Se abrió la caja de Pandora de la Sofofa: CIA/CNN-Chile, oráculo mercurial, entrevista al ex presidente de la Sofofa Orlando Sáenz Rojas:

Se abrió la caja de Pandora de la Sofofa: CIA/CNN-Chile, oráculo mercurial, entrevista al ex presidente de la Sofofa Orlando Sáenz Rojas:

Asonada de la Sofofa contra el súper Sofofo Piñera: ¿Algo nuevo?.

Los exabruptos del ex presidente de la Sofofa Orlando Sáenz Rojas: Contra los “Chilenos” cobardes, hipócritas y oportunistas.

Comentan nuestros asociados y otros.

El ex presidente de la Sofofa, Orlando Sáenz Rojas, conversó con CNN Chile sobre la crisis social en Chile y la visión que tiene sobre el Estado y sus acciones. En esta oportunidad, Sáenz aseguró que “un gobierno que no es capaz de controlar el orden público, o sea, que no es capaz de ejercer el imperium, ya no es gobierno. Asimismo, sostiene que el presidente Sebastián Piñera Echeñique es una “figura muy patética. Un hombre tan exitoso, tan inteligente, tan lleno de virtudes, que se encuentra de repente en una situación en que todo su mundo se vino abajo y sú única salida es aferrarse al programa de los otros. Botar todo lo que prometió, guardarlo y empezar a hacer lo que los otros querían”. Saénz Rojas además expresó que “eliminado el factor militar como solución, no existe una institución que sea capaz hoy día de mostrar una capacidad de crear un régimen autoritario mínimamente estable. ¿Qué va ocurrir? Va a ocurrir que probablemente eso emerja después de un gran conflicto social, de un gran quiebre social de algo muy parecido a una guerra civil”. “Esto si sigue así, va a terminar en una guerra civil”.

Dos cosas intolerables de los opinologos, plumarios mercuriales, escritorzuelos, el uso incorrecto, científicamente hablando, del idioma, el uso exagerado de las generalizaciones, de los estereotipos neoliberalismo, crisis, sistema, etc. En el caso del termino sistema lo usan repetidamente sin precisar, cuál es el sistema económico, político, sobre el cual están hablando o escribiendo. Su ignorancia y su hipocresía lo único que persigue es una lavado a la terrorífica/terrorista imagen del capitalismo salvaje, la tiranía más despótica, perversa e inmoral de los mercachifles oligarcas dueños de la Celestina Universal las empresas depredadoras multinacionales, los bancos especuladores y usureros y sus paraísos discales.

Basta ya de crisis, semánticamente crisis dice relación con un momento en un proceso o asunto en que está en duda su continuación o cese. Llamar “crisis” a la catástrofe política, económica y social del capitalismo salvaje, constituye una anomalía semántica, una supina ignorancia.

El neo liberalismo, otro estereotipo, creado por los testaferros socialdemócratas y demócratas cristianos, dos atajos sin salida, del liberalismo de Laissez-faire, privatiza las ganancias y sociabiliza las pérdidas para enajenar a las gentes y vender gatos por liebres. Tiene como base las perversas políticas de la austeridad fiscal, libre comercio, reducción del gasto social/público, privatización de las empresas el Estado, con un solo fin, que justifica los perversos medios, la explotación y enajenación de las gentes.

El nombre «Orlando Sáenz Rojas» nada dice a las nuevas generaciones, pero si a quienes vivieron el septiembre de 1973. Este individuo junto a Eduardo Frei Montalva, Patricio Aylwin Azócar, Agustín Edwards E., Jaime Guzmán Errazuriz, ideólogo del Opus Dei, constituyeron la parte civil más importante en el complot y el Golpe de Estado contra el gobierno de la Unidad Popular, ordenado por el régimen de los Estados Unidos.

Escuchar a Sáenz Rojas, lo que declara hoy en entrevista a CNN provoca una profunda preocupación. Es imposible evitar escucharlo y no sentir un cierto estremecimiento, pensando en el futuro inmediato de nuestro país. Es evidente el cambio de sus discursos en los últimos meses. Siendo Sáenz un personaje clave en las acciones de la derecha chilena en la última mitad de siglo pasado, es un ‘termómetro’ que hay que observar. Fieles a nuestra misión, entregamos a Ustedes una cantidad de enlaces a entrevistas y artículos suyos, con el fin de que ustedes los lean y saquen sus propias conclusiones. Aprender de la historia es vital para tratar de conquistar el futuro. Más aun, “quienes no aprenden la lección que le da la historia, están condenados a repetirla”.

“Sabemos que hay dos Chiles, viviendo en el mismo territorio. Cuando la sofofa habla de Chile, del país de la economía, de la “historia”, del futuro, se refiere y piensa en su Chile Virtual, en la economía de ellos, en la “historia oficial” de ellos, en el futuro a que ellos aspiran, y los problemas del país sólo se solucionaran cuando los privilegiados acepten hablar en primera persona plural, en nosotros, en nuestro, incluyendo a todos los que nacieron en este territorio o lo hicieron suyo”.

La Redacción de piensaChile.

Los exabruptos de Orlando Sáenz Rojas contra el Pueblo Chileno: “El pueblo chileno es cobarde hipócrita y extremadamente oportunista” ningún representante del régimen rechazo estos groseros ataques generalizados.

En conversación con Juan Pablo Cárdenas, el empresario y ex presidente de la Sofofa habló sobre su reciente publicación, el libro “¿Cuentos o Recuerdos?” Donde por medio de historias personales se entrelazan la realidad y la ficción.

[…]

Nuestra juventud es una edad muy marcada por las posiciones. Siempre digo que en ese entonces no militar en un partido era sospechoso. No tener religión también era extraño, pero aquí, en el libro, da la sensación que pese a las diferencias entre ustedes, eran capaces de ser amigos. Creo que hoy eso ha cambiado mucho.

Ha cambiado, pero creo que también la vida te muestra la fuerza de las amistades profundas. Uno se encuentra con amigos que opinaron totalmente distinto a uno, y pasa el tiempo y se vuelve a producir esa hermandad. También he tenido episodios muy negativos, pero otros muy positivos en ese sentido.

Además, hay que reconocer que el chileno, pueblo del que no soy admirador, es un pueblo bastante despreciable en varios de sus rasgos, por ejemplo, el ser muy cobarde, hipócrita y extremadamente oportunista. Entonces, uno ve cosas que hacen reír, como temas relacionados a Pinochet. Hoy hay que hacer una encuesta para encontrar a un partidario de Pinochet de esa época. ¡Están todos escondidos! y niegan el haber apoyado al régimen cívico militar, pese a que votaron por él.

Tampoco logro entender cómo hay gente que ignoraba lo que pasaba con las violaciones a los derechos humanos. Para quienes estábamos en una posición alta en el régimen, era imposible de no advertir. Desconocerlo es hacerse el leso, y yo no nací con el don de hacerme el leso.

 

¿No será que los pueblos, en general, son así?. Otra estúpida generalización.

Puede ser, pero yo no tengo más experiencia que la propia y, el único pueblo que yo conozco es el chileno. Tiendo a creer que es un pueblo particularmente hipócrita, pero tal vez tienes razón y todos los pueblos son más o menos parecidos.

Pero cuando veo las actitudes del pueblo chileno, a veces, en muchas cosas, digo ¡caramba! la historia que me enseñaron en el colegio ¿será verdad?, ¿existieron hombres íntegros y valientes y pujantes como O´Higgins Riquelme o los Carrera Verdugo, o son fábulas?.

Estimados amigos asociados, por problemas de tiempo y espacio no pudimos publicar las andanadas de claridades que ustedes le lanzaron Sáenz Rojas, expresidente de la Sofofa. Las compartimos con ustedes cosas no hizo el régimen cesarista piñerista, porque es sabido quien calla otorga. Para el pueblo chileno que acaba de despertar en el contexto de la pasión del inefable mediocre Sáenz Rojas, la envidia es una adoración del individuo por las sombras, del mérito por la mediocridad, es el rubor de la mejilla abofeteada por la gloria ajena. Es el humor que emana de las heridas abiertas por el desengaño de la insignificancia propia.

El que envidia se rebaja sin saberlo, se confiesa subalterno. Esta pasión es el estigma psicológico de una humillante inferioridad sentida, reconocida. No lo es de alguien en algún sentido, es necesario sufrir del bien ajeno, de la dicha ajena, etc. en ese sufrimiento está el  núcleo moral de la envidia: muerde en corazón como un ácido lo carcome como una polilla, lo corroe como la herrumbre al metal.

Entre las malas pasiones de los politicastros corruptos ninguna aventaja a la envidia. Ninguno de estos individuos intrínsecamente perversos tiene el coraje de confesarse envidioso. Reconocer su propia envidia implica declarar inferior al envidiado.

Los filósofos griegos en la antigüedad creían que la envidia se confunde con el odio o nace de él. Plutarco aclaro la confusión: “Ambos sufren del bien y gustan del mal ajeno esta semejanza no basta para confundirlos. Solo se odia lo que se cree malo, nocivo, en cambio, toda prosperidad excita  la envidia.

Como colofón le recordamos a Orlando Sáenz rojas que el Dante consideró a los envidiosos indignos del infierno. En una sabia aplicación de penas y castigos los recluso en el purgatorio, lo que se aviene a su condición mediocre.

Después de la impertinente, insolente entrevista del inefable ex presidente de la sofofa Sáenz Rojas con una andanada de exabruptos contra el pueblo chileno, el régimen plutocrático cesarista despótico del súper sofofo Piñera, recoge el guante y propone la cantinela machacada por los medios mediáticos mercuriales, en especial CNN-LA Chile, denominada Acuerdo Transversal por la paz y la nueva Constitución. Un rechazo total recibió el acuerdo sibilino entre los herederos sofofos y los administradores de la infausta herencia de la dictadura cívico militar, nuevamente la clase politicastra corrupta quiere engatusar al Pueblo Chileno.

El régimen del súper sofofo Piñera Echeñique envía al congreso un bando que le permitirá a las fuerzas armadas –“la reserva moral de la sofofa” – en el contexto de la constitución/artilugio de  1980, reprimir al pueblo y proteger a la empresa privada. Nada nuevo, la “historia oficial” destaca las victorias de las fuerzas armadas contra el pueblo desarmado, el genocidio del Pueblo Mapuche conocido y machacado por los medios mediáticos mercuriales, como la pacificación dela Araucanía.

Basta ya de eufemismos. En Chile no habrá paz ni justicia social mientras esté vigente el mamotreto/desaguisado, la constitución/artilugio de 1980, de la dictadura cívico militar. Entonces, la prioridad para salir de la catástrofe política, económica y social la constituye la nueva constitución soberanamente sancionada por el pueblo en marco de una asamblea constituyente.

La nación, politicastros corruptos empieza en la Justica Plena en el marco del Estado de Derecho y una constitución soberanamente sancionada por el pueblo. Se sostiene de ella no vive sin ella. Como colofón, en ella  no cabe demora. Los pueblos no tienen nada que temerle, sino los que se resisten a ejercerla.

Como colofón, sin respeto y la certeza del derecho en la igualdad de todos ante la ley, no hay Estado de Derecho ni justicia.

El derecho es una creación humana, derivada de las necesidades sociales, un pacto de utilidad tendiente a que no nos lesionemos recíprocamente. La Justica Plena no significa algo que tenga valor en sí. Es el fin de toda discriminación contra la persona, es decir, igualdad de derechos ante la ley. En síntesis derechos a ser iguales en dignidad.

Hoy, para alcanzar la felicidad y la paz, hay que terminar con la desgracia del infausto capitalismo salvaje. Basta ya de estereotipos para venderles gatos por liebres a la gente y así lavar la imagen terrorista perversa del capitalismo salvaje.

Con esperanza y memoria.

LO SUBRAYADO ES NUESTRO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *