La visita del Vicario de Cristo: El Papa Francisco a Chile y la cuestión social.

Logo ADDHEE

 

 

papa francisco y cura pizarro

Las organizaciones sociales, las ONG’s, los sindicatos, las poblaciones marginales callampas, etc, están muy felices con la visita del Papa Francisco. Su encuentro con los hijos del Pueblo Mapuche en Temuco, en Iquique seguro que se dará un tiempo para visitar la escuela Santa María para rezar por las víctimas de la brutal matanza de trabajadores salitreros, y sus mujeres e hijos- más de 3.000 seres humanos -, entre los cuales se encontraban cientos de hermanos trabajadores salitreros peruanos, bolivianos y argentinos. En el programa hace falta un encuentro entre el Vicario de Cristo, el Papa Francisco y los marginados de alguna población marginal callampa de Santiago.

La cuestión social: La doctrina de la Iglesia de Cristo por y para los pobres

Así como el capitalismo salvaje globalizado / globalización del capital trata de imponer su “nuevo orden mundial”, las piedras guías de Georgia / USA 1980, la iglesia de Cristo tiene como su primer desafío resolver el conflicto social. El Papa Francisco con valentía y coraje se enfrenta a éste… Los defensores / epígonos de la panacea capitalista salvaje globalizada atacan al Vicario de Cristo porque según estos fariseos la Iglesia no se debe mezclar en los asuntos económicos y políticos. Se oponen a  toda tentativa realizada en nombre del cristianismo por hallar la solución del problema social. El cristianismo para la Iglesia de los pobres y para los pobres  es el alma de toda vida individual y social, no se puede relegar a éste, a las nubes de incienso de la iglesia de Cristo. Éste es el cuerpo, que sin el soplo cristiano, se disuelve y muere. Se es cristiano no sólo por ir a misa, sino en cada momento de nuestra existencia. El capitalismo salvaje globalizado/ globalización del capital, la panacea del “nuevo orden mundial”, no ha sido capaz de resolver los vitales problemas del ser humano en el sentido de hacerlo un poco dichoso, o por lo menos, menos desdichado que sus antepasados.

Los cristianos consecuentes de la Iglesia de Cristo por y para los pobres somos conscientes que la cuestión social se resolverá, cuando terminemos con las injusticias sociales y pongamos en el centro de la vida política, social, económica y cultural los intereses del ser humano.

La doctrina social de la Iglesia por y para los pobres, rechaza el atomismo social que por décadas han tratado de imponer los mercaderes privados dueños de la celestina universal. Ser un cristiano consecuente como lo hace el Papa Francisco, significa luchar cada día por y para resolver la cuestión social. No es de cristianos apuntalar el edificio capitalista para que no se desplome, para asegurar los intereses de la plutocracia, sino establecer “un nuevo social cristiano” basado en la libertad, la fraternidad, la democracia y la solidaridad garantizando la dignidad y los derechos del ser humano: trabajo y vivienda digna, educación, atención médica, etc.

Defender la propiedad privada y la explotación capitalista a ultranza de la oligarquía plutocrática no es de buen cristiano. El planeta produce los suficiente para proveer las necesidades de la Humanidad y esto se lograra bajo al a aplicación de la función social, fraternal y solidaria. La propiedad tiene, una función social, empezando por respetar las iniciativas individuales. El propietario de una propiedad individual, que negase por activa y por pasiva la función social no puede llamarse cristiano. El verdadero propietario de las cosas es Dios, porque él las ha creado. Nosotros recibimos de Dios las cosas, y por lo mismo no podemos usar de ellas, sino, en el modo que Dios quiere. Como colofón, acentuamos, que la propiedad de las cosas jamás nos confiere un derecho ilimitado, nos impone deberes. Dios ha creado las cosas para todos, reiteramos, para proveer las necesidades de la Humanidad. La propiedad no desempeña sólo una función individual, sino también una función social.

Como colofón, acentuamos que ningún cristiano de la Iglesia por y para los pobres, puede desentenderse de la cuestión social. Pues ella es el alma inspiradora de toda la vida tanto privada como pública.

La historia nos enseña que eficacia ha tenido en la vida social y la económica, la doctrina cristiana. En nombre de ella, nosotros los cristianos consecuentes, con el evangelio de Cristo, queremos construir la nueva sociedad a escala humana, respetuosa de la dignidad, los derechos del ser humano y de su entorno ecológico, y resolver la cuestión social que es nuestro prioritario desafío. La verdad nos hará libre, la mentira esclavos.

 

Taller por la construcción de la nueva sociedad a escala humana que ponga en el centro de la vida social, económica, política y cultural al ser humano.

Dirigió el Padre Eugenio Pizarro Poblete.

Participaron un grupo de asociadas – estudiantes de las ciencias del ser humano- de la ADDHEE. ONG, que desean saludar al querido y admirado Papa Francisco.

Santiago, 19 de Septiembre del 2017.

Deja una respuesta