Sobre nuestras publicaciones y nuestra lucha por la dignidad y los Derechos del ser humano, y su entorno ecológico en la página y en el Blog de la ADDHEE.ONG:

Sobre nuestras publicaciones y nuestra lucha por la dignidad y los Derechos del ser humano, y su entorno ecológico en la página y en el Blog de la ADDHEE.ONG:

Sobre nuestras publicaciones y nuestra lucha por la dignidad y los Derechos del ser humano, y su entorno ecológico en la página y en el Blog de la ADDHEE.ONG:

Nuestra Organización No Gubernamental se reserva conforme al Derecho Internacional sobre la libertad de prensa de subrayar, resumir, o extractar las colaboraciones cuando se lo considere oportuno. No facilita información alguna sobre nombre y dirección de sus colaboradores.

Nuestras convicciones ideológicas y morales en la defensa de la dignidad, los Derechos del ser humano, del entorno ecológico constituyen la esencia de nuestra lucha – “luchar es vivir, estar vivo, no es vivir” – ; lo ético es lo honesto, no hay ética sin una radical honestidad – “ser radical es ir a la raíz, y ésta la constituye el ser humano”.- la ética es la base de la conciencia moral de la persona y del ser humano. Es una exigencia de la vida social tan indispensable para la salud y la vigencia de ésta, como el aire para la vida humana. Esto seguirá siendo así, aunque hoy – en el marco del nuevo orden mundial de la globalización del capital, la tiranía más despótica, criminal y desalmada de la Celestina Universal, que tiene como base las empresas depredadoras del entorno ecológico y los bancos especuladores usureros – , ocurra como agua en tiempo de sequía que la ética escasea cuando más se la necesita…

La libertad, la educación/la cultura, la justicia son valores esenciales garantizados por una constitución soberanamente sancionada por el pueblo. No se los puede menoscabar sin que resulte lesionado lo más noble y congénito del ser humano: su dignidad, su vida.

Jorge Bustos B.
Presidente ADDHEE.ONG

Prof. Moreno Peralta/IWA.
Secretario Ejecutivo ADDHEE.ONG.

Valparaíso 26/06/1995

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *