SOBRESEIMIENTO MAGNICIDIO PRESIDENTE ALLENDE

El sobreseimiento del proceso por el Magnicidio del Presidente de Chile Doctor Salvador Allende Gossens: ¡Ni verdad, ni Justicia!, Impunidad.

El Chile de hoy, heredado de la dictadura de marras- una mala copia de la España profunda Monárquica Franquista-,  es un lugar imposible para hacer Justicia a partir de la verdad: Reina la Impunidad, “mentir, mentir, siempre algo queda”…

El ignominioso sobreseimiento del Juez prevaricador Mario Carroza Espinosa de la Corte de Apelaciones de Santiago, en el proceso que pretende aclarar la causa de la muerte física del Presidente Constitucional de Chile recibió el rechazo mayoritario de la opinión pública Internacional. Evidentemente, “El gran Padrino” de la Casa Blanca y sus testaferros: el poder oligárquico empresarial sofofo, el poder castrense, la clase politicastra y las Ongs financiadas por la Cía., y la Familia Allende Bussi lo aplaudieron, y el juez Carroza Espinosa se gano un asiento en la Corte Suprema de “Justicia en la medida de lo posible”.

Pero la mengua antes citada no conto que en el País “del nunca jamás” existían seres Humanos, Honestos, con coraje civil, Comprometidos con la verdad y la Justicia Plena como Dr. Luis Ravanal Zepeda y los juristas Roberto Celedón Fernández y Matías Coll del Rio. El mundo de la Globalización del Capital, de las empresas multinacionales y sus bancos especuladores, con la falacia del montaje de la “Crisis Económica Inacabable”, es un mundo loco, manejado y manipulado por los yanquis tan perversos como estúpidos que obcecadamente persisten en mantener y profundizar la división del género Humano. Esto se debe al fracaso del sistema capitalista globalizado, a los impulsos insanos y destructivos de la clase politicastra que acechan en lo inconscientes de aquellos que controlan por el poder de las armas y el narcotráfico el destino de la Humanidad.

La cura de la Humanidad pasa por formar personas cuerdas y para esto es  condición sine qua non educarlas cuerdamente en el marco de una educación publica, laica, de calidad, gratuita para todos, en una Sociedad Socialista a escala Humana. Lamentablemente hay ingenuos y bellacos que pretenden alcanzarla en el contexto del capitalismo salvaje globalizado: piden peras al olmo…

Sólo esperamos que nuestro Clarín Allendista, “siempre junto al Pueblo” publique la apelación al sobreseimiento del Juez Carroza Espinosa junto a las controversias que nos han hecho llegar desde Paris, juristas sin fronteras Berlín, de México- revista Proceso- médicos sin fronteras de Barcelona, especialmente del doctor Julián Aceitero Gómez de España, etc.

Nuestra época es tan patética que la desesperación y el fatalismo se ha adueñado de la mayoría de la Humanidad. Para nosotros no hay fundamento racional para la desesperación. Los medios para llegar a la felicidad de la raza Humana existen y sólo es necesario que ésta prefiera utilizarlos. “luz mas luz”…

APELACION AL SOBRESEIMIENTO DEFINITIVO SOBRE LA SENTENCIA DICTADA POR EL JUEZ MARIO CARROZA ESPINOSA EN LA CAUSA ROL: 77-2011, SOBRE EL MAGNICIDIO DEL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE CHILE, DR. SALVADOR ALLENDE GOSSENS.

En lo principal: Reposición, apelando en subsidio. Otrosí: fotocopias.

Señor Ministro en Visita Extraordinaria

(Magistrado Mario Carroza Espinoza)

ROBERTO CELEDÓN FERNÁNDEZ y MATÍAS COLL DEL RÍO, abogados,

en representación de la Agrupación de Ex Prisioneros Políticos de Chile, en

causa sobre la muerte del Presidente de la República don Salvador Allende

Gossens, con fecha 11 de septiembre de 1973, Rol Nº 77-2011, del 34ª

Juzgado del Crimen de Santiago, a VS.I. respetuosamente decimos:

Con fecha 26 de septiembre de 2012 se ha notificado a esta parte la

sentencia de sobreseimiento definitivo, que rola a fs. 2400 a 2489, que

declara el sobreseimiento total y definitivamente de la presente causa en

virtud de lo dispuesto en el numeral 2 del artículo 408 del Código del

Procedimiento Penal.

Valorando el enorme esfuerzo investigativo realizado por VS.I., que por

primera vez se ha pretendido resolver por vía jurisdiccional las causas que

motivaron la muerte del Presidente Allende en el Palacio de La Moneda,

debemos confesar que no nos produce plena convicción las conclusiones a

que se arriban en cuanto determinar que ella fue causada, en última

instancia, por una acción suicida y en la que no habría habido intervención

de terceros. Es decir, el Presidente de la República, en un acto heroico, de

auto inmolación, decidió ofrendar su vida en defensa de los valores y la

institucionalidad democrática violada por aquellos que encabezaron el golpe

de Estado, para ignominia de éstos y como ejemplo imperecedero para los

trabajadores y las nuevas generaciones a fin de que la Patria recupere en

plenitud la libertad conculcada y la igualdad y justicia que inspiraron su

programa de gobierno.

El hecho elemental que motivó la formación de la presente causa es

seguramente el conocimiento público habido a causa del informe pericial,

encargado por los abogados recurrentes, al Dr. Luis Ravanal Zepeda, el año

2010, que demostró la discordancia de las lesiones descritas en el protocolo

de Autopsia 2449/73 del Presidente Salvador Allende Gossens con la

conclusión suicida de dicha autopsia, pues se describía un “segmento de

orificio redondeado, tallado a bisel externo de aproximadamente 2 o 3

cms”, en la parte posterior de la bóveda craneana y el estallido del cráneo,

lo que a juicio del referido forense y otras altas autoridades científicas de

nivel internacional consultadas, constituían la prueba científica de que hubo

necesariamente dos disparos, provocados por proyectiles de armas distintas

de distinto calibre y velocidad. El primer disparo habría producido el orificio

redondeado de salida ya mencionado y el segundo disparo, concordante con

un disparo proveniente de un fusil de guerra, provocó el estallido de la

bóveda craneana.

Estos disparos no son compatibles entre sí. Es imposible que el Presidente

Allende hubiese podido accionar el fusil de guerra, estando ya herido

mortalmente con una bala que ingresa por la zona frontal y lesiona en el

encéfalo extensamente. A su vez, e inversamente, es imposible que hubiese

recibido el referido impacto con posterioridad a la destrucción masiva del

cráneo. El orden de los disparos, por una lógica evidente, es primero aquel

del arma de bajo calibre y el segundo sería el del fusil de guerra, disparado

bajo el mentón.

Estos hechos se deducen, además, de la propias citas de la resolución que

nos vemos en la necesidad de impugnar. En efecto, a fs. 2476, letra c) se

describe como fuente documental:

“c) Informe médico pericial del Servicio Médico Legal de fojas 347,

confeccionado por el médico legista de la institución Germán Tapia

Coppa, realizado con el objetivo de elaborar un estudio de los

antecedentes agregados al proceso y la exposición e

interpretación de dicho estudio, relativos a las circunstancias de la

muerte de Salvador Allende Gossens. Este estudio plantea que las

conclusiones con la información disponible al día cuatro de abril de

2011 son que la causa de la muerte del Ex Presidente de la

República de Chile, Señor Salvador Allende Gossens corresponde

a un traumatismo cráneo encefálico por proyectil balístico con

salida.

En el trabajo se sugiere al Tribunal la realización de la diligencia

de exhumación, atendido que se advierte en el protocolo de

autopsia una discordancia respecto de la trayectoria

intracraneana del proyectil balístico disparado por el fusil de

asalto AK 47 (sindicado como el arma utilizada en el hecho).

Punto importante es el número de 6 del informe, que se hace

cargo de la dinámica de las lesiones encontradas. Allí plantea que

si en un cadáver se reconoce el estallido del cráneo al mismo

tiempo que en uno de los fragmentos de la bóveda se

evidencia un orificio de salida de proyectil balístico “tallado a

bisel externo”, se debe mencionar que dicho orificio de salida

se produce en un momento anterior al estallido de la cavidad;

esto es debido a que se requiere integridad de la cavidad

craneana para que un proyectil pueda generar una lesión

característica de orificio de salida. Esto implica que se debe

plantear la existencia de dos (distintos) impactos de proyectil,

donde un primer disparo genera el orificio de salida y el

segundo disparo produce el estallido de la bóveda craneana.

Lo anterior, permite dejar de lado la “hipótesis balística de

dos disparos de rápida sucesión” ya que ella pierde sustento

si se plantea que ambos siguen la misma trayectoria; además

la desviación que habría sufrido el proyectil como para generar

una salida a nivel posterior (señalado en el protocolo de autopsia)

permite plantear razonablemente que existirían al menos dos

disparos de distinta trayectoria en la cavidad craneana.”

La comprobación de la existencia de dos trayectorias y dos patrones

lesionales distintos, desde la perspectiva de los conocimientos

científicamente afianzados, y de la lógica más elemental, constituye una

presunción grave de que en la especie no pudo haber existido una acción de

tipo suicida, pues debe descartarse absolutamente la posibilidad de que el

Presidente Salvador Allende, pueda haberse autoinferido dos tiros sucesivos

en la cabeza, puesto que cada uno de los disparos era de por si letal,

atendido que atravesaron la masa encefálica. Sin embargo, esta presunción

no pudo ser desvirtuada científicamente durante la investigación sumarial,

puesto que gran parte del cráneo, no pudo ser recuperado con motivo de la

exhumación, por no haber sido hallado el fragmento del cráneo que tenía el

orificio redondeado que describía la Autopsia original.

Más aún, los propios informes periciales de fojas 1263 y siguientes, que

fueron expedidos por un equipo multidisciplinario del Servicio Médico Legal,

asistido por peritos particulares convocados para estos efectos por la

Senadora Isabel Allende Bussi y designados por V.S.I. no pudo determinar ni

descartar la existencia de un segundo proyectil dada la limitación por los

escasos restos de cráneo que pudieron recuperar. En efecto, se señala por

estos peritos, como hipótesis, no posible de confirmar que: “Si hubo o no un

segundo proyectil, ocurrió durante el mismo disparo, siguió con una

diferencia de milisegundo una trayectoria similar, pero no es posible

confirmar o descartar esta posibilidad mediante el examen morfológico del

material óseo conservado u otras técnicas de exploración actualmente

disponibles” (fs. 2482). Se sugiere implícitamente que habría habido un

disparo con proyectiles con trayectoria similar, lo que hace imposible

compatibilizar tal afirmación con aquella de la Autopsia que nos describe dos

trayectorias y lesiones distintas.

Los peritos mencionados incluso rehúyen definir si las lesiones son pre o

postmortem, no haciendo, por lo demás pruebas de vitalidad de las lesiones,

empleando un término inespecífico como aquel de “perimortem”, esto es,

alrededor de la muerte, manteniéndose en una zona de ambigüedad el tema

de la vitalidad.

Siendo así, lo único sostenible desde un punto de vista del derecho y de la

ciencia biológica es que no puede llegarse a una conclusión clara y definitiva

de que estemos frente a una muerte provocada por suicidio. Por ende, de

estimarse concluida la investigación el sobreseimiento que corresponde es

aquel que sostiene el numeral 1º del artículo 409 del Código de

Procedimiento Penal, que establece que: “Se dará lugar al sobreseimiento

temporal:

“1.º Cuando no resulte completamente justificada la perpetración del delito

que hubiere dado motivo a la formación del sumario”.

Abona esta misma conclusión el hecho que la investigación no pudo

determinar el arma específica causante de las lesiones en el cráneo del

Presidente Allende así como no se ha explicado un hecho consecuencial

inevitable como es el sangramiento profuso que en una persona viva habría

producido un disparo en el mentón. Las fotos, croquis y las descripciones que

se hacen en el Informe de Autopsia no dan cuenta de este fenómeno vital e

inevitable, pues la vestimenta del Presidente, en su parte anterior, bajo el

mentón aparece sin sangre.

Por las razones expuestas, esta parte viene en solicitar se sirva V.S.I.

reponer la resolución de fecha 25 de Septiembre último, mediante la cual se

sobresee definitivamente el presente juicio y en su reemplazo acceder al

sobreseimiento temporal en los términos pedidos.

POR TANTO,

ROGAMOS A VS.I.: tener por interpuesto recurso de reposición en contra de

la resolución de fecha 25 de Septiembre de 2012, mediante la cual V.S.I.

sobreseyó definitivamente el presente juicio y en su reemplazo acceder a lo

pedido por esta parte en el sentido de sólo sobreseer temporalmente en

virtud de la causal del Nº 1 del artículo 409 del citado Código por las razones

expuestas en el presente escrito. EN SUBSIDIO, y para el evento de que

V.S.I. no diere lugar a la reposición formulada en lo principal, interponemos

recurso de apelación con los mismos fundamentos del recurso de reposición,

solicitando se sirva V.S.I. conceder el recurso, elevar los autos para ante la

Iltma. Corte de Apelaciones de Santiago, a fin de que ésta conociendo de los

hechos revoque lo resuelto por el Tribunal con fecha 25 de Septiembre de

2012 y en su reemplazo acoja la solicitud de esta parte de sobreseer

temporalmente la causa de autos conforme al artículo 409 N°1 del Código de

Procedimiento Penal.

OTROSI: Rogamos a VS.I. Otorgarnos fotocopias simples de todo lo obrado

en el expediente, así como copias digitales de las fotografías y croquis, todo

a nuestra costa.

El Magnicidio del Presidente Allende y la Sentencia de Sobreseimiento del Juez Carroza Espinosa: La controversia persiste.

A casi cuatro decadas del golpe militar que derroco al Presidente Constitucional de Chile Dr. Salvador Allende Gossens, aun se investiga y se discute como murio el Mandatario: ¿lo asesinaron o se suicido? Pese a que la familia Bussi Allende y el diario El Mercurio ya dieron su conformidad a la primera version de Septiembre de 1973, lo hicieron basàndose en una autopsia realizada en el hospital militar y bajo el control militar y que ha sido hasta la fecha fuertemente criticada por especialistas forenses a nivel Nacional e Internacional. Los restos del manadatatio vìctima de la dictadura militar fueron vueltos a enterrar pero un sector Allendista se niega a dejar en el olvido el caso y ya presentò una querella contra quienes habrian asesinado al Presidente Allende. Anteriormente lo habia hecho nuestra Organización No Gubernamental.

La muerte del presidente Allende sigue siendo una tragedia envuelta en dudas. Los resultados del nuevo analisis de los restos del Presidente fallecido durante el golpe de Estado de las Fuerzas Armadas inconformaron a victimas de la dictadura militar que intentan abrir un proceso judicial por “encubrimiento” del asesinato del Mandatario Socialista.

En opinion de expertos forenses consultados por la Revista Procesos de Mexico, el informe del servicio Medico Legal (SML)-exumacion y analisis del cadaver del Presidente Allende Gossens, es contradictorio y omiso. A pesar de eso ya fue validado por la justicia chilena dentro del proceso que se abriò para conocer oficialmente las causas de la muerte del ex Presidente. El informe final “sobre el suicidio”fue entregado  por Patricio Bustos, Director del Servicio Medico Legal al Juez Mario Carroza Espinosa que investiga la causa. El Diario La Nacion, consigno que el Magistrado avalo los resultados al declarar que “la tarea del SML era que no quedara ninguna duda del resultado. Me parece que esto se ha logrado. El equipo que lo conformè yo junto al SML y por lo tanto estoy de acuerdo con los resultados que me entregaron, concluyo el Juez”. Frente a la certeza del Juez, los juristas Roberto Celedon Fernàndez y Matias Coll del Rio en nombre de la Agrupacion Nacional de Presos Politicos (ANEXPP) presentaron una querella criminal contra quienes resulten responsables de ser autores complices y encubridores de la muerte del Presidente Allende Gossens. Esta querella incluye dos informes forenses, uno del Dr. John Clark medico forense de la Universida de Glasgow y otro del tanatòlogo chileno Dr. Luis Ravanal Zepeda, ambos estudios precisan las fallas y omiciones de la necropsia hecha por el Servicio Medico Legal. El Dr. Ravanal Zepeda rechaza categoricamente el informe del SML por “carecer de sustento cientifico”. Afirma que no se respondiò la pregunta que a su Juicio es fundamental: “esto es resolver dentro lo posible la controversia existente respecto al segmento de orificio redondeado, tallado a bisel externo de aproximadamente 2 o 3 cms, descrito en la primera autopsia ordenada por la dictadura de marras al Presidente Allende , el 12 de Septiembre de 1973”. El Dr. Ravanal Zepeda afirma “que existe una razòn fundamental para pensar que existio un segundo disparo: la presencia de un orificio redeondeado de salida, lesiòn que no la provoca un disparo por proyectil de alta velocidad-como el de Ak-47- porque èste, al penetrar (la cabeza) origina un estallido del craneo a consecuencia de la expansiòn de los gases y, por lo tanto no deja orificio de salida”. Tambien afirma el Dr. Ravanal que en el acta de analisis de la Policia Tecnica de Investigaciones (PTI)-efectuada en el sitio del suceso- se describe la presencia de diversos casquillos, proyectiles y un cartucho para pistola. El prestigioso mèdico legista afirma que los peritos del SML debieron decir algo al respecto, pero deliberadamente no lo hacen”. Las criticas del Dr. Ravanal encuentran asidero al considerarse que el informe del SML ni siquiera pudo establecer cuantas balas impactaron la cabeza del Presidente Allende. El perito balìstico David Pryor en su informe balistico incluìdo en la autopsia del SML lo reocnoce de esta manera: “si hubo o no un segundo proyectil, ocurriò durante el mismo disparo, siguio con una diferencia de milisegundos una trayectoria similar, pero no es posible confirmar o descartar esta posibilidad mediante el examen morfologico del material oseo conservado u otras tecnicas de exploracion actualmente disponible”. Es decir, la desaparicion de fragmentos le impide llegar a conclusiones certeras. Pryor reconoce que ni siquiera pudo establecer la parte exacta en la que la bala salio del craneo del Presidente Allende: “se infiere que el punto de salida se encuentra localizado en el tercio medio del parietal izquierdo” (segmento que no fue encontrado).

El Dr. Ravanal afirma que “ si uno aplica el sentido comùn y considera que los peritos del SML no encontraron orificio de salida ni contaron con gran parte de los huesos del craneo- especialmente parte por donde penetro la bala-, no puede uno dejar de preguntarse, ¿Cómo pueden haber establecido un recorrido de proyectil, como pueden haber determinado si hubo màs de un proyectil y como pudieron haber excluìdo la existencia de lesiones asociadas a proyectiles de bajo calibre, como es eso del fragmento redondeado que no hayaron?. Agrega que “el SML no pudo haber descartado la existencia de otro disparo- distinto al hecho por el Ak-47- porque los peritos convocados no tuvieron a la vista el fragmento de huesos donde estaba el orificio de salida.

Errores y Omisiones

El Dr. Ravanal Zepeda- miembro fundador de la Sociedad Chilena de Medicina Legal y perito Judicial con nùmero de registro 1.500 ante la Corte de Apelaciones de Santiago-, revela màs elementos que minan la credibilidad del informe del SML, documento fundamental en la sentencia de sobreseimiento del Juez Carroza Espinosa: “ nos presenta al Presidente Allende sentado, pegàndose un tiro bajo la mandìbula con un fusil de guerra. Pero nadie explica porque no escurre sangre que manche la ropa en la parte anterior”. En efecto las fotografias incluìdas en el acta de analisis de la PTI muestran el chaleco que vestia el Presidente Allende sin manchas de sangre. Asegura que la sangre de quienes mueren asi brota en grandes chorros sobre el cuello y el torax.

La Revista Procesos de Mèxico, publico el relato del camarografo Pablo Salas, quien participo en la primera Exumacion del Presidente Allende, ordenada por el Regimen de Patricio Aylwin Azocar y revelò que parte importante de los huesos y ropa del ex Presidente fueron abandonados por la comitiva, que encabezaba el entonces Secretario General de Gobierno, Enrique Correa. Concretamente los restos antes citados fueron abandonados o tirados a la basura. Sobre estas graves acusaciones el Juez Carroza Espinosa ni la autoridad competente del Poder Judicial se han pronunciado…

Lo que màs molesta a los especialistas a nivel nacional e internacional especialmente al Dr. Ravanal Zepeda es que las conclusiones a las que llega el SML “fueron presentadas a nivel nacional e internacional como una verdad ùnica, absoluta e incuestionable”, màs aun, precisa, que el SML al dar sus examenes periciales el carácter de conclusiones inapelables se inmiscuyò en materia que son de exclusivas competencia de Juez. “los forenses tiene que limitarse a decir cuales son sus resultados, pero no adelantarse a los resultados de la investigacion, y aquí el suicidio se presenta como una verdad incontrovertible dandose a entender poco menos que ya no hay nada que investigar… y estamos lejos de eso”, afirmo el prestigioso forense chileno, Dr. Ravanal Zepeda. La cantidad de reflexiones de expertos internacionales criticando la sentencia del sobreseimiento del Juez Carroza Espinosa, considerada como una prevaricacion por expertos en Derecho reconocida en el Codigo Penal Chileno, se basò en la tesis del suicidio promovida por el poder militar castrense que tomò la declaracion del Dr. Patricio Guijon quien falazmente afirmo haber presenciado el instante mismo del eventual suicidio del Presidente Allende. Ademàs Guijon movio las pruebas del crimen lo que legalmente constituye un delito. Las declaraciones del Dr. Guijon en la causa nos llevan a preguntarnos finalmente como fue posible que este señor hubiera estado al servicio de cuidar la vida del Presidente de Chile.

La addhee.ong, como querellante ha insistido reiteradamente que en aras de la verdad y la Justicia debe ser parte del proceso el informe metapericial de Septiembre de 2008, del Dr. Ravanal Zepeda, que analizo la autopsia Nº 2449 de Septiembre de 1973. Ademas de incorporarlo como perito forense en la investigaciòn.

Como colofòn, presentamos a la consideraciòn y difusiòn de nuestros asociados la Apelaciòn al fallo de marras màs arriba señalado de los juristas Roberto Celedòn Fernàndez y Matias Coll del Rio, quienes junto al Dr. Ravanal Zepeda, cientificamente rechazan “el montaje del suicidio del Presidente Allende”, con el cual, el poder econòmico empresarial sofofo, el poder castrense, la familia Allende Bussi, el dueño del Diario El Mercurio Agustìn Dunny Edward, y la clase politicastra pretenden hacer comulgar a un Pueblo y a la opiniòn Pùblica Internacional con rueda de carreta…

Permanecer en silencio ante un crimen por oportunismo o cobardìa, es ser complice de èl…

“La Libertad Plena es el Derecho que toda persona honesta, tiene a ser honrrada, a pensar y hablar sin hipocresìas”. Maestro Libertador Jose Marti Perez.

Certifico

Prof. Moreno Peralta

Secretario Ejecutivo Addhee.ong

Estimados amigos asociados a la causa noble y justa de la verdad y la justicia plena.
La impunidad es la institucionalización de la injusticia, por quienes están llamados a hacer
Justicia: El Estado. Seamos honestos para ser justos, la impunidad es en sí misma, una violación a los Derechos Humanos ya que agrega a la violación cometida, un nuevo crimen.
La impunidad afecta no solo a las familias de las víctimas, sino a la sociedad toda.
El sobreseimiento de la causa por el Magnicidio del Presidente Allende, que tuvo como base la declaración preponderante del mefítico Dr. Mefistófeles Gijón, medico personal del Presidente Allende, nos, lleva a pensar, si individuos como el antes mencionado tenían a cargo la protección del mandatario, ¿Como fue que no lo asesinaron antes?…
Hacemos un llamado a denunciar el montaje “del suicidio del Presidente Allende” y a exigir verdad y justicia la que empezara por dar lugar a nuestra apelación al sobreseimiento de marras y al nombramiento del Dr. Luis Ravanal Zepeda como perito forense en la causa.

Con la esperanza de ser escuchado, con la certeza que el Pueblo Chileno Allendista y todos los Allendistas de la patria continente Latinoamérica mas temprano que tarde sabrán la verdad sobre el magnicidio del Presidente Allende.

“Rompa el aislamiento, vuelva a sentir la satisfacción de un acto de libertad y dignidad, haga circular esta información.”

Prof.Dr. Moreno Peralta

Secretario ejecutivo ADDHEE.ong

Deja una respuesta