Los Sub-Normales. Los alienígenas. Los silenciados/marginados por casi 50 años; fastidian, estorban e incomodan a Piñera y su elite de privilegiados en el poder

Los Sub-Normales. Los alienígenas. Los silenciados/marginados por casi 50 años; fastidian, estorban e incomodan a Piñera y su elite de privilegiados en el poder.

Por: Jaime David Farias Delva/Periodista, comunicador social.

La población chilena está experimentando situaciones que la están llevando a profundizar una realidad altamente agresiva para con el pueblo y ridícula por decir lo menos.

El grotesco Big data, con un autor subrepticio.

Ridícula porque es inconcebible que desde el régimen se elabore un informe de 112 páginas, que resume el comportamiento de las redes sociales desde el 18 de Octubre, día en que se inició la rebelión del Pueblo Chileno.

Con este documento, queda demostrada la dedicación del régimen del victimario Piñera Echeñique por criminalizar el movimiento social, ya no importándole caer en lo absurdo y grotesco. Sin embargo, hay que considerar que de este modo, asumen directamente su desprecio por aquellos que no nacieron en cuna de oro;  y esto sí es peligroso, pues al parecer esta gente tiene mentes desquiciadas, a la luz del mencionado informe. Falto que mencionaran al muñeco Murdock, como posible conspirador del derrocamiento de Piñera Echeñique, es realmente tragicómico.

El informe destaca en una de sus partes: “Se identifican cinco grupos o comunidades de opinión e influencia, dos de ellas formadas por autores internacionales. Se distinguen quienes están a favor de las movilizaciones y que critican al gobierno.

En ellos se destacan el canal de televisión ruso “Actualidad RT” y la venezolana TeleSur, quienes comienzan a impactar en las conversaciones de redes sociales desde el 19 de octubre en adelante”. (Diario la tercera, artículo sobre” Informe, el big data del gobierno” 21/Dic./19).

Ahora bien, y frente a los  acontecimientos mencionados, podemos decir que todo el horror y represión desplegados desde el poder en las últimas semanas, tanto en plaza dignidad, como en otras zonas del país, han buscado sostener la idea de mantener un modelo económico capitalista salvaje y patriarcal, funcional a los intereses de una élite empresarial oligarca minoritaria, pero que posee mucho poder, otorgado por aquellos que ven en estos la protección del modelo y el orden mundial de dominación, del cual forma parte esta elite racista y acomodada del poder chilensis.

Si bien la derecha eligió al súper sofofo Sebastián Piñera Echeñique como su representante en el poder, esta casta rica, anhela que su presidente sea un exterminador de aquellos que son considerados como la causa de todos los males del país: “los alienígenas”, “monos salvajes”, “seres inferiores” que impiden el avance del país y el crecimiento macroeconómico de éste.

La historia de Chile está marcada por esto de hacer desaparecer a aquellos que no van con las ideas de la oligarquía empresarial sofofa, estos que han operado por décadas con la idea del enemigo externo e interno: 1973 los “Upelientos” (up), que sí tenían un proyecto social y de vida, pero que amenazaban sus intereses, y hoy, 2019, son los “alienígenas”, “los simios”, “manadas de bestias salvajes” marginadas, sin proyecto, según  ellos, y por lo tanto sin la eventualidad de un diálogo posible, más bien para este sector de oligarquías fascistas, estos seres “inferiores” son merecedores de escarmiento  y represión, único medio para resolver la cuestión del sometimiento y su “normalidad”, que les permite mantener su modelo y su supuesto “orden social”.

Desde lo anterior, podemos deducir el por qué han gozado de tanta impunidad los aparatos represivos de Piñera Echeñique, estos han elaborado una estrategia de exterminio o de “normalización “, que sea a los ojos de la opinión pública, un método  valedero y así poder eliminar sin tanto cuestionamiento a estos “seres inferiores”, que no dejan “gobernar” a esta elite de plutócratas oligarcas sofofos.

El patético montaje Big data de la sofofa.

A estos seres “inferiores”, se les contraponen seres que creen ser “superiores”, los privilegiados sofofos, los que se consideran la No Raza; algo así como super Superiores sofofos, y son estos los que han inducido a construir un modelo de “ciudadano normal”, que no cuestione y sea funcional al sistema. Es a estos últimos que apelan y dirigen su discurso mediático mercurial y de manipulación, como por ejemplo el actual informe “Big Data del régimen Chileno y los montajes mediáticos en torno a la lucha del Pueblo Chileno”.

Esta No Raza; la clase alta, se ubica en una categoría social de características Blanca y europea. Por debajo de ellos, se ubican en un orden los “Sub Normales”: clase media trabajadora, a los “Más Sub Normales”: el lumpen, los marginados, los Mapuches. La No Raza, los “superiores”, se han arrogado  el llamado a “depurar la sociedad”, desde la violencia/fuerza militarizada o para ser más específicos, desde el terrorismo de Estado. He aquí cómo se explican tanta mutilación, perdida de ojos, asesinatos, y torturas por parte del régimen del victimario Piñera Echeñique , para enfrentar el estallido social, la rebelión de un pueblo cansado de abusos. Estamos ante un proceso de deshumanización, que justifica el accionar de la fuerza contra aquellos que son vistos como una manada de “simios” salvajes.

La elite, la No Raza, por medio de la actual administración de derecha fascistoide, está protegiendo “su Mecanismo y tecnología  de poder, dedicado a la exclusión y explotación sistemática de aquellos categorizados como “Sub Normales, pero Inferiores a la vez”, a los cuales se les echa mano, pues son funcionales al sistema de dominación, ya que han adquirido una cierta posición, pero igualmente despreciados en silencio por los superSuperiores. Estos “seres inferiores- sub normales”, perjudican a su clase y a la liberación del pueblo, se incorporan al tejido social, en una posición secundaria, mediante una especie de constructivismo en lo laboral y educacional, concebidos desde un modelo económico neoliberal capitalista salvaje y patriarcal, que busca someter al resto de la población considerada repulsiva, despreciada e inferior y que hoy recupera Plaza Dignidad para el pueblo, que combate digno, antes que dejar la lucha por unas cuantas migajas, como lo han hecho los acomodados  indignos subnormales, yanaconas, lacayos de sus propios explotadores.

Chile: Año 2020 con Proceso constitucional, Tratados de libre comercio y TPP11. Las trampas jurídico/comerciales, que someterán al pueblo a los negocios del mercado internacional  y a un modelo de vida extractivista.

Por: Jaime David Farías Delva/ Periodista, comunicador social.

Al parecer, la única intervención extranjera en Chile, es la estrategia del poder económico/empresarial sofofo Chileno, coludidos con el capital buitre foráneo.

Todos aquellos que comparten el poder con Sebastián Piñera Echeñique; de un modo u otro, toda la clase política ya sea en el Congreso o en sus respectivos partidos, la clase empresarial, sus ministros y el famoso 1% más rico,  han entrado en algo así donde la “tragedia y el absurdo” son parte de un imaginario de poder, que es sostener que “lo más terrible de la crisis ya pasó”, frase enarbolada por el Gobierno y todos sus cómplices que nadan en el marco jurídico de Jaime Guzmán Errazuriz y Ricardo Lagos Escobar.

Es realmente vergonzoso y preocupante, por decir lo menos, lo que el pueblo chileno está por enfrentar este 2020. Al parecer o se someten a los designios de la oligarquía político-empresarial sofofa o radicaliza su lucha, pues no es tan solo a la represión, al modelo económico y los absurdos de Piñera, que los chilenos están expuestos, sino que a un proceso constitucional, que desde ya, responde a las ataduras elaboradas por Jaime Guzmán Errazuriz y retocadas por Ricardo Lagos Escobar y hoy a las que generan los tratados de libre comercio. Y aquí, podemos referirnos a uno muy peligroso, que puede ponerse en práctica si el Senado lo permite, como lo es el TPP 11: Tratado transpacífico, que contempla un mercado formado por 11 países del área pacifico. Es a estos tratados de libre comercio del cual este es el más negativo para los intereses del pueblo chileno; en materia laboral, medio ambiental, y agrícola, entre otros. Más aún, si consideramos que estos negociados no se discuten con el pueblo, manteniendo así la estructura de desigualdad, por más que hablemos de nueva Constitución, es decir; nos venden el cuento de una nueva Carta Magna, que depende de acuerdos comerciales, que en realidad mantendrán el modelo económico neoliberal capitalista y patriarcal con mayor fuerza. En definitiva, aquí queda demostrado que la famosa hoja en blanco de una supuesta nueva constitución no es tal, pues Chile a nivel de contratos comerciales internacionales, estará sometido a exigencias contractuales y esto se extenderá a nivel constitucional, lo que es gravísimo para las demandas sociales que gatillaron esta rebelión por recuperar la dignidad de un pueblo pisoteado por más de 40 años. Sin olvidar, claro está, la historia de Chile, plagada de asesinatos y represión en contra de aquellos que defendieron y lucharon por las reivindicaciones del pueblo.

Al parecer, la única intervención extranjera en Chile, es la estrategia del poder económico/empresarial sofofo chileno, coludidos con el poder comercial internacional, que busca hacer  la vista gorda y que pasen colados, sin ser revisados los tratados internacionales de libre comercio, como es el caso del TPP11, los que deberían ser chequeados y verificados antes de cualquier preparación de un proceso constituyente….¿por qué?

Porque, “hay una intencionalidad política clara que es se modifique lo menos posible de la estructura y el modelo económico. El modelo económico chileno está sustentado legalmente y jurídicamente sobre la existencia de todos estos tratados que blinda el proceso de privatización, de apertura económica y de desregulación… Si mantienes los tratados como un punto que no se discute, en definitiva estás manteniendo la estructura de desigualdad de Chile.  Si modificas la Constitución, pero no modificas los tratados mantienes ese modelo” sostuvo Luciana Ghiotto, economista y académica de la Universidad Nacional de San Martín de Buenos Aires (Diario U. Chile).

¿Estaremos ante lo que podríamos llamar una pérdida más de soberanía popular y territorial? La respuesta es: SÍ….  Aquí son los grandes grupos económicos nacionales y extranjeros, que junto al gobierno de turno definen que hacer y no hacer en esta materia, dejando nuevamente al pueblo como meros observadores y esclavos a los cuales se les requiere como mano de obra barata y solo para el votito, sin ninguna participación y ni un mínimo de decisión.

¿Qué es lo que podemos concluir de esto?: Que nuevamente son las transnacionales, el poder económico y empresarial, sus regimenes y políticos, los que realmente cocinan los marcos jurídicos constitucionales que regulan un país, además de sus tratados de libre comercio (TPP11).  A la luz de estos hechos, podemos especular y preguntarnos,  ¿a qué nivel de pactos comerciales pueden estar involucradas las castas plutócratas y oligárquicas de este país?; que han llegado a defender lo indefendible con argumentos ridículos, que rayan en el desquiciamiento con tal de mantener en la oscuridad sus tratados comerciales y que podrían hacer tambalear la soberanía constituyente que tanto anhelan los chilenos.

Mientras el modelo no se toque, todo el show de la Constituyente será el método para calmar y contener  la rebelión popular, para así hacer efectiva la frase de Piñera, “lo peor de la crisis ya ha pasado”, su idea busca hacer la pasada a un segundo plano de las demandas sociales de la gente, las que aún no han tenido respuesta entre tanta falacia mediático/informativa.

No más AFPs, educación gratis, salud gratis, salarios realmente digno: $1.000.000, quedándose corto en la petición, pues la cantidad de dinero que ha robado la oligarquía/Plutócrata sofofa chilena, sin nombrar con detalles los desfalcos económicos efectuados por militares, carabineros y otras instituciones, y las ganancias de 1% intocables; alcanzarían a solventar gran cantidad de las peticiones de la gente que hoy se encuentra en las calles.

Chile está entre la “Tragedia y los absurdos del sofofo Piñera Echeñique”, lo que nos vaticina para este año 2020, más violaciones a los derechos humanos, pues entre la burbuja de políticos y régimen y la realidad del pueblo que pide a gritos y en rebeldía un cambio de paradigma, tenemos la trampa de la constituyente, que a la luz de los hechos, solo otorgaría más migajas y una gran espera de 30 años más, si el pueblo deja de luchar en contra de un modelo económico neoliberal, capitalista salvaje y patriarcal.

Lo subrayado es nuestro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *