MAGNICIDIO DEL PRESIDENTE DE CHILE DR. SALVADOR ALLENDE GOSSENS

1

Valparaíso, 11 de Septiembre de 2015.

“Así se escribe la Historia, la primera página de esta historia. Mi Pueblo y América Latina escribirá el resto”.

11 de Septiembre de 1973.

 “Que lo sepan, que lo oigan, que se les grabe profundamente, defenderé el gobierno popular, porque es el mandato entregado por el Pueblo chileno. No tengo otra alternativa. Sólo acribillándome a balazos podrán impedir mi voluntad que es hacer cumplir el programa del Pueblo.”

Dr. Salvador Allende Gossens, Presidente de Chile, 4 de diciembre de 1971, Estadio nacional, Santiago, Chile.

21

Sin verdad ni justicia, en el marco de la corrupción e impunidad reinante en el país, la Corte Suprema de Justicia cerró la causa en el magnicidio del Presidente de Chile Dr. Salvador Allende Gossens, confirmando la sentencia prevaricadora –sobreseimiento total, habiendo diligencias pendientes-, e imponiendo su “justicia en la medida de lo posible”.

El pasado no está olvidado, muerto, ni siquiera ha pasado, “en tiempos infames como el actual, en que reina la mentira, la corrupción, la impunidad, decir la verdad es un acto revolucionario”.

Amigos asociados, este 11 de Septiembre de 2015, hacemos un llamado para seguir luchando por verdad y justicia en el salvaje asesinato del presidente de Chile Dr. Salvador Allende Gossens, rompiendo el aislamiento, la incomunicación para construir el nuevo Chile en el marco irrestricto de la dignidad y soberanía de un Pueblo que sobrevive sin libertad ni democracia.

Jorge Bustos B

Presidente ADDHEE.ONG

CONGEMAR

Prof. Dr. Hugo Moreno Peralta/IWA

Secretario Ejecutivo ADDHEE.ONG

Abog. María Cecilia Chinchón

Vicepresidente ADDHEE.ONG

Prof. Galvarino Jaramillo Pflüker

Vicepresidente ADDHEE.ONG

Lic. Yirsela Peirano Cofré

Asistente ADDHEE.ONG

Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Organización de los Estados Americanos.

USA.

Con fecha, 26-06-2010, la Asociación Americana de Juristas, Rama Valparaíso Aconcagua, Organización No Gubernamental con Estatuto consultivo ante Naciones Unidas, se dirige a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos/CIDH, y, por su intermedio a la Corte Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de los Estados Americanos por la conculcación al artículo 8º del Pacto de los Derechos Civiles y Políticos de la OEA –además de los artículos 1, 2, 4, 5, 7, por la falta del Debido Proceso, 9, 10, 11, 14, 22, 23, 24 y 25 del mismo Pacto, así como las normas complementarias del Pacto de la ONU sobre Derechos Civiles y Políticos-, por parte del Poder Judicial y de la Corte Suprema de Justicia de Chile por su reiterada negación al justo y debido proceso en el Magnicidio del Presidente de la República de Chile, Dr. Salvador Allende Gossens, asesinado el día 11 de septiembre de 1973 por las Fuerzas Armadas de Chile que habían dado un golpe de estado. En esa época estaban vigentes en Chile, las cuatro convenciones de Ginebra sobre crímenes de guerra y de lesa humanidad, inamnistiables e imprescriptibles, ratificados por el Estado de Chile.

El magnicidio del Presidente Allende, junto con constituir un crimen de Lesa Humanidad en el marco del Código Penal chileno, este asesinato tuvo las siguientes agravantes que condenarían a muerte a los culpables:

  1. Traición, ya que, la acción criminal se cometió quebrantando la lealtad que se debe tener por juramento a la Constitución, y, a la primera autoridad de la Republica (Art. 12 nº 1 Código Penal)
  2. Ejecutar el delito con incendio y otros artificios que ocasionaron grandes perjuicios o daños a personas inocentes y a muchas les causaron la muerte (Art. 12 nº 3 Código Penal)
  3. Premeditación: en este crimen se obro con premeditación, agravante probada por la conspiración previa llevada a cabo por los comandantes en jefe de las fuerzas armadas, reconocida en el libro “el día decisivo,” en el cual reconoce como autor Augusto Pinochet Ugarte…
  4. Alevosía. La soldadesca asaltante del Palacio de la Moneda era comandada por el general Javier Palacios, y como segundo el capitán René Riveros, éste ultimo, creyendo que tenía al frente a un GAP- Grupo de Seguridad del Presidente Allende- , le disparó a quemarropa asesinando al Comandante en jefe de las Fuerza Armadas, según la Constitución, el Presidente de Chile Dr. Salvador Allende Gossens. Por este crimen, el Capitán Riveros, hasta nuestros días es considerado por las Fuerzas armadas de Chile como un héroe. La fuente de esta información la recibió el fiscal estadounidense Eugene M. Propper, del delegado del FBI, Robert W. Scherrer quien investigó en Chile el asesinato del Presidente Allende.
  5. El General Javier Palacios fue el autor del balazo de pistola en la cabeza del ya fallecido Presidente Allende, para configurar el montaje del “suicidio”. Lo insólito, lo inconcebible, es que este “suicidio” se llevó a cabo en el marco de dos montajes, con dos armas: la metralleta que le regaló el Comandante Fidel Castro al presidente Allende y una pistola, ambas están desaparecida (Código Penal art. 12 Nº 1).
  6. Odio y superioridad: el delito cometido se caracterizó por la agravante del odio y la superioridad con que las Fuerzas Armadas llevaron a cabo su acto criminal en contra de los defensores del Palacio de los Presidentes de Chile (Art. 12 Nº 6 Código penal).
  7. Abuso de confianza y perjuro: el dictador Pinochet Ugarte fue designado por el Presidente constitucional de Chile Dr. Allende, como Comandante en jefe de Ejercito de Chile y hasta el día anterior al golpe de estado se autodeclarada como un “militar constitucionalista” (Código penal Art. 7) La historia lo condenó como traidor, abyecto y rastrero.
  8. Agregar la ignominia en el montaje del “suicidio” del Presidente Allende que tipifica el Art. 12 Nº 9 del Código Penal, la cobarde y canallesca manipulación del monopolio de los medios mediáticos de comunicación, bajo el control de la dictadura de marras, al presentar al Presidente de la República como un hombre frívolo, mujeriego, traidor a la patria y a sus principios ante su pueblo….
  9. Sedición: este delito como es notorio se cometió con ocasión de una sedición, Código Art. 12 Nº 7, elemento que constituiría, sino una circunstancia agravante, delito en sí mismo.
  10. El crimen fue ejecutado por el apoyo de las fuerzas armadas para asegurar la impunidad…

En reiteradas oportunidades nuestro director don Vicente Bárzana Yutronic se ha dirigido en nombre de nuestra organización y suyo propio al Poder Judicial en general y a la Corte Suprema en especial solicitando verdad y Justicia en el asesinato del Presidente de Chile Dr. Salvador Allende Gossens, sin que jamás se le haya notificado a nuestro distinguido jurista ni tampoco a nuestra directiva por parte de la autoridad competente judicial, la Corte Suprema de Justicia.

El colega Bárzana Yutronic con fecha 25 de enero del 2010 presentó en nombre de nuestra organización la última denuncia ante la Corte suprema de Justicia cuya presentación acompañamos a la presente para mejor resolver, sin que a la fecha se le haya notificado por alguna resolución de parte de la Corte Suprema de Justicia, al respecto.

La revista Proceso de México, del 8 de septiembre del 2008, entrevista al médico tanatólogo Dr. Luis Raval, socio fundador de la Sociedad de Medicina legal y perito judicial inscrito con el registro Nº 1500 de la Corte de Apelaciones de Santiago de Chile, quien cuestiona, que la autopsia Nº 2449-73, practicada al cadáver del presidente Allende por el ginecólogo José Luis Vásquez y Tomás Tobar se haya realizado en el departamento de Otorrinolaringología del Hospital Militar y no en el Servicio Médico Legal como lo ordena la ley. El ginecólogo José Luis Vásquez certificó la muerte del diplomático español Carmelo Soria, 14 de julio de 1976, como fruto de un atropello, años después se probó judicialmente que lo había asesinado la DINA, del ejército de Chile.

El Dr. Ravanal, al preguntársele por la segunda autopsia, del 17 de agosto de 1990, que no fue tal, porque sólo se trató de “un supuesto reconocimiento ocular al cadáver, supuestamente del Dr. Allende”, contestó: “esto me parece totalmente irregular, puesto que, para hacer un segundo análisis forense se requiere la autorización judicial basada en una investigación judicial que hoy no existe”. La autoridad competente del Estado de Derecho, el Poder Judicial chileno, al Corte Suprema de Justicia no han tenido el deseo ni la voluntad para investigar el magnicidio del presidente de Chile Dr. Salvador allende Gossens, reiteradamente denunciado: un crimen sin juzgar no es pasado, sino presente…

El Dr. Ravanal ante la desaparición de las armas con que supuestamente se llevó a cabo “el suicidio”, una metralleta y una pistola, como más arriba lo señalamos, acentúa, “es gravísimo y demuestra una intencionalidad, ¿Cómo va a ser, que van los peritos a analizar una muerte por herida de bala ,no hagan justamente lo fundamental que es correlacionar el proyectil con las heridas y el proyectil con el arma?, sentencio”.

Para los Seres Humanos que luchamos por la Verdad y la Justicia Plena, tenemos muy claro, que la Verdad no es un asunto meramente ético, tiene un valor político fundamental en la protección de la dignidad y los Derechos del Ser Humano. Así, lo demuestra la justicia inglesa. Hace un par de días la comunidad internacional en general y en especial la de Irlanda del Norte después de casi cuarenta años y de una investigación que duró doce años, por la masacre del domingo sangriento, del 30 de enero de 1972, de 14 civiles –varios menores-, y decenas de heridos por el ejército británico, el informe del juez Saville, responsabilizó al ejercito ingles de la matanza. Esto obligó al Primer Ministro británico David Cameron a pedir perdón en nombre de Gran Bretaña: “fue injustificada e injustificable”, la justicia tarda, pero llega…

La verdad en el magnicidio del Presidente Allende será una catarsis, para el país y los años de dictadura militar fascista dejaran de ser hoyos negros de la historia contemporánea, herida dolorosa en el cuerpo de la nación chilena, para convertirse en experiencias racionalizadas colectivamente sobre la base rigurosa de la ley, la lógica y de las normas morales. Lo que no puede ser, es que se pretenda continuar con la impostura” del suicidio del Presidente Allende” en el marco de la confusión, la cobardía y el silencio cómplice…

La dictadura militar terrorista produjo la más grande tragedia de la historia de Chile y la más salvaje. Nosotros hemos repetido que debemos esperar de la justicia la palabra definitiva, pero, queda en la opinión pública internacional y en la mayoría del pueblo chileno la amarga sensación, que la clase política – el Estado de Derecho: ejecutivo, legislativo y judicial- , los partidos políticos y la jerarquía de la iglesia católica, esperan que cicatricen las heridas con el tiempo y se llegue a una reconciliación, – un punto final, un borrón y cuenta nueva- sin verdad ni justicia, lo que es imposible. Sin verdad ni justicia no habrá reconciliación posible. Además, que esta situación no permite vivir con honor a los soldados de las Fuerzas armadas que son inocentes y que están siendo ensuciados por una incriminación global e injusta. Rechazamos la afirmación de “que todos somos culpables”, porque en la justicia las responsabilidades son individuales y de ser todos culpables significa que nadie es culpable…

Por tanto, con esperanza y memoria que se haga justicia, esperamos que la CIDH y la Corte Interamericana de Derechos Humanos actúen en consecuencia, porque – parafraseando a John Donne -, cuando es asesinado un Ser Humano y la autoridad competente judicial no aclara el crimen, muere también una parte de todos. No nos puede ganar la antisocial indiferencia. “Más temprano que tarde, llegará la verdad y la justicia aclarará este brutal crimen de Lesa Humanidad, el magnicidio del Presidente de la República de Chile, Dr. Salvador Allende Gossens.

María Cecilia Chinchón Canales

Abogada Coordinadora AAJ Valparaíso/Aconcagua

Vicepresidente ADDHEE.ONG
Dr. Hugo Moreno Peralta

Secretario Ejecutivo AAJ Valparaíso/Aconcagua

Secretario Ejecutivo ADDHEE.ONG

Prof. Juan Guillermo Matus Valencia

Director AAJ Valparaíso/Aconcagua

CC: Prof. Ing. Víctor Pey Casado.

Diario El Clarín. Santiago, Chile.

Dr. Luis Ravanal Zepeda.

Santiago, Chile.

Dr. Julián Aceitero Gómez

Andalucía/Córdoba, España.

Dra. Teresinka Pereira

Presidenta Asociación Internacional de Escritores de EEUU.

Incls.:

Presentación a la Corte Suprema de 25/1/10

Carta presidente Corte Suprema con entrevista al Dr. Ravanal.

Otros Documentos.

Al señor Presidente don Felipe González

Comisión Interamerica de Derechos Humanos/CIDH

1889, F Street. N.W

Washington, D.C. 20006

USA

Al señor Presidente dondiego García Sayán

Corte Interamericana de Derechos Humanos

Avenida 10, calle 45 y 47, Los Yoses, San Pedro.

Costa Rica. Apartado postal 6906-1000

San José, Costa Rica.

Sra. Vanessa Ramos.

Secretaria Continental AAJ N.Y/USA

Valparaíso, 11 de Septiembre de 2015.

Deja una respuesta