Publicamos la carta del Prof. Moreno Peralta al propietario del diario El Clarín de Chile, Prof. Ing. Pey Casado:

1

A solicitud de compañeros exiliados de Alemania, Suecia, Francia, etc. publicamos la carta del Prof. Moreno Peralta al propietario del diario El Clarín de Chile, Prof. Ing. Pey Casado:

Mi querido padre, siempre les repetía a sus hijos: si pueden ver el pasado con satisfacción, cuentan con uno de los dones más preciados que nos ha dado la madre naturaleza, la memoria histórica selectiva.

Leí su entrevista, y debo decirle que me gustó y no me quedo duda alguna que el entrevistado es un ser humano, un luchador social, que le ha dado sentido a su vida, honesto, inteligente, leal y solidario, que admiro mucho, mi amigo el Prof. Ing. Pey Casado. En un inhumano, irracional, degenerado/depravado e insolidario modelo de sociedad capitalista salvaje, donde el decoro encalla y reina la mentira y la intriga, los pragmáticos contemporizadores sobreviven mintiendo para olvidar. Los pueblos sin pasado – memoria histórica, esa que hacen los pueblos verdaderamente libres-, ni futuro no tienen porvenir.

Sinceramente, yo no había aguantado al mercurial entrevistador. Hablar del presidente Allende Gossens y el diario El Clarín y no hablar del bellaco Agustín Dunny Edwards E., es manipular la historia en el marco del perverso “estilo mercurial”. Claro, para los pseudos periodistas de los medios mediáticos mercuriales de (in) comunicación globalizados esta primero, el jornal. No se adquiere un estilo repitiendo rutinariamente la forma de escribir o hablar que impone el empresario oligarca sofofo, ni torciendo la expresión propia para adular los sentimientos del dueño de la celestina universal. Estilo propio es afirmación de la personalidad. El individuo que maneja las palabras para expresar lo que no siente o no cree, carece de estilo, no puede tenerlo. El más noble estilo es el que transparenta ideales hondamente sentidos y es capaz de transmitir a otros el propio entusiasmo por algo que embellece la vida humana: la defensa de una ideología y de los sueños…

El estilo que anhela expresar la verdad se estima por su valor lógico, su claridad es transparente, sus términos precisos y estructura critica, es el lenguaje de la ciencia, de la historia, esa que hacen los pueblos verdaderamente libres.

Yo creo que el éxito de nuestro Clarín se debió a su identidad y  la suma de los estilos de los comunicadores sociales en cada edición. Hoy, con la globalización de los medios mediáticos mercuriales de (in) comunicación globalizados, la forma de hablar, escribir “neutral/apolítica” en el marco de un pensamiento que no es intimo ni sincero, con una expresión fría y amanerada, se rumian formas repetidas ordenadas por los empresarios dueños de los diarios, periódicos, etc, retorcidas, alambicadas, que en vano tratan de suplir la ausente virilidad creadora con estériles enajenantes estereotipos impuestos por el lobby gay, el lobby social demócrata o alguna secta religiosa, financiados todos por la Cia/el gobierno de los Estados Unidos. Donde reina la injusticia social, la enajenación, la explotación del hombre por el hombre, la prostitución infantil, la pornografía, es, un modelo de sociedad inmoral, degenerado/depravado, sin pasado, presente ni futuro. Nosotros creemos que hay que poner la virtud en el justo medio, a toda función de desenvolvimiento de la Humanidad.

El mundo está sobreviviendo en un tránsito violento, de una maldita guerra económica a otra. El modelo capitalista consumista desquiciado, degenerado por las drogas, las ideas se oscurecen, se mezcla la justicia con la venganza, se exagera la acción y la redacción. Reinan los estereotipos consumistas y degenerados a través de la telebasura y de los pasquines de cuarta.

Sólo la soberana potencia de la razón  disipara las nubes del caos, anunciando las fuerzas de un nuevo mundo socialista a escala humana para la Humanidad.

Permítame, comentarle amigo Prof. Ing. Pey Casado que en el marco del trafago de mi existencia me llego la traducción al alemán de una reflexión suya de la entrevista al rubro señalada, sacada de contexto por los bellacos mercuriales de siempre. “Víctor Pey: “Tenia la idea clara de que Allende pensaba en su suicidio como una solución política. Pagare con mi vida la lealtad del pueblo chileno”. ¿Por qué no se informó a la opinión pública mundial por una vez, con el total de la reflexión del presidente heroico dicho en el Estadio Nacional el 4/12/1971? Porque es la forma mercurial de desinformar al vulgo enajenado. Este no es bueno ni malo, sino indolente.

En el marco de mi modesta colaboración al compañero presidente doctor Allende Gossens y al Gobierno Popular, le escuche decir con “serena firmeza y viril energía”, delante de los compañeros: Prof. Dr. Pedro Vuskovic Bravo y el Prof. Dr. Edgardo Enríquez Frodden, “Pueden los fascistas seguir con la cantinela del suicidio. Yo respeto al presidente José Manuel Balmaceda Fernández y su obra, pero no comparto su decisión política final.” Con los compañeros Dr.Enríquez Frodden y Dr. Vuskovic Bravo en la Universidad de Valparaíso y en la Universidad Nacional de México en sendas conferencias sobre la Universidad chilena, públicamente repitieron exactamente las palabras del compañero presidente Allende Gossens. Yo sólo agregué: “yo le creo al compañero presidente Dr. Allende Gossens, porque jamás he dudado que fue un luchador social por la vida, que hizo historia”.

Como colofón, después de los trabajos científicos/forenses de los Dres. Luis Ravanal Zepeda y Julián Aceitero Gómez, entre otros, la falacia del suicidio no tiene asidero alguno. Pero hay que lavar la siniestra imagen de los asaltantes fascistas militares y civiles que derrocaron el gobierno Popular y asesinaron al presidente Allende Gossens, y la del régimen yanqui. La única alternativa pasaba por el montaje del suicidio del presidente. Pero no hay que olvidar que alevosos crímenes fueron aclarados científicamente siglos después. Esto significa que la justicia tarda pero llega.

Para no privarle más de su precioso tiempo permítame un par de reflexiones: Al leer su entrevista quisiera agregara a mis comentarios sobre el estilo, algo sobre el merito y el tiempo. El merito del pensador, del sabio, de médico, del profesor, del maestro, del juez, etc, es el mismo en la cima o en la llanura, en la gloria o en la adversidad, en la opulencia o en la pobreza. Puede variar el rango que los demás conceden, pero si es verdadero, sobrevive prolongándose hacia la posteridad. Negarlo es la menos injusta de las injusticias colectivas.

En las cuatro últimas generaciones, sin ideales ni sueños en el modelo de sociedad impuesto por la dictadura de marras, se advierte una sorda confabulación de mediocridades contra el merito. Todos los tartufos incapaces de mejorar su propio destino conjugan sus impotencias y las condensan en una doble moral burocrática, rutinaria, enajenante, agresiva e inquisidora que los ricos esgrimen y los cobardes acatan…

El individuo que se postra ante fetiches, que se arrastra ante el dueño de la celestina universal llegara a ser juez, diputado, senador o presidente de la República. Su destino como pragmático contemporizador está orientado a frecuentar antesalas, apoyar caminos intermedios, para mendigar favores. Protagonizar, trepar, consumir, ver la telebasura son sus prioridades, no piensa ni crea por su cuenta: sólo consumir, ver el peloteo, tragar las basuras de comida chatarra, etc.

El merito se mide por las resistencia que provoca. Incomoda al mediocre. Tener ideales y sueños es vivir pensando en el futuro, sin acomodarse por unos dólares más, vendiendo sus ideas como lo hacen los renovados Stalinistas.

Valorizando el tiempo se intensifica la vida. Entiendo que, vivir no es estar vivo. Para vivir, hay que estar luchando por ideales y sueños, dándole sentido a la vida.

El tiempo es el valor de la ley más alta, dada la escasa duración de la vida humana. Perderlo es dejar de vivir. Por eso cuanto mayor es el merito de una persona, más precioso es su tiempo.

Estimado amigo Prof. Ing. Pey Casado su fecundo proyecto de vida que sigue cada minuto mejorando, le exige continuidad en el esfuerzo tiene un propósito consciente: no se debe hacer nada sin saber para qué, ni empezar obra alguna sin estar decidido a concluirla, porque solo se llega a puerto quien está seguro de su brújula como de su vela…

El haberme encontrado con usted, en el país del nunca jamás, es lo mejor que me ha pasado, desde 1995, cuando se me autorizo visitar el país. Reflexiones sabias como las que expuso en su entrevista me hicieron pensar mucho, se lo agradezco de veras.

No podría terminar estas reflexiones sin referirme con amargura a la mayoría de los jóvenes que constituyeron la vanguardia del movimiento social por “una educación pública, laica, de calidad y gratuita”. Traicionados por sus pusilánimes dirigentes hoy diputados y dirigentes de los partidos de la clase politicastra, que ayer descalificaron moral y políticamente, estos jóvenes oportunistas, pragmáticos contemporizadores, sin derrotero moral, son nocivos para la sociedad. Hoy adoran lo que ayer quemaron, veneran dogmatismos envejecidos, su personalidad se amolda a los prejuicios. Su voluntad se somete a los yugos de la maquiavélica oligarquía empresarial Sofofa a través de su testaferra clase politicastra. No creo que entiendan estos jóvenes traidores del movimiento social que se envilece a la juventud por el fácil camino de la servidumbre lucrativa…

Como colofón, permítame amigo Pro. Ing., amigo Pey Casado una última reflexión ¿Cómo este proyecto de sociedad chilensis, impuesto por la dictadura de marras y la maquiavélica oligarquía empresarial Sofofa, una mala copia de la España profunda Franquista,  se ha consolidado con un tremendo costo social?. ¿Pareciera, que los jóvenes no son capaces de ver y apreciar la crisis educacional, moral, económica y política que sobrevive el pueblo español y que pronto la sobrevivirá el pueblo chileno?

Con un cordial saludo, esperanza y memoria, y la reiteración de mi mas alta consideración y estima.

Prof. Dr. Moreno Peralta/IWA

Secretario Ejecutivo ADDHEE.ong

ADDHEE.ONG

Deja una respuesta