¡Me duele Chile!. ¡Que venga la Revolución Cristiana!: ¡Chilenos y Mapuches unidos en Cristo!.

Padre Eugenio Pizarro Poblete

Asunto: ¡Me duele Chile!. ¡Que venga la Revolución Cristiana!: ¡Chilenos y Mapuches unidos en Cristo!.

Estimado Profesor Moreno Peralta:

Un saludo cordial y de gratitud.

He encontrado entre mis escritos uno muy largo. Fue hecho para Religión Digital en año 2016.

Pero que cobra plena actualidad en nuestro querido Chile. Es un Encarnar la Palabra de Dios en Chile. Es un llamado a los laicos cristianos y a todos los chilenos de buena voluntad a comprometerse en la política nacional. Según Magisterio de la Iglesia es un rol específico de los laicos comprometerse en política, encarnando el mandato de Jesús. Pienso que no podemos quedarnos inactivos ante las demandas del pueblo soberano. Me preocupa que partidos políticos y políticos estén rayando la cancha del proceso que ha resultado de las demandas populares. No quiero más de lo mismo. Quiero una Nueva Constitución, tal como lo pide el pueblo. Sin políticos que han estado más de 30 años gobernando en la medida de la negociación con la dictadura cívico militar. Hace tiempo dije con Monseñor Goic: “Si no hay cambio, querámoslo o no vendrá el estallido social”. Y llegó. Pero políticos, rechazados por el pueblo, quieren dominar la situación. No más Constitución con reformas y vestigios de la dictadura de marras. Asamblea Constituyente emanada de organizaciones sociales de las Regiones, asesorada por abogados probos y limpios. Nueva Constitución hecha por pueblo soberano. Y Plebiscito para aprobarla nacionalmente.

Sé que mi escrito es largo, pero confío en que podrán actuar con libertad, actualizando, sin perder lo esencial. Y podrán difundirlo como ustedes quieran o puedan.

Le agradezco de antemano y me pongo a vuestro servicio.

Con afecto.

P.Eugenio+



Estimado Padre Eugenio Pizarro Poblete.

Como estudiante egresado de la Universidad del Norte/Chile desaparecida por la dictadura cívico militar, yo escuche a mis queridos amigos y profesores jesuitas acentuar que la religión no puede desentenderse de la cuestión social, porque Cristo fue un luchador social. Con el Papa Francisco y sacerdotes como usted, los pobres/marginados, si voz ni justicia, tienen una voz valiente consecuente en el marco del Evangelio de Cristo y la Doctrina Social  de la iglesia de los pobres que luchen por ellos. Su necesario, oportuno y vigente  ensayo, al epígrafe ya señalado, así lo demuestra categóricamente. Este valeroso aporte a la lucha – “luchar es vivir” – lo haremos llegar al Papa Francisco, a la jerarquía de la Iglesia Católica en Santiago, a la Compañía de Jesús en Roma y Santiago, y a los cristianos consecuentes con el Evangelio de Cristo y la Doctrina Social de la Iglesia de los pobres/marginados por el perverso sistema capitalista salvaje

Reiteremos juntos, cristianos y socialistas – a estos últimos no confundirlos con socialdemócratas, – un atajo sin salida -, la resistencia ciudadana en el marco de la  memoria y la esperanza de que otro Chile es posible, en el contexto irrestricto por la dignidad, los Derechos del ser humano y del entorno ecológico: “ni Cristo sin la iglesia de los pobres, ni Iglesia de los pobres sin cristo”.

Le reitero los sentimientos de mi más alta consideración y aprecio.

Prof. Moreno Peralta/IWA.

Secretario Ejecutivo ADDHEE.ONG



¡Me duele Chile! ¡Que venga la revolución cristiana!

 LLAMADO A LOS LAICOS: HOMBRES Y MUJERES DE IGLESIA DE NUESTRA PATRIA:

Compatriotas Chilenos y Mapuches, unidos en Cristo!.

Por Sacerdote Eugenio Pizarro Poblete.

(Lucas 4, 21-30.)

En el discurso de la sinagoga vemos a Jesús hablando y actuando como un profeta. Hoy, Jesús con este Evangelio nos urge a los cristianos a ser profetas hoy en la sociedad que vivimos. Exige a la Iglesia a seguirlo a Él como profeta hoy día. La hora presente exige con urgencia ser profeta como Jesús. Un profeta es esencialmente ‘el que anuncia las exigencias del Evangelio, inspirado por el Espíritu, encarnándolo todo con las personas, realidades y hechos históricos que hoy nos toca vivir’.

Porque, todos podemos saber teóricamente lo que enseña el Evangelio, pero no todos tenemos el don de darnos cuenta de lo que sucede a nuestro alrededor, en la Iglesia o en la sociedad, de las realidades humanas incongruentes que se oponen al Evangelio. El profeta une a Cristo y su Evangelio al sentido de la historia de nuestros días.

El profeta y su profecía misma acentuará los aspectos evangélicos que una realidad “aquí y ahora” exige un aterrizaje histórico. Al anunciar esos aspectos evangélicos, el profeta será crítico de personas y sociedades, porque no se puede anunciar a Cristo, Evangelio y Luz , sin denunciar las tinieblas, vacíos y oscuridades.

Jesús, en Evangelio referente, anunció la Buena Nueva, pero en forma aterrizada, concreta y encarnada en la historia real. Por eso, porque toma en cuenta su realidad histórica, a sus oyentes, les habla haciendo mención a situación de la gente. Dijo que Él “venía a evangelizar a los pobres, a anunciar la libertad a los cautivos y a despedir libres a los oprimidos, y a anunciar el año de gracia y reconciliación del Señor”. (Lucas 4, 18).

El mensaje resultó desconcertante y crítico porque sus oyentes esperaban un mesías distinto, uno de poder, y Jesús categóricamente les habló de los pobres, marginados y oprimidos. Por eso, Cristo, no era aceptado como el Profeta esperado (“¿no es éste el hijo de José?”). Ante esto, Jesús contesta: “Ningún profeta es bien recibido en su patria”. Quiere decirnos, que una nota del rol del profeta, es la oposición o contradicción del propio ambiente. No olvidemos: “La Palabra es signo de contradicción y levanta oposición”.

Nosotros, Pueblo de Dios: Iglesia de Jesús, hoy, yo diría más que nunca, debemos seguir a Jesús- Profeta. Con nuestro modo de vivir, con nuestro testimonio, y también con nuestras palabras, no sólo tenemos que anunciar los valores del Evangelio, sino también, por la incoherencia de la realidad con esos valores, tenemos que hacer una valiente denuncia, cuestionando esa realidad de nuestra sociedad.
Este cuestionamiento es siempre histórico, porque es profético. ¡No más vergüenza ni pudores por nuestra fragilidad de pecados! Cristo nos eligió como suyos, sabiendo de nuestras debilidades, sabiendo de nuestros pecados, incluso antes de que los cometamos. Esto lo digo, porque tengo la intuición de que no estamos siendo proféticos, en la medida que corresponde, en el Chile de hoy.

Nuestro anuncio y denuncia como seguidores de Jesús, hoy en el Chile histórico y real actual, es muy urgente, siguiendo las palabras de Jesús: “Evangelizar a los pobres, anunciar la libertad a los cautivos y despedir libres a los oprimidos y anunciar el año de gracia del Señor”. Es también una denuncia de la injusticia que produce miseria y el “pecado social”; es una denuncia de la riqueza del poder y del saber elitista, hoy coludido con clase política, evadiendo impuestos, saqueando al Pueblo Chileno, especialmente a los más pobres. Como sacerdote chileno, mirando la realidad de nuestra patria, tengo el profundo convencimiento de que la causa del profeta es la causa del pobre. Cada comunidad cristiana, cada parroquia debe ser profeta, y en su medio y sociedad, debe denunciar todo aquello reñido con el Evangelio. Y aún en ella, como grupo de Iglesia, debe ser crítica. Cristo y su Evangelio es la primera opción que condiciona cualquiera otra opción. El cristiano debe cuidar de no mimetizarse, de no acostumbrarse, de no resignarse, adaptándose completamente y en forma mediocre a la sociedad temporal de “pecado social” en que vive; debe identificarse con Cristo y su Evangelio. Eso lo hace ser sensible a todo aquello que es incoherente con Evangelio en cualquier sociedad o situación de su patria. Lo hace crítico y valiente a nombre del Señor; lo hace ser voz de los pobres y de los que no tienen voz, pero buscando y haciendo de que ellos tengan voz propia y sean sujetos y no objetos de la historia. Y haciéndolo a riesgo de ser incomprendido, rechazado, sufriendo soledad en su propia tierra, como su Maestro. Ser profeta, a pesar de todo, y sin transar: “Tengo que hablar… Tengo que gritar.¡Ay de mí si no lo hago! ¡Cómo no hablar de ti si tu voz me quema dentro!”. (Jeremías).

Yo quiero ir más a una causa y origen del problema. Hay que situarlo y denunciarlo dentro de un contexto del Chile de hoy. Un Chile enfermo después de una dictadura. Con una economía inhumana y perversa. Con una institucionalidad ilegítima impuesta por la dictadura fascista cívico militar, la constitución/artilugio de  1980. Con clase política traidora al pueblo y negociadora en forma solapada, entre cuatro paredes, en Calera de Tango, con la dictadura de marras, proyectando inconsecuentemente, sólo por afán de poder, el legado de ésta, que favorece a los poderosos y privados, mercaderes fariseos sofofos, quitándole canales de participación al pueblo. El problema chileno, ése será mi intento profético, hoy día, en nombre del Señor.

Todo es sintomático de una sociedad centrada en el tener, en la productividad, en el desarrollo y crecimiento económico, en una sociedad donde el Mercado es un dios. Esta sociedad no está centrada en el bien común de todos y cada uno de los chilenos. La persona humana, por ejemplo, la del trabajador, está por debajo del capital. Y cuando el “capitalismo es salvaje”, comienza una cultura “salvaje”, sin Dios ni ley. Se pierden los valores y existe una moral permisiva. Una sociedad de rivales que compiten por tener. Se hace una educación técnica, científica e industrial, por y para el lucro casi suprimiendo lo humanista con sus valores. El hombre y la mujer estudian y trabajan para hacer crecer y producir: son una vulgar herramienta de mercancía. Se les explota, y se les da un sueldo indigno. Esta sociedad se preocupa del sueldo mínimo y nunca se preocupa de parar el escandaloso sueldo máximo. Entre ambos sueldos se produce un abismo sideral e inmoral, que hace la miseria y la injusticia social. Es la realidad de Chile.

Chile se convierte en un negocio a todo nivel, y ante esto, no es de extrañar, que Chile haya tenido como Presidente, no a un político y estadista, sino a un exitoso hombre de negocios. Chile se ha transformado en una tentadora oferta y demanda enajenante, produce las deudas inacabables, que se cubren engañosamente con ir de una tarjeta a otra tarjeta de crédito, y así sucesivamente. Después, por las deudas, vienen los embargos, y por otro lado, un tener más para algunos. Dentro de ese contexto no es de extrañar el pecado de la corrupción interminable a distintos niveles. Se aplica, en esta sociedad, centrada en el dinero, lo maquiavélico de que “el fin justifica los medios”. En esta enfermedad de Chile, no es de extrañar lo escandaloso y corrupto de las ISAPRES, de las colusiones de las farmacias, haciendo el sufrimiento de los enfermos, que no tienen para comprar remedios tan caros. Y resulta que la salud es un Derecho Humano, no es una dádiva. Y es al Estado que le corresponde un papel regulador, que busque el bien común. Y no puede hacerlo porque existe una Constitución e institucionalidad que está al servicio de esta sociedad de economía perversa e inhumana que privilegia a los privados y que hace enano el rol normal del Estado. Los privados y clase política no tienen ninguna voluntad política de cambiar esta grave situación, que enferma a los chilenos y, a algunos, hasta el suicidio. La economía neo liberal hace que una minoría de grandes empresarios y gente empoderada, más actual clase política, tenga secuestrada a una mayoría. Los privados son los privilegiados y cunden las privatizaciones. Es un vulgar saqueo de Chile coludido con capital buitre foráneo. Las riquezas básicas de Chile están en manos de los mercaderes privados por la Constitución/artilugio de 1980. Este artilugio sustenta la economía salvaje, de un “pulpo”, que con sus varios tentáculos toma de todas partes, haciendo un robo y un vulgar despojo, llegando a hacer la pobreza y la indigencia. El sátrapa Pinochet comenzó un proceso de privatizaciones; devolvió tierras de reforma agraria a sus antiguos dueños: clase privada; también hizo muchas otras privatizaciones: las minas en manos privadas y también extranjeras, sin pagar ningún impuesto al Estado: dinero de todos los chilenos; favoreció interés de privados, que hoy aparecen en Penta Soquimich, Caval y otros; privilegió a los ricos, que sintiéndose dañados por el proceso del presidente Salvador Allende Gossens, dieron el Golpe de Estado con el imperialismo estadounidense,, llamando al traidor Pinochet. Esta es la verdad del Golpe. Nunca el demócrata presidente Salvador Allende Gossens quiso hacer un rompimiento de la democracia, aunque algunos engañosamente digan lo contrario. Quiso, vía democrática, hacer caminar a Chile hacia el socialismo, socialismo, que por supuesto perjudica los intereses de los ricos coludidos con clase política corrupta. Dirigentes del gobierno perjudicaron el intento del socialismo sin disparar un tiro. Yo creo que otros políticos podrían haber ayudado al presidente Allende Gossens, buscando una salida democrática, como lo quería el Presidente. Soy testigo de las conversaciones del presidente Allende Gossens y Don Bernardo Leighton, por salvar la democracia y la institucionalidad, a la cual el presidente Allende Gossens nunca faltó, a pesar que gente mezquina e interesada en sus bienes, diga lo contrario, mintiendo. Lo mismo intentó el presidente Allende Gossens con Cardenal Raúl silva Henríquez, pero su interlocutor fue el golpista Patricio  Aylwin Azocar, porque Frei Montalva, solicitado por Don Raúl, para el diálogo con el presidente Allende Gossens, le contestó, ‘si usted me lo pide como católico, tendré que aceptar porque usted es mi Obispo, pero si me lo pide por ser político, tendría que decirle que no acepto’. Don Raúl, le dijo: ‘Mire Eduardo, a veces, me he preguntado: cuál gobierno, el suyo o el del presidente Allende Gossens ha estado, según las circunstancias, más cerca del cristianismo; he llegado a pensar que del presidente Allende Gossens, que ha respondido mejor a los pobres, los predilectos de Cristo’. Frei se fue amargado con la verdad del cardenal Silva Henríquez. En otras ocasiones le escuché a Don Raúl que el socialismo estaba más cerca del cristianismo que el capitalismo.

Patricio Aylwin Azocar, posteriormente y vergonzosamente fue elegido candidato Presidencial por la concertación. Los que participaron en la negociación con dictadura cívico militar, posterior Concertación, pensaban que el hombre que saliera elegido Presidente de la Democracia Cristiana convenía que fuera el Candidato Presidencial en las Elecciones post retiro del sátrapa Pinochet. Pues bien, en Junta Nacional DC, se perfilaban tres candidatos: Aylwin, Valdés y Frei Ruiz Tagle. El militante G. Martínez con su grupito, por no decir su mafia, intervinieron registros de militantes votantes, para darle el triunfo a Aylwin, un golpista de la Democracia Cristiana. Esto además está confirmado en un libro de Olivia Monckeberg sobre biografía de Gabriel Valdés y por las Memorias del mismo Valdés. ¡Si, parece que Chile hace tiempo está enajenado! Es cosa de ver, como el tema de hoy, sigue siendo las elecciones y candidatos que disputan un cargo “democrático” sin haber, una verdadera democracia en Chile. El hecho que se fue el dictador de marras no significa que Chile haya vuelto a la democracia, como piensan muchos por enajenación. Ha quedado instalada una institucionalidad ilegítima, que Jaime Guzmán Errazuriz – ideólogos de patria libertad, del Opus Dei propició  y de la dictadura de marras –, para proyectar el legado de la dictadura cívico militar, que excluía de un rol decisivo al pueblo y a Partidos Políticos, indeseables para ellos; los pocos partidarios de la dictadura de marras, que a espaldas del pueblo, entre cuatro paredes hicieron una Constitución/artilugio en 1980, ad hoc para el fin antes señalado: proyectar legado de dictadura terrorista cívico militar, un país entregado a unos pocos poderosos y privados coludidos con clase política negociadora, y sustentados por una economía inhumana, dura, cruel y pecadora. Recuerdo que Obispos de aquel tiempo habían exigidos garantías para la Constitución; si no se daban, ‘la Constitución no gozaría de ninguna autoridad moral’. Éstas no se dieron. Recuerdo que un hombre de derecha, conservador y poderoso, que fue Presidente de Chile, integraba ese grupo dictatorial constitucionalista: Don Jorge Alessandri Rodríguez, se retiró de ese grupo, yo diría asqueado de lo que se estaba fraguando: era un secuestro a la democracia. Fue un hombre honrado y de moral política con su renuncia.

Pero, siguiendo con lo anterior, el sátrapa Pinochet privatizó el cobre, cometiendo un crimen contra la patria: de lesa patria.- Si riquezas básicas estuvieran en manos del Estado, Chile podría compartir sus ganancias según la necesidad de cada uno y de todos los chilenos. Podríamos terminar con ISAPRES, teniendo una salud gratuita, como un derecho humano, igual en educación. Y esto no es posible con una trucha Reforma Tributaria de ahora, terminada de hacer con grandes empresarios y políticos, incluso en casa de ex Ministro Fontaine, de Piñera, genuino representante del empresariado. Entonces, la promesa de un Reforma Tributaria para una Educación gratuita y de calidad no se ha cumplido. Parece que se sigue aplicando el principio antievangélico: ´Se gobierna en la medida de lo posible’.

Doy testimonio: Yo me eduqué gratuitamente, y también muchos connotados líderes, por ejemplo: Ricardo Lagos Escobar, hoy muy cercano a los empresarios sofofos y sus intereses, que son lo de él mismo. Por moral, Lagos Escobar no puede ni debe ser Candidato Presidencial nuevamente. Él es uno de los principales causantes de la crisis del cobre hoy día en Chile. En su régimen anterior él no consideró el cobre para congraciarse con los empresarios sofofos, y, así, poder terminar tranquilo su régimen. Hace poco le escuché una charla en ICARE: apareció, prácticamente como socio de los grandes privados- empresarios. ¡Ése es el Chile de hoy! El pueblo y los pobres prácticamente no son considerados como corresponde. La política actual está lejos de la búsqueda del bien común.

La economía de “capitalismo salvaje” hace un Chile con buena macro economía, pero con  micro economía en últimos lugares en el mundo. Es mentira lo del “chorreo”. Nunca se produce.- Hay que decirlo, la economía neo liberal aplicada, es la negación de la esencia misma de la democracia.- Es la antípoda del amor que comparte y entrega todo hasta el extremo como lo hizo Cristo. Un cristiano debe rechazar y condenar tajantemente esta solapada violación a los Derechos Humanos.

Yo me pregunto: ¿por qué el chileno o algunos chilenos cristianos y católicos votan por esta crueldad, sin ningún cargo de conciencia? Yo no voto. Y si no hay cambio, seguiré no votando y creando una nueva mayoría, que más temprano que tarde, llegue a ser gobierno del pueblo: de Chile y de todos los chilenos, sin exclusión. Porque hay que decirlo también: Chile no sólo no es democrático, sino que no es de los chilenos, es de los políticos que traicionaron al pueblo, negociando con la dictadura cívico militar; es de los empresarios oligarcas fariseos privados y coludidos con imperialismo estadounidense de una economía globalizada… ¡Si hoy día, con esta economía de despojo y acumulación y concentradora de poder, un chileno acumulador y adinerado, puede comprarse una parte de Chile como Tantauco! Eso lo hizo el señor Sebastián Piñera Echeñique, el cuarto hombre más rico de Chile. Como Topkins (Q.E.P.D.) lo hizo con santuario de la naturaleza… así se ha ido privatizando Chile.

No puedo dejar de contar un hecho sucedido a un ex-alumno. Sacó un buen puntaje en su Prueba… Ingresó a la Universidad a Agronomía junto con 600 compañeros, pero, con la advertencia, que al terminar primer semestre, quedarían sólo 300 alumnos. Mi ex alumno, se enfermó de hepatitis y faltó casi 40 días a clases. Pronto, mejorado, llegó a “su Escuela”, pidiendo apuntes a sus compañeros, y tratando de ponerse al día… Había nerviosismo… existía el “fantasma” de los sólo 300 que quedarían… ¿Saben lo que pasó?… Ningún alumno lo ayudó a ponerse al día… Respondieron: ‘No podemos ni debemos… tú eres nuestro rival en la competencia… si te ayudo, capaz que tú y no yo, quede entre los 300’:

¿Este es el Chile solidario de hoy? ¿Podemos considerar a Chile solidario sólo por la Teletón?

Denuncio a esta sociedad chilena de competencia; de la oferta y la demanda, egoísta, injusta, no fraterna ni solidaria, economicista, acumuladora y concentradora de poder en manos privadas, que hace que Chile no sea democrático; y hace que Chile no sea de los chilenos… la denuncio como pecadora: no es humana ni cristiana. Diagnostica un Chile enfermo y sin rumbo conducente.

“El sacerdote participa de esta realidad. Nuestra participación es real y tiene gran sentido social. La Eucaristía no es un rito aséptico, “espiritual”. Tiene un sentido de compromiso con la vida, con todos los seres humanos, con la Justicia Plena y con la verdad…’. ‘Una comunidad capitalista salvaje no tiene derecho a celebrar la Eucaristía porque está creando un monstruo que no podrá ser absorbido por la comunidad’.
Me refiero a ese “ese capitalismo salvaje, duro e inhumano” que afecta y destruye a tantos sectores de mi patria.
Aquel que apoya esta crueldad vive objetivamente en pecado mortal por la injusticia que comete contra los pobres/marginados“.
No entiendo, después de todo, por qué tanta gente poderosa, llenando nuestros templos en días festivos, haciendo cola y comulgando. No hace mucho  he escuchado a Lily Zúñiga, Secretaria de Prensa de la UDI. No aguantó más tanta mugre, inmoralidad, egoísmo, clasismo y otros de políticos de la UDI. Ella  lanzó un libro: “La Imputada”, donde ella desenmascara todo lo acaecido con estos políticos, que rodeados de mujeres, que no son su esposa, le “ponen el gorro a su señora”, acosan y abusan sexualmente, mienten y compiten, son clasistas, y entre ellos compiten por el poder, usando la mentira y cualquier medio para perjudicar a sus posibles rivales. Ella dice que no obstante todo eso, ellos son hipócritas: van a Misa el domingo y se reconocen católicos. Es un gráfico más de la enfermedad de Chile. Jovino Novoa es llamado “El Padrino”, y ya se ha visto su dudosa actitud y su grave inmoralidad. Creo que  ustedes, leyendo el libro mencionado, podrán encontrar,  un gráfico de la enfermedad e inmoralidad de lo que pasa en Chile, viendo con nombre y apellidos estos falsos y mal representativos políticos. A veces pienso que la UDI puede morir y terminar luego como Partido.

Con el Padre Hurtado, me pregunto ahora, como antaño: ¿Es Chile un país cristiano católico?

No me he referido a otros rostros del pecado de Chile que hay que denunciar proféticamente: El desvergonzado robo de las AFP de José Piñera Echeñique; el pecador Plan Laboral, también de José Piñera Echeñique; la vergonzante política de Viviendas; las miserables y casi asesinas Pensiones de nuestros Ancianos. También, vergonzantes Pensiones o Jubilaciones causadas por el “pulpo” de la AFP de muchos chilenos (as). La Pobreza escondida en los Campamentos, Campamentos con bandas de niños narcotraficantes y con armas hechizas en su manos, disparando y matando a sus hermanos de otras bandas competidoras; Campamentos con niñas, apenas entrando en adolescencia, que en las noches salen a prostituirse, para llevar dinero a su casa; para qué hablar de la hacinación: un día unos laicos que trabajaban conmigo en un Campamento, se encontraron con una señora que representaba la edad de una abuela y que llevaba en sus brazos una guagua recién nacida; un laico le dijo: ‘la felicitó porque fue abuelita´’ y se acercó a ella. Ella le dijo: ‘éste no es mi nieto, es mi hijo’, y el laico le preguntó por el papá; la mamá envejecida, bajó avergonzada su cabeza, y contó su drama: ‘Mire al atardecer, como hace frío, nos juntamos todos en el centro de la habitación, nos echamos encima abrigos, y nuestros cuerpos sirven para darnos calor unos a otros; unos vemos televisión, otros duermen, otros toman vino o se drogan; un hijo mío de 18 años en ese estado de drogado, al lado mío, tuvo relaciones sexuales conmigo, siendo yo su madre, de esa relación resultó este hijo, que llevo en mis brazos, y que a ustedes les ha llamado la atención. Resultó fruto de un incesto. Yo quise hablar con el hijo. Pero él, al tomar conciencia de lo sucedido, se había marchado del Campamento.

El saqueo de la oligarquía empresarial farisea sofofa y sus políticos corruptos.

A esto, repitiendo: nombro las boletas falsas en Penta, Soquimich, Una colusión y corrupción entre empresarios y políticos en sus campañas: ¿Cómo se puede permitir en Chile, cargos ilegítimos, supuestamente de representación, pagados por empresarios sofofos, con tamaña inmoralidad, y por la evasión de impuestos, robo y saqueo al Pueblo Chileno y especialmente a los sufrientes pobres? ¡Eso no lo quiere Cristo! “Lo que se hace o no se hace al hermano, se le hace o no se le hace al mismo Cristo”.

Agreguemos el problema en una economía no cristiana, de “pecado social”, el abuso de precios con los chilenos compradores o utilizadores de servicios varios, que deben responder a los Derechos Humanos fundamentales de los chilenos: los privados vendedores, sin ningún control de nadie, están de acuerdo, hacen colusiones para cargar con mayor sufrimiento, aprieto y violación a la dignidad de tantos chilenos; ya nombré y todos conocen la colusión de las farmacias; agreguemos la colusión de las empresas de papel higiénico o papel confort; detrás de las colusiones, detrás de las boletas evasoras de impuestos, de boletas ideológicamente falsas, hay empresarios poderosos sofofos, que han acumulado y han hecho un monopolio de sus empresas; detrás de todo hay políticos, políticos que con institucionalidad ilegítima y negociada con dictadura de marras, dictan leyes de protección a la inmoralidad y al egoísmo que no toma en cuenta a la persona humana de los demás chilenos. Ciertamente hay otras acciones iguales o parecidas, permitidas por una mal llamada política económica de libre mercado. ¡No señor! Es el “capitalismo salvaje” neoliberal impuesto por dictadura cívico militar y seguido por los regímenes ilegítimos concertacioncitas, posteriores al dictador de marras. Es cierto que se fue el dictador, pero quedó impuesto su legado, una institucionalidad ilegítima y una economía pecadora perversa, sustentada por la Constitución/artilugio de 1980, también ilegítima. Agreguemos el escándalo del caso Caval. Ahí están comprometidos familiares de la Presidenta Bachelet Jeria. Lo haya sabido o no, ella debiera haber actuado personalmente ante la nación. Más que mal, el que después de un tiempo reconoció y renunció a su cargo de gobierno y a su partido político, por este grave problema moral de negocio, fue el Sr. Dávalos, hijo de la Presidenta de la Republica. ¿Por qué judicialmente se trata este caso sólo con Sra. Compagnons, esposa de Dávalos? Ahora, ¿qué está pasando con el caso de las boletas falsas a empresarios dadas por Peñailillo, para financiar campaña presidencial de la Señora Bachelet Jeria? Me he encontrado que hay mucha gente que no cree que Señora. Bachelet Jeria no sabía de estas operaciones truchas de su posterior Ministro del Interior, hoy renunciado, precisamente por este caso. Hay muchas más pruebas de la crisis política, moral y democrática de Chile. Como causa, todo corresponde a la idolatría de poder y de dinero. Esta realidad descrita,  haciendo denuncia profética, en el Nombre del Señor, me hace exclamar: ¡Me duele Chile! ¡Que venga la revolución cristiana!

Creo, que existiendo todavía la posibilidad de Plebiscito, me corresponde, hacer una sugerencia a laicos con sentido político y de búsqueda del bien común, a convocar al pueblo, para que se movilice y proteste pacíficamente, demandándolo:

  1. Que se cierre el Parlamento ilegítimo, no representativo, elegido por una ley electoral binominal injusta y excluyente.
  2. Que se vaya el Presidente de la República ilegítimo. Esto le debería haber correspondido a cualquier Presidente post dictadura cívico militar. Ahora le tocó el turno a Piñera Echeñique.
  3. Que se acabe la Constitución e Institucionalidad ilegítima.
  4. Que asuma la Presidencia, por un período prudencial, alguien de la Corte Suprema de Justicia. Que gobierne en el intertanto con la Constitución de 1925.
  5. Que se termine la economía neo liberal, “capitalismo salvaje”, por una economía de la solidaridad, de la fraternidad, prometida al Papa en su visita a Chile en 1987. Que sea  democrática, que tenga al centro a la persona humana; que haga que el capital dinero nunca esté por encima del trabajador y del trabajo humano. Y que se recuperen las riquezas de Chile, hoy en manos privadas. De aquí se derivarán otras acciones y respuestas concretas a la persona humana, del trabajador (a), y de los más pobres, privados hoy, de sus derechos humanos fundamentales.
  6. Que Presidente interino llame a Elecciones Libres Vinculantes: de Presidente, de Parlamento Unicameral, que es suficiente para legislar. Dos Cámaras es algo oneroso para los pobres de Chile. Lo que se ahorre con una Cámara, el Estado, a futuro lo destinará para los chilenos, que son los más importantes  y que siempre deben ser y constituir  el  pueblo soberano, que sustenta la democracia.
  7. Vinculante también con elecciones de Constituyentes de Regiones y de Organizaciones Sociales y Populares. Ellos constituirán la Asamblea Constituyente. La Asamblea elegirá o buscará abogados probos y limpios, constitucionalistas, que con su experiencia, oyendo a la Asamblea Constituyente y Representativa del pueblo, puedan ayudar a  hacer los temas, leyes, decretos y artículos de una Constitución Nueva: (Nunca más “reformas”)
  8. El Parlamento Unicameral Nuevo, límpido y transparente (porque no pueden ser candidatos a él, los que se han apernado en el poder y los que han caído en desconfianza por su actuación parlamentaria, por diversas razones, por ejemplo: los que han caído en corrupción). Ellos podrían participar y aportar a Nueva Constitución.
  9. Posterior a todo esto, con un afán más democrático aún, se llamaría a un Plebiscito para aprobar, rechazar o corregir  la Constitución propuesta por Asamblea Constituyente.
  10. Ante todos los puntos planteados, el pueblo soberano, aprovechando vigencia de Plebiscito, tendrá que ser convocado por Registro Electoral, a decir: SÍ o NO.

Esta es una sola propuesta de un sacerdote ciudadano, que por amor a Jesús,  Evangelio, por amor a la Iglesia y por amor a Chile, se atreve a escribirla, sugiriéndola a los laicos. Siguiendo al Papa Francisco: “¿Qué significa para nosotros pastores que los laicos estén trabajando en la vida pública? Significa  buscar  la manera de poder alentar, acompañar  y estimular todos los intentos, esfuerzos que ya hoy se hacen para mantener viva la esperanza y la fe en un mundo lleno de contradicciones especialmente para los más pobres, especialmente con los más pobres. Significa como pastores comprometernos en medio de nuestro pueblo y,  con nuestro pueblo  a sostener la fe y su esperanza. Abriendo puertas, trabajando con ellos, soñando con ellos, reflexionando  y especialmente rezando con ellostenemos que estar al lado de nuestra gente, acompañándolos en sus búsquedas y estimulando esta imaginación capaz de responder a la problemática actual”. (Carta al Presidente de la Pontificia Comisión para América Latina).

Porque, en verdad,  la política partidaria y contingente, le corresponde más bien, como  rol específico, a laicos y ojalá a laicos con poder convocante. Repito, es una sugerencia a los laicos.  A ellos les corresponde, con responsabilidad, ver cómo hacerlo.

Termino repitiendo algo que he venido avizorando hace varios años y, uniéndome en este sentido al Obispo Mons. Goic:

“Si no hay cambio, querámoslo o no, vendrá el estallido social”.

Con fe, esperanza y amor y con espíritu fuerte.

Pbro. Eugenio  Pizarro Poblete+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *