La falacia de la “crisis” del sistema capitalista salvaje/globalización del capital y del neoliberalismo por más de 5 décadas.

La falacia de la “crisis” del sistema capitalista salvaje/globalización del capital y del neoliberalismo por más de 5 décadas.

Basta ya de eufemismos: ¡Hijos de Bizancio!

Prolegómenos. Usar el término “crisis” por más de 5 décadas para señalar la catástrofe política y económica del capitalismo salvaje y del neoliberalismo, su putativo y afine pariente, constituye una anomalía semántica. Crisis dice relación con un momento de un proceso en que está en duda su continuación o cese.

  • El capitalismo salvaje/globalización de capital, es un sistema político, económico y social. Perverso, inhumano e irracional donde unos pocos “1% viven en la opulencia, lo tienen todo, y la mayoría sobrevive marginada. Los pobres, los marginados vegetan, producto de la indigencia educacional/cultural, de la explotación, enajenación y de la imposición de la propiedad privada por parte de los dueños de la Celestina Universal.
  • El neoliberalismo es una forma de regir, organizar la economía y el Estado en los países sometidos por el capitalismo salvaje/globalización del capital.
  • El capitalismo salvaje/globalización del capital, es la tiranía más despótica, terrorista, perversa, desalmada e inmoral que han impuesto a la Humanidad los plutócratas empresarios dueños de la Celestina Universal, las empresas depredadoras multiancionales, los bancos especuladores/usureros y los paraísos fiscales.

Control del sistema educacional/cultural, y de los medios de comunicación.

  • Para imponer el neoliberalismo fue condición sine qua non el cambio del sistema educacional aprobado por el claustro de reforma 1968-1969, “Formar/liberar al ser humano integral y crítico, por lo tanto a la persona para la vida social”. Esta era una competencia del Estado, por lo tanto pública, de calidad y gratuita. El neoliberalismo impuso una educación privada, elitista, rutinaria, por y para el lucro para quien pudiera pagarla, y una educación municipalizada para los marginados del sistema.
  • Los medios mediáticos mercuriales de (in) comunicación enajenante bajo el control de la oligarquía empresarial dueña de la Celestina Universal.

El capitalismo salvaje/globalización del capital, moribundo, su salvavidas, el neoliberalismo lo impone el imperialismo estadounidense/yanqui desde Washington, en su patio trasero, a través de dos programas: uno económico, a cargo de la Escuela de Economía de la Universidad de Chicago, y otro militar de la Escuela de las Américas y del Pentágono, para oficiales mamelucos de las fuerzas armadas del Continente Americano.

A fines de la década de los 50, para “curar al enfermo”. Los expertos liberales han intentado negar la enfermedad. Los Académicos, profesores Carlos Aldunate Lyon SJ, Viterbo Osorio Santelices  y Luis Bisquertt Susarte, de la Universidad Norte/Chile –desaparecida por la dictadura cívico militar- en el Claustro de Reforma 1968, de esta Casa de Estudios Superiores del Norte Chileno, puntualizaron, junto con los representantes de los estudiantes, “la enfermedad, el cáncer del capitalismo salvaje, existe, es grave y debe operarse a la brevedad y se llama cuestión social”.

La cuestión social concierne a la oportuna regulación del trabajo y de las condiciones de los trabajadores manuales e intelectuales, y puede definirse como el conjunto de males que reinan en el sistema capitalista salvaje/globalización del capital, respecto al trabajo, los cuales denunciamos y hemos propuesto los remedios:

  • La existencia del mal, el capitalismo salvaje/globalización del capital.
  • La conciencia del mal que hoy tenemos la catástrofe política, económica y social, del sistema capitalista salvaje/globalización del capital. Los epígonos, los críticos de la crítica de la democraciacristiana y socialdemocracia, balón de oxígeno del sistema capitalista salvaje/globalización del capital moribundo la denominada “Crisis”. Crisis dice relación con un momento de un proceso en que está en duda su continuación o cese. Usar el término crisis para señalar, denunciar la catástrofe política, económica y social del sistema capitalista salvaje/globalización el capital, constituye una aberración/extravió mental, una anomalía semántica. La democraciacristiana y la socialdemocracia constituyen un atajo oportunista, sincréticos, sin salida.

Como colofón: tener una enfermedad y saber que la tenemos. A menudo, un individuo lleva consigo desde muchos años el germen de un cáncer, el cual se va desarrollando poco a poco. Hasta que un día adquiere conciencia de su estado y de la gravedad del peligro, y se rebela la existencia del mal y la conciencia del propio mal no son pues la misma cosa. El conocimiento del el propio mal nos induce consecuentemente a toma las medidas necesarias: operar.

Los “expertos” epígonos del capitalismo salvaje agonizante, han sostenido estúpidamente que la enfermedad, la cuestión social, no existe, sino en el cerebro de los marxista/socialistas, anticapitalistas y antiimperialistas. Como era de esperar los “expertos” del sistema capitalista salvaje/globalización del capital, que tiene como base la mentira generalizada, el terrorismo del Estado, las malditas guerras, el hambre, la miseria de la mayoría de la población mundial, recurren a un nuevo montaje, un estereotipo, para manipular la menta humana, una forma de operar, al régimen/satrapía que subyuga/somete, en lo económico, político y social, que denominaron eufemísticamente, neoliberalismo.

Los profesores y estudiantes del Norte Chileno antes señalado, donde nació la conciencia proletaria del Pueblo de Chile, acentúan, “frente a este mal hay dos cosas que precisar: hay que operar al paciente que desde muchos años lleva un cáncer a escondidas de la persona que es su víctima, y dos tomar el único medicamento consecuentemente, en el marco de la filosofía y de la ciencia marxista”.

A llegado la hora del capitalismo salvaje/globalización del capital. Los mercachifles plutócratas expropiadores son expropiados. Los medios de producción y de comunicación no les pertenecen, sino a la sociedad. El trabajo creador humanizado, bajo un régimen comunitario autogestionado, queda bajo el control de los trabajadores manuales e intelectuales. La cuestión social está resuelta. Las clases sociales quedan abolidas, con la nueva sociedad socialista a escala humana, en el marco irrestricto del respeto por la dignidad, los derechos del ser humano y del entorno ecológico: el capitalismo salvaje globalizado ha muerto, y comienza la nueva época con la gloria de un perenne triunfo: aparecerá el sol del porvenir para la Humanidad, el verdadero socialismo conforme a la creación científica del genio universal, el Dr. Karl Marx:

El dilema socialismo marxista o capitalismo salvaje globalizado ha sido resuelto por los Pueblos que han tenido en claro y han sido consecuentes que “El tren llamado historia – “la que hacen los pueblos” –  no lleva jamás a sus pasajeros al destino que han elegido, salvo que ellos mismos se hallan hecho cargo/controlado la locomotora”. Maestro Felipe Hugo Moreno Rivera, mecánico jefe de  la Red Norte de la Empresa de Ferrocarriles del Estado, saqueada por la oligarquía empresarial sofofa y sus testaferras, la clase castrense y politicastra.

Socialismo, patria y Humanidad, no son términos en oposición y contraste.

El bien de la Humanidad sólo se alcanza mediante en progreso de la multipatria, siempre y cuando se entienda que el progreso se desarrolla según la ley moral del Derecho y de la Justicia Plena, y tomando en cuenta los deberes  hacia el cuerpo social compuesto por la totalidad de las gentes sin las odiosas marginaciones, exclusiones del perverso sistema capitalista salvaje/globalización del capital.

El movimiento social 18 del octubre, ejemplarmente, nos ha señalado con tenacidad, dignidad y coraje, que su lucha por la liberación económica, política y social del Pueblo Chileno, no es asunto de milagro y de eufemismos. Tiene un solo y único objetivo el fin del capitalismo salvaje globalizado. Con su etapa superior el imperialismo, y su clase empresarial testaferras oligarcas farisea sofofa, y las taifas castrantes politicastras corruptas, para asegurar la construcción de una sociedad a escala humana socialista, justa, digna, culta, soberana y solidaria. No hay caminos intermedios la alternativa para salvar al Pueblo Chileno y la Humanidad pasa por la ciencia y la filosofía marxista que aún no han tenido su oportunidad, esta esperanza esperanzadora por una nueva sociedad digna con libertad y con democracia verdadera, si una duda reduce este optimismo es que cada vez que en la historia Latinoamericana se habla de conciliación, dialogo, olvido, voto obligado, para terminar con los enfrentamientos de clases, etc., lo que ha sucedido es que se han olvidado las preocupaciones del pueblo y el único perdedor ha sido este.

Con esperanza y memoria, les repito a mis estimados amigos asociados y a mis queridos estudiantes hay que atreverse a pensar, y rechazar cualquier alternativa que nos sea la construcción de una nueva sociedad socialista a escala humana sin el capitalismo salvaje globalizado y sus testaferros castrenses y politicastros corruptos.

Prof. Moreno Peralta/IWA.

Secretario Ejecutivo ADDHEE.ONG

Deja una respuesta