Los Derechos humanos y los Derechos de la Madre Naturaleza son dos nombres de la misma Dignidad”… Maestro Eduardo Galeano de la Patria Continente América Latina y el Caribe.

Los Derechos humanos y los Derechos de la Madre Naturaleza son dos nombres de la misma Dignidad”… Maestro Eduardo Galeano de la Patria Continente América Latina y el Caribe.

Lo pobres no pueden seguir esperando: la alegría no les llegara jamás sin una nueva constitución elaborada y sancionada soberanamente por el Pueblo en el marco de una nueva asamblea legislativa constituyente.

Estimado Profesor Moreno Peralta:

El escrito enviado por ustedes lo agradezco mucho.

Con el sólo título, queda en mi mente, la respuesta al problema de fondo de nuestra patria. Y como el término «patria» es concepto, yo lo aterrizo en los chilenos, especialmente en los más pobres. Según mi fe en Dios, creo que, Dios les dio a todos los chilenos los bienes necesarios para vivir dignamente. Con ellos, no en manos privadas, coludidas con mano foránea, multinacionales, en Chile, no habría pobreza y se respetarían los derechos humanos, hoy, vulnerados en forma mortal. Si no se nacionaliza, por ejemplo, el cobre, el litio, la pesca, la madera, y si todo sigue en manos privadas, en Chile existe un vulgar saqueo. Los chilenos son dueños de todas las riquezas que Dios nos dio.

No se está respondiendo a los derechos humanos, los derechos de la Madre Naturaleza. Privados han acumulado en sus manos, lo que es de todos y cada uno de los chilenos. Una minoría, coludida con mano foránea, tiene secuestrada a una mayoría. Lo que tenemos en Chile es una negación a la esencia misma de la Democracia mayoritaria con respeto por las minorias. Esta situación chilena es la principal causante de la violencia y de la delincuencia. La clase política que es mandatada por el soberano no puede seguir eludiendo la solución radical a las violaciones de los derechos humanos y los derechos de la Madre Naturaleza, don de Dios, para todos y cada uno de los chilenos. SI no se va a las causas, si no se responde verdaderamente a todos los chilenos, Chile es una gran mentira, así sigue el «pecado social», la injusticia social, no se puede llegar a un país fraterno, de personas distintas e iguales en dignidad. En Chile lo distinto de cada uno no es para el bien común. Todo es rivalidad, división y falta de respeto de unos con otros. No olvidar: Distintos pero iguales en dignidad.

Existe solución. Chile es posible. La Democracia mayoritaria puede ser verdadera. Cada uno puede aportar lo suyo, lo distinto, para el bien de Chile. Si nos reconocemos iguales en dignidad habría respeto a los derechos humanos, habría un reparto justo de las riquezas provenientes de la Madre Naturaleza.

Por amor a Chile y los chilenos, hay que nacionalizar las riquezas de Chile. Hoy no son de todos los chilenos. El sistema actual chileno privilegia a una minoría. Se habla mucho de macroeconomía y no del saqueo mostrado en una microeconomía. «Los pobres no pueden esperar». Cuando hablo y defiendo a los pobres, yo estoy luchando por mis hermanos marginados de los campamentos/poblaciones callampas.

Como creyente, en este tiempo de Adviento, estamos tomando conciencia del Nacimiento del que ‘es el Camino, la Verdad y la Vida’. Cristo vino, viene y vendrá.  Que haya un gran Nacimiento de un Chile de todos, con todos y para todos. Amén.

Eugenio+



El Obispo Enrique Alvear Urrutia, el obispo de los pobres sigue reclamando Justicia Social para los marginados sin voz ni justicia de las poblaciones callampas, que el primer presidente concertacionista Patricio Aylwin Azocar las denomino campamentos. Y así se termino el problema para este administrador de la herencia de la dictadura cívico militar.

Como olvidar es morir los cristianos consecuentes con el legado del Cristo libertador en el marco de la Teología de la Liberación, los marginados NO olvidan a su pastor el querido obispo Enrique Alvear Urrutia

«La opción por los pobres significa para la Iglesia entera, en particular para sus sectores acomodados, el compromiso  de dejarse interpelar constantemente  por los pobres, ya que,  a través de ellos el Señor  la llama a Conversión (Cfr. P. 1147): ¿Cuál  es tu compromiso  con los pobres, obreros, pobladores,   campesinos y los empobrecidos, pertenezcan o no a la Iglesia? Si posees bienes ¿cumples con su función social en beneficio de los desposeídos? ¿luchas por una sociedad en que no haya marginados ni oprimidos? Conversión es, también  dejar de vivir el espíritu de una sociedad consumista y vivir en el espíritu de las Bienaventuranzas (la pobreza espiritual) que haga posible una justa distribución de los bienes en la sociedad». (Extracto Reflexión Pastoral «La Opción preferencial por los pobres», Obispo Enrique Alvear Urrutia,  28-9-1980).

Su Causa de beatificación se encuentra en el Vaticano.

Con esperanza y memoria, recordemos al sacerdote Camilo Torres Restrepo, un ejemplar y consecuente cristiano fundador de la Teología de la Liberación en América Latina,  “El deber de todo cristiano es ser revolucionario y el del revolucionario hacer la Revolución. Solo mediante la Revolución Puede realizarse el amor al prójimo.

Prof. Moreno Peralta/IWA

Secretario Ejecutivo ADDHEE.ONG

Deja una respuesta