y sabios políticos de cada país, los conceptos de desarrollo, de transformación estructural, y de la revolución tienden a ser sinónimos. Separarlos ha sido siempre el engaño político de los individuos pragmáticos contemporizadores de la clase política que han constituido la contrarrevolución en los gobiernos populares y que ha terminado administrando los intereses de las grandes empresas multinacionales y los de sus testaferros, las oligarquías empresariales.

Ahora bien, independiente de cómo se conciba la educación en general y universitaria en particular, ésta se encuentra en la base misma de los problemas más amplios y delicados del desarrollo nacional de cada país latinoamericano.

Sin embargo, como el carácter y la orientación de cualquier política nacional de desarrollo dependen fundamentalmente del carácter y la orientación de la acción del Estado, el contenido final de cualquier política educativa dependerá de cual sea la política general de Estado. En consecuencia, el sentido y las metas de todo proceso de reforma educativa serán función de dos factores centrales, de naturaleza en rigor extra educacional: de un lado la política nacional de desarrollo, y del otro la orientación política del Estado. “El Estado tiene un sólo y mismo fin: la educación del Pueblo. Esta debe ser una e idéntica para todos sus miembros” [4]. “De esto se desprende que la educación debe ser objeto de una vigilancia pública y no privada[5].

La política y la acción educacional de un gobierno revolucionario, por tanto, debe para ser autentica, reflejar con fidelidad el carácter y la naturaleza esenciales del gobierno “Por y para el Pueblo”. Desde este punto de vista, una reforma educativa en cualquier país latinoamericano debe constituir la contribución educacional más importante a la obra transformadora de un gobierno progresista que ha definido la conquista de objetivos de cambios estructurales como  justificación de su propia existencia. Debe ser por tanto, y corresponder al modelo nacional  de la política revolucionaria de construcción de una nueva sociedad socialista, solidaria justa, culta y verdaderamente libre.

Toda iniciativa humana liberadora para su realización necesita de la esperanza y de personas dignas, honestas, consecuentes, solidarias, que se sientan verdaderamente libres por pensar diferente.

La educación objeto en el modelo de sociedad capitalista globalizada en Latinoamérica

Tan sólo por la educación el individuo llegara a ser persona y más tarde Ser Humano  [6] Prof. Dr. Med. Luis Bisquertt Sussarte.

La Humanidad vive hoy un dramático malestar creado por el enfrentamiento entre quienes aceptan y defienden por interés, cobardía, oportunismo o por ignorancia y enajenación formas de vidas impuestas por regimenes autoritarios e instituciones arcaicas del pasado y quienes, animados por el deseo de liberación de todos los seres humanos quieren cambiarlas.

Hoy, educar para el presente, en el marco de la Educación Objeto Globalizada, es educar para un pasado que nunca volverá…

La Educación Objeto Globalizada como subsistema de la economía, como negocio, impuesta por los administradores de la Vulgata capitalista globalizada-Globalización del capital, la han logrado alcanzar, franqueando las fronteras de la educación yla cultura. Estos DerechosHumanos han sido conculcados a las grandes mayorías marginadas, transformándolos en mercaderías para todo tipo de regateos …

Los sistemas de la Educación Objeto Globalizada y de su cultura, en el más amplio sentido, como canales de comunicación por los cuales se transmiten hábitos y crean modos de vidas y pensamientos, son dirigidos desde centros estratégicos del capitalismo salvaje globalizado. El resultado de esta acción enajenante apunta al inmovilismo mental del individuo masa para alcanzar el control global del planeta. Este nuevo orden imperial perverso significa para la persona renunciar a su condición de tal, para transformarse en un individuo masa, un robot.

Dentro del contexto estructural antes señalado, el Sistema Educacional Objeto globalizado impuesto refleja todas las características, la naturaleza del ordenamiento global irracional e inhumano de la sociedad que lo pretende perpetuar. El diagnostico en el presente ensayo muestra múltiples aspectos negativos que los une al modelo de sociedad y a su sistema educacional con una “congénita crisis”, entre otros. Fiel a este diagnostico, es preciso exponer con absoluta franqueza los males que aquejan a la sociedad en general y al sistema educacional en particular.

Los regímenes reaccionarios latinoamericanos y los defensores de la Educación Objeto Globalizada destacan sus inversiones en el sistema educativo. Pero, lo que no aclaran es lo referente al monto de dinero entregado vía subvenciones a los empresarios privados dueños de establecimientos educacionales en desmedro de la educación fiscal. Es rigurosamente cierto que la estructura de crecimiento enfermizo de este modelo educacional – enfermizo, porque aumenta el estudiantado y simultáneamente aumenta el número de los que la abandonan y los analfabetos-, juegan no sólo factores intrínsecos, pedagógicos, sino también factores externos de carácter socio económico. Esta es la realidad que tenemos que cambiar de fondo y de forma. Una realidad en que a los defectos de tipo educacional vienen a sumarse las deformaciones sociales y económicas de un modelo de país impuesto por el imperialismo yanqui globalizado, enajenante y dependiente, potenciándose de este modo los resultados negativos en “permanente crisis” del sistema nacional de educación, con graves insuficiencias cuantitativas y cualitativas, entre las principales tenemos:

  1. La consecuencia de una educación de elite, privada para quien puede pagarla, trae consigo la mala calidad de la educación  fiscal con resultados cuantitativos absolutos, cada vez más negativos con efectos como la deserción, la frustración, la cesantía que terminan empujando a los niños y a los jóvenes a la delincuencia, las drogas, la prostitución, etc.
  2. El Sistema Educacional Objeto Globalizado no sólo no ha podido controlar los males señalados en los párrafos precedentes, sino, por su inadecuada orientación, por su incapacidad para evitar la deserción escolar, por su desconexión del ambiente socio económico de los educandos, contribuye a agravarlos. Esta educación tiene un contenido totalmente divorciado de los intereses y preocupaciones de las grandes mayorías nacionales de donde proviene  el grueso del alumnado y del estudiantado. Es una educación vacua, carente de valores espirituales que no les brinda a los niños y a los jóvenes una verdadera ayuda para la vida y resulta incapaz de estimularlos y de promover en ellos el afán de alcanzar los más altos niveles de la cultura. Las promovidas reformas educacionales, a través de los medios mediáticos de comunicación, sólo son paliativos para mantener con vida el sistema capitalista salvaje globalizado y su educación. Además de seguirles aportando recursos económicos a los empresarios privados de la educación, dueños de establecimientos educacionales y de suprimir las horas en las asignaturas de las ciencias del Ser Humano, supuestamente para fortalecer la formación en las asignaturas en las ciencias exactas. Como resultado se tendría un mejor profesional en las ciencias exactas y un analfabeto en las ciencias del Ser Humano. Este tipo de reforma es un fiasco.
  3. El Sistema Educacional Objeto Globalizado ha operado como una institución discriminatoria e injusta, pues de hecho no ofrece a todos los niños y jóvenes igualdad de oportunidades. Cuantitativamente insuficiente y pésimamente orientada, especialmente para los adultos en general que no han llegado o han abandonado la escuela. Por éstos últimos este sistema educacional no tiene ningún interés por recuperarlos.
  4. De los serios defectos cualitativos de la Educación Objeto actual es en mucho responsable la inadecuada selección y formación de profesores sin cuya modificación radical no podrá mejorarse el sistema en su conjunto.

El maestro, entiéndase bien, parafraseando a los dos mas grandes maestros de la  Patria Continente Latinoamérica, Gabriela Mistral y José Marti, “es responsable de la formación integral del Ser Humano y en especial de su conciencia social”. La maestra Gabriela acentúo: “No  podemos aceptar esa especie de jefe de faenas, de capaz de hacienda en que algunos quieren convertir al conductor del espíritu, el maestro”. Es la persona más importante en la formación del futuro de nuestra Patria Continente Latinoamérica, porque cumple una labor social de enorme significación. Sin embargo, su vocación y su trabajo ha sido menoscabado, no tiene el reconocimiento social adecuado lo que produce un sentimiento de frustración muy perjudicial para su obra educadora.

  1. Desde el punto de vista formal es preciso destacar como factor contraproducente la desarticulación interna y la rigidez del sistema educación objeto Globalizado, construido según un patrón lineal y único, y sin flexibilidad de adaptación a las varias circunstancias de las regiones y de los grupos socioeconómicos de cada país. El fundamentalismo religioso, especialmente, el católico, manejado por el Opus Dei, la burocratización y la rutina son males que se hacen sentir en todos los niveles. Se tiende a exigir rígidamente el cumplimiento mecánico a raja tabla de normas abstractas desligadas de la realidad o sin condicionamiento real, colocando la ejecución de programas o resoluciones por encima de los logros propiamente educacionales. Además adoptar una actitud no de ayuda al magisterio, sino de fiscalización jerarquizadora. Todo esto entraba el funcionamiento de los organismos institucionales y desalienta a los profesores.
  2. El Sistema Educacional Objeto Globalizado, en su fin, carece de racionalidad. Hay una grave distorsión administrativa y financiera que se refleja entre otras cosas en el excesivo número de funcionarios y empleados, en agudo desequilibrio de la distribución de la carga docente por profesor y en la desproporción entre el gasto por concepto de remuneración y los fondos aplicables a la inversión. El primero es financiado por el presupuesto del Ministerio de educación en un 80%, cuya mayor parte se la entrega a los empresarios privados de la educación y una mínima parte a la educación fiscal.

Todo lo anteriormente citado señala la amplitud y la hondura del problema educacional en cada país latinoamericano –reitero, con la excepción de la regla de la Republica socialista de Cuba y de la republica Bolivariana de Venezuela-, cuya solución debe ser prioritaria en el proceso de la transformación social de la Patria Continente, Latinoamérica.

  1. Mucho podría decirse a cerca de la ausencia de contenidos significativos en todos los niveles de la Educación Objeto Globalizadaen Latinoamérica, del exagerado intelectualismo o memorismo que prevalece en la práctica didáctica y en el aprendizaje, y, del casi total olvido del sentido creador que debe tener toda educación. Los educandos no adquieren ni siquiera las habilidades básicas como la lectura inteligente por el costo elevado de los textos o la carencia de ellos. Los profesores, en general, aceptan como información prioritaria ante esta situación, la fotocopia de los libros. A lo anterior se debe agregar la falta de pensamiento reflexivo de los estudiantes y alumnos, los que no están capacitados para ninguna actividad útil y productiva. Evidentemente se priorizan las asignaturas de las ciencias básicas por su importancia para la economía de las empresas multinacionales y nacionales privadas.
  2. Los regimenes reaccionarios de Latinoamérica que imponen la Educación Objeto Globalizada, a través de sus medios mediáticos enajenantes de comunicación, machacan diariamente a las gentes con consignas de cambios, de reforma educacional, pero fuera del discurso del opinólogo político de turno, no se ve una acción efectiva a favor dela docencia. Lo más grave, es que en las políticas gubernamentales se ignora al profesor que sobrevive en la pobreza, artífice del cambio educacional en cualquier proceso de reforma. Una autentica reforma no puede empezar ni por la estructura ni por los planes, ni por los programas, ni por libros de texto. Debe empezar por el dialogo con aquel que debe efectivizar la reforma: el profesor.

Cada año el profesor tienen que soportar toda una andanada de    reformismos, y se le está haciendo cada día más difícil discernir entre los trabajos hechos con serena objetividad y las propuestas manipuladoras hábilmente publicitadas por el régimen reaccionario de turno, entre la autenticidad y la mentira disfrazada de sonrisa.

Una reforma educacional sin el magisterio es cualquier cosa, menos algún cambio en la educación objeto globalizada. Al profesorado no se le debe convocar a soñar, sino a realizar. En este terreno no hay que esperar la intervención de ningún personaje iluminado. Nadie tiene derecho a esperar milagros. Estos últimos no existen. La reforma educacional sólo se tornara posible y efectiva el día que los profesores la sientan como algo suyo.

Las propuestas de reformas educacionales de los regímenes autoritarios mentirosos de Latinoamérica vienen enmarcadas en un mero cambio de nombre a las cosas, para mostrar que éstas cambian.

Si se quiere implementar la reforma educativa hay que evitar caer en reformismos pedagógicos. Hay que poner la transformación, no el snobismo, en este problema. No se puede planear y llevar a cabo una reforma educacional sobre la angustia, la pobreza y el mal trato al magisterio. Para crear un clima receptivo a los cambios educacionales, el profesor debe saber previamente que sus derechos están amparados.

Estamos sepultados entre estadísticas, gráficos, diagramas, que nos muestran los males de la Educación Objeto Globalizada, pero no aparecen los proyectos nuevos que permitan modificar esa situación.

La persona inteligente, honesta, busca expresar ideas profundas con palabras sencillas, claras llamando las cosas por su nombre, pero nuestra época esta saturada de ciertos “expertos pragmáticos conciliadores”, que pretenden disimular su ignorancia, su cobardía y su indigencia cultural y educacional tras un lenguaje banal, insustancial, anodino y esotérico, que les permite protagonizar y es garantía de su sueldo mensual.

En el marco de la “crisis genética” del capitalismo salvaje globalizado y su Educación Objeto, yo creo que al profesor con vocación le compete la difícil tarea de devolver a la conciencia de nuestra época, la auténtica imagen de la persona preocupada por la realización de la totalidad de sus posibilidades. Debe hacer comprender el inapreciable alcance de las palabras de un talentoso educador por excelencia, el Prof. Dr. Luis Bisquertt Sussarte: “Las personas no deben pensar tanto en lo que deben hacer como en lo que deben ser”[7].

Como colofón de lo antes dicho acentúo que es necesario recuperar la autoridad del magisterio, que hay que hacer una revolución copernicana, no para desplazar al niño y al joven del centro en que han sido colocado –“En mi gobierno hay sólo un privilegiado: el niño.” Dr. Salvador Allende Gossens, Presidente de Chile-, pero si para colocar las cosas en su justo lugar, para volver a poner en su quicio lo que ha sido desquiciado por los comerciantes de la educación.

  1. Siendo en sí grave lo antes dicho, existe además, un defecto muy hondo y de consecuencias negativas en la imposición de la educación objeto globalizada, a saber, su falta de sentido de la realidad nacional y continental, la manipulación y la falsificación de esta realidad y el reforzamiento de la alienación que padece el ciudadano en todos los niveles. Esta educación es sólo superficialmente Latinoamérica en los medios mediáticos de comunicación globalizada, no contribuye al conocimiento de los problemas, derechos y necesidades de cada nación, su aparente nacionalismo es meramente retórico de símbolos que enmascaran la verdad de la paupérrima situación de los Pueblos en el continente de la esperanza, Latinoamérica. Se aplican modelos sociales y culturales extranjeros que benefician a la clase dominante a los empresarios privados y a las empresas multinacionales. No estimula en los niños y en los jóvenes el sentimiento de independencia e identidad,  personal, nacional y continental, el espíritu de lucha en la superación consciente de la persona, el respeto irrestricto por la dignidad y los derechos del ser humano y del entorno ecológico, menos aún, se afirma y acrecienta los logros verdaderamente positivos de cada nación en particular y del continente latinoamericano en general.

Termino estas reflexiones sobre la Educación Objeto Globalizado en Latinoamérica, con las palabras de la recién elegida Presidenta de la Federación de estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), Camila Vallejos Dowling: “En Chile, no hay interés por formar ciudadanos concientes de sus derechos, deberes, capacitados y de cómo funciona la institucionalidad y la política, se fomenta el consumismo y el mercado, no hay una política de Estado que fomente el valor de la colaboración”…

“No acepten lo habitual como cosa natural, pues en tiempos de confusión generalizado, de arbitrariedad conciente deshumanizada, nada debe parecer imposible de cambiar.” Bertolt Brecht

 

La Educación Persona Integral Permanente

“Gobernar es educar, y con esta firme concepción aprovecharé todas las fuerzas que de el Estado pueda disponer para despertar el espíritu constructivo, de organización y perseverancia que tanto necesita la ciudadanía y rectificar el abandono en que se ha desarrollado la educación pública. Para que la enseñanza pueda cumplir su misión social con toda amplitud, es necesario que sea gratuita, única, obligatoria y laica” [8]

La Educación Persona IntegralPermanente es un instrumento mediante el cual el niño, el joven y también el adulto transfieren las formas de la cultura a la que pertenecen. Cuando esa cultura es autónoma y vigorosa y expresa la autentica personalidad de una nación. Este vehiculo educativo cumple una función de afianzamiento y expansión del ser nacional. Por el contrario, cuando la cultura es defectiva, su transmisión y mantenimiento mediante la Educación Objeto Globalizada, hace de ésta un instrumento alienante. La Educación Persona IntegralPermanente es consciente como instrumento liberador por el cual una comunidad ha llevado a las nuevas generaciones sus ideas, sentimientos y sistemas de valores, dentro del propósito general de lograr el desarrollo biológico, síquico y espiritual de los educandos, en el marco de una educación creadora que busca desenvolver las capacidades de la persona y afirmar su potencia de desarrollo autónomo. A ésta, los regímenes reaccionarios se han opuesto por décadas y tratan de imponer la Educación Objeto Globalizada que rutiniza y burocratiza la educaron convirtiéndola en un negocio, en un conjunto de estereotipos foráneos que deben ser impuestos en las mentes de los niños y de los jóvenes, el futuro de sus países, que los conducen a la alienación.

La cultura global impuesta a través de la Educación Objeto Globalizada y de los medios mediáticos de comunicación por el capitalismo salvaje globalizado, presenta los rasgos característicos de una cultura de dominación –aculturación-, lejos de constituir un conjunto orgánico o integrado de expresiones de la personalidad histórica de los pueblos latinoamericanos, por sufrir la condición de subdesarrollados y dependientes, se han visto impedidos de afirmarse como una comunidad unificada por un sistema dinámico de valores y de patrones de comportamiento que aseguren su progreso y bienestar a nivel nacional y continental.

Frente a la multiplicidad de las reformas populares, étnicas y de otros grupos sociales, las oligarquías empresariales nacionales a través de sus testaferros, los regimenes políticos y los medios mediáticos de comunicación, han impuesto “su cultura”, una subcultura de elite, divorciada, de procedencia extranjera –Estados Unidos, Inglaterra, España- de escasa inventiva, sin imaginación, es decir, sin ninguna capacidad creativa.

Las culturas populares, étnicas, no han podido ofrecer dentro del contexto histórico antes citado, un  desarrollo espiritual y vigoroso a buen nivel, por razones obvias. De hecho han sido manipuladas y convertidas en instrumento de discriminación y dominación y puestas al servicio de los comerciantes del turismo. Esta realidad ha constituido la cultura de los dominados y de la cultura de los dominadores.

Yo entiendo la cultura como una de las formas básicas de la liberación. Elmaestro Libertador de la Patria Continente Latinoamérica, José Marti y Pérez lo señalo y el solidario, libre y culto Pueblo Cubano lo puso en práctica: “Un Pueblo culto/educado, es un Pueblo libre”. Y entiendo libertad como la de que los piensan diferentes.

No se puede hablar de cultura, sin relacionarla con la educación y viceversa. Un cambio de orientación en la política cultural a nivel nacional debe traducirse en una modificación de los contenidos transferidos y de los valores promovidos por la Educación Persona Permanente. Esta a su vez, en sus acciones propias y en sus múltiples formas –la enseñanza básica, la enseñanza media, universitaria y de adultos- debe afianzar y expandir los logros de la nueva cultura nacional en cada país latinoamericano, en el cual se desarrollaron las virtualidades de los pueblos de la Patria Continente con sus tradiciones más fecundas.

La Educación Persona Permanente es consciente como instrumento liberador por el cual una comunidad ha llevado a las nuevas generaciones sus ideas, sentimientos y sistemas de valores, dentro del propósito general de lograr el desarrollo biológico, síquico y espiritual de los educandos, en el marco de una educación creadora que busca desenvolver las capacidades de la persona y afirmar su potencia de desarrollo autónomo. A ésta, los regímenes reaccionarios se han opuesto por décadas y tratan de imponer la Educación Objeto Globalizada que rutiniza y burocratiza la educaron convirtiéndola en un negocio, en un conjunto de estereotipos foráneos que deben ser impuestos en las mentes de los niños y de los jóvenes, el futuro de sus países, que los conducen a la alienación.

De lo anterior se desprende la reivindicación de la mutua relación de la comunidad con la educación y reestablecimiento de las conexiones originarias y sanas entre los grupos sociales y las instituciones educativas. La nueva Educación PersonaPermanente propicia y fomenta la participación de la comunidad en la educación y la cultura, sentándose las bases para que los trabajadores, los padres de familias y otros grupos se interesen por el proceso educativo e intervengan activamente en la marcha de los establecimientos educacionales…

Por otro lado, el éxito de la Educación Persona Permanente exige que el currículum deba garantizar en todo momento la conexión de la realidad social y económica del país, sea mediante la capacitación y perfeccionamiento de los trabajadores manuales e intelectuales, o mediante el servicio de los estudiantes y alumnos a proyectos cívicos y sociales de la comunidad. Esta concepción de educación acentúa los aspectos no escolares del proceso educativo, y cree que ella es el resultado tanto del esfuerzo de los profesores en las aulas, como de la actitud general de la sociedad y de su sistema de organización social y política. En verdad, toda sociedad es escuela. Es indispensable una verdadera movilización social para alcanzar plenamente los objetivos de la Educación Persona Permanente. El esfuerzo extraordinario del Estado para alcanzar metas sociales realmente trascendentes y no de fácil logro, demanda que los distintos grupos e instituciones sociales intervengan en el proceso de adecuar la educación a sus nuevos propósitos y de facilitar crecientemente a todos los ciudadanos de cada país de la Patria Continente, Latinoamérica, la realización del Derecho a educarse y evidentemente al de la cultura para cultivarse.

La Educación Persona Permanente es ante todo y sobre todo formar personas integrales que busquen la verdad con pasión, el conocimiento de sí mismas, la prosperidad material y espiritual de su pueblo e intenten desentrañar el misterio que encierra el destino final del ser Humano y del mundo.

Por razones democráticas y de utilidad práctica es recomendable contar con el aporte de la educación privada, en el esfuerzo común que instituciones y organizaciones privadas le ofrecen al Estado. Siempre y cuando no sean fuentes de privilegios, dogmatismos o discriminación. Además no deben constituir negocios o instituciones lucrativas.

Educación, ciencia y tecnología

La  Educación Persona Permanente reconoce el rol fundamental de la ciencia al servicio del Ser Humano y del desarrollo. En el mundo condicionado por las creaciones y descubrimientos de la educación científica y por los productos de sus aplicaciones técnicas, es imposible educar adecuadamente al niño, al joven y al adulto sin el aporte de este elemento de la cultura humana. Una política científica, tecnológica responsable en los países latinoamericanos tiene que concentrar su formación en aspectos muy específicos, de tal manera que la investigación no resulte una actividad fortuita, arbitraria o dependiente exclusivamente de los intereses del capital extranjero, que hasta ahora es el único que maneja estos fondos nacionales en beneficio de sus ganancias.

Las naciones que han alcanzado los más altos niveles de desarrollo y por ende tienen prácticamente asegurada sus posibilidades de expansión futura se debe, en gran parte, a la preocupación y la realización de una definida política educacional científica y tecnológica, el haber logrado esa posición que resulta, en el mundo actual, casi monopolista en materia de conocimientos y recursos. Evidentemente sin la formación y perfeccionamiento de profesionales de alto nivel estos objetivos no se habrían alcanzado.

Una política científica, tecnológica responsable en los países latinoamericanos tiene que concentrar su formación en aspectos muy específicos, de tal manera que la investigación no resulte una actividad fortuita, arbitraria o dependiente exclusivamente de los intereses del capital extranjero, que hasta ahora es el único que maneja estos fondos nacionales en beneficio de sus ganancias. Esto obliga al Estado a orientar el suministro de fondos estatales hacia actividades científicas que permitan resolver concretos problemas nacionales, que produzcan un efecto directo y beneficioso para el país. Orientando así la política científica tecnológica, se evitara la importación irrestricta de tecnología y de personal científico y tecnológico que, además de colocar al científico latinoamericano en posición de subordinación y subempleo, ocasiona graves problemas sociales de cesantía. Un buen nivel de formación permitirá romper la posición nítidamente colonial de nuestros investigadores, que suelen limitarse a producir una suerte de materia prima de conocimientos –recolección de datos, etc.-, que son intelectualmente procesados a través del trabajo del científico extranjero en las grandes metrópolis de los países desarrollados.

El cumplimiento de un política científica prioritaria unida a los efectos de los  cambios estructurales debe permitir, además, la retención del talento nacional cuya fuga obedece a la carencia local de disponibilidades y facilidades científicas y de todos los alicientes que tendría un país seriamente interesado en desarrollar la ciencia y la tecnología.

Como colofón a lo antes expresado, es preciso que la educación científica y tecnológica cubra todos los niveles de la Educación  Persona Permanente nacional, desde sus grados elementales, embrión del espíritu investigador y creativo, hasta los ciclos de altos estudios en donde se producen los aportes más originales al conocimiento humano.

Es responsabilidad del Estado, finalmente, reorientar, estimular y equipar adecuadamente la investigación científica y los programas tecnológicos de todos los tipos y en todos los niveles, como lo exige una política nacional e integral del desarrollo.

El arte en la educación Persona Integral Permanente

El lucro y la carencia de una escala de valores del modelo de sociedad capitalista salvaje globalizado -y su modelo de Educación Objeto Globalizado-, caracterizada por la dominación, explotación y enajenación del individuo, que se traduce en visión predatoria de la Madre Naturaleza, han hecho de cada país de Latinoamérica, con la excepción de la Republica Socialista de Cuba y de la Republica Bolivariana de Venezuela, un patio trasero de mera explotación y aprovechamiento lucrativo. El arte no ha tenido el ambiente indispensable constituido por el respeto y la estimación de la persona por sí misma y la percepción estética de la forma, por causa de la indigencia educacional y cultural reinante a nivel continental. En la educación Persona Permanente, la educación artística es muy importante, porque promueve el arte acorde con los valores humanísticos de la nuevasociedad socialista a escala humana. La actividad artística como parte esencial de la educación de la persona, la apreciación del arte como posibilidad abierta a todos los miembros de la sociedad y la creación artística como expresión propia en la que ella podría encontrarse a sí misma y entrar en comunicación con la comunidad humana.

En la escuela la vivencia artística misma, ha sido desterrada y en su lugar señorean las prescripciones mecánicas, la memorización de aspectos cognoscitivos, sin contenido estético vivo. Se sustituye el arte mismo por un sucedáneo abstracto, deformante que siega las fuentes de toda posibilidad de expresión artística.

En la universidad latinoamericana no ha considerado en forma general la importancia de la educación artística. Los programas de extensión cultural y la creación de grupos teatrales, folclóricos o corales, constituyen una excepción. Estos padecen de limitaciones por falta de recursos económicos.

La Educación artística informal es anárquica en sus finalidades y procedimientos, los medios mediáticos de comunicación globalizados no se interesan por difundirla, porque el arte, como profesión constituye un riesgo peligroso, que las oligarquías empresariales zafias no se atreven a correr. Además  las gentes enajenadas acostumbradas a la vulgaridad, al mal gusto, prestan más atención a los mensajes estereotipados, triviales, de la tele basura, las telenovelas, los programas de chismes, etc., con el contrabando mental consumista de las metrópolis desarrolladas, descuidándose la función educativa del arte.

En la educación Persona Permanente, la educación artística es muy importante, porque promueve el arte acorde con los valores humanísticos de la nueva sociedad socialista a escala humana. La actividad artística como parte esencial de la educación de la persona, la apreciación del arte como posibilidad abierta a todos los miembros de la sociedad y la creación artística como expresión propia en la que ella podría encontrarse a sí misma y entrar en comunicación con la comunidad humana. De allí que el arte debe estar presente en todas las acciones educativas y creativas y, ser el fermento de todas las formas de comunicación y realización pedagógica.

Nuestro desafío nacional y continental

Nuestra  reforma educacional se inspira en una filosofía del Ser Humano integral, como tal sólo logra su plenitud en la justicia plena de las relaciones entre las personas y en el dialogo social. El Ser Humano integral, superando todas las formas de dominación, enajenación, alienación y represión individual o colectiva, produce por el trabajo solidario y la comunicación efectiva sus más altas realizaciones históricas y expresiones culturales. Todo obstáculo a la libre búsqueda de la realización personal de cada persona, cualquier traba puesta a la participación de todos en la obra social, las múltiples formas de privilegio, la discriminación y la sujeción de unos individuos a otros atentan contra el ideal de una sociedad socialista a escala humana, justa, digna y de participación universal, que es la primera y última  meta de la educación de cada pueblo latinoamericano de la Patria Continente. El objetivo final de la Educación Persona Permanente es el Ser Humano integral, cabalmente desarrollado y libre, “Capaz de sentir la injusticia ajena como propia”, de actuar creadoramente en una nación digna verdaderamente independiente y prospera, armoniosamente integrada dentro de una comunidad internacional sin marginaciones ni manipulaciones ni lazos de dominación.

Puesto que el trabajo nacional, la operación cooperativa consciente y creadora de la persona sobre la naturaleza y la sociedad es la raíz de toda la obra humana, la Educación Persona Permanente rechaza como alienantes y, por lo tanto, contraria al ideal humanista toda separación o subordinación de géneros de trabajo y toda valoración que sancione un estatus inferior para un trabajador(a) respecto a otro(a), como hoy ocurre especialmente con el mal llamado trabajo manual. Por encima de todas sus variantes operativas, el trabajo humano es uno en esencia. La explotación del trabajador(a) y la venta de la fuerza de trabajo son las que producen diferencias e indignidades que afectan tanto a la mujer como al hombre. El trabajo es uno, porque es el ejercicio colectivo de la capacidad de crear bienes y, a través de ellos, de realizarse como persona en beneficio común. Y de allí, vienen la dignidad del trabajo y el sentido humano de una educación  para el trabajo creador. En esta unidad fundamental residen la espiritualidad y la sociabilidad primaria de las personas, que la Educación Persona Permanente despliega en toda su amplitud en cada persona a fin de construir de verdad una nueva sociedad a escala humana socialista con un irrestricto respeto por la dignidad, los derechos del Ser Humano y del entorno ecológico.

De acuerdo con los fundamentos que acabo de señalar, la política educacional nacional de cada país latinoamericano y el cambio de modelo de sociedad persigue grandes fines, como los siguientes:

  • Educación para la formación del Ser Humano integral.
  • Educación para el cambio del modelo de sociedad capitalista salvaje globalizada. Este cambio revolucionario socialista es un gran hecho educacional/cultural con una profunda toma de conciencia de un pueblo explotado que ha dicho basta y no sólo político y económico.
  • Educación para el trabajo digno y el desarrollo.
  • Educación para la autodeterminación y autoafirmación y la independencia política y económica de cada país de la Patria Continente.

En conclusión, el objetivo final de la Educación Persona Permanente es el Ser Humano integral, cabalmente desarrollado y libre, “capaz de sentir la injusticia ajena como propia”[9], de actuar creadoramente en una nación digna verdaderamente independiente y prospera, armoniosamente integrada dentro de una comunidad internacional sin marginaciones ni manipulaciones ni lazos de dominación. Por lo tanto, la nueva política educacional Persona Permanente debe ser profundamente concientizadora, liberadora al servicio del pueblo. Para alcanzar este prioritario objetivo hay que colocar los intereses del Ser Humano en el centro de la vida política, social, económica y cultural si se quiere verdaderamente cambiar el odioso sistema capitalista salvaje globalizado.

“Todo lo que no tenemos al nacer, y que requerimos mientras crecemos, nos lo da la educación” J. J. Rousseau/ Emilio.

“La persona nace libre, pero por doquier se la encadena” J. J. Rousseau/ El Contrato Social.

“Llegó la hora de probar con hechos que la dignidad del Ser Humano no cede ante la grandeza de los dioses: Luz más Luz.” Dr. W. Goethe.

Prof. Hugo Moreno Peralta

Representante de la Universidad del Norte de Chile

Ante el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas,

Santiago, Chile.

[1] Palabras del Presidente de Chile Dr. Salvador Allende Gossens en su encuentro con los sindicatos, Federación de estudiantes y autoridades de la Universidad del Norte Chile, en el Palacio de La Moneda,  Santiago, Diciembre 1970.

[2] Tesis de Habilitación “Función de la Universidad reformada” del autor de este ensayo. Prof. Guía Dr. Viterbo Osorio Santelices, Director Departamento de Filosofía de la Universidad Católica.

[3] Plan de desarrollo Universidad del Norte Chile, que dirigió el Prof. Sergio Muñoz Lagos.

[4] Presidente de Chile Pedro Aguirre Cerda. Mensaje Presidencial 21 de mayo de 1939.

[5] Ídem.

[6] Encuentro en la Universidad del Norte Chile/1977, en la colocación de la primera piedra del gimnasio, con las directivas de los sindicatos del cobre de Chuquicamata y del salitre de María Elena y Pedro de Valdivia.

[7] Prof. Dr. Luis Bisquertt Sussarte, “El Profesor formador de seres humanos libres” Claustro de Reforma Universidad del Norte Chile, 1969

[8] Pedro Aguirre Cerda Presidente de Chile, mensaje presidencial del 21 de mayo 1939.

[9] Dr. Ernesto Guevara de la Serna.

Véase también: 

https://es.scribd.com/doc/245619971/La-educacion-objeto-globalizada-o-la-educacion-persona-integral-permanente-Para-que-futuro-educamos

https://www.facebook.com/groups/768899179843887/

Deja una respuesta