Una carta que espera respuesta del Senador Navarro Brain.

Asunción, 16 de febrero del 2017

Señor

Dr. ALEJANDRO NAVARRO BRAIN, SENADOR DE LA REPUBLICA

PRESIDENTE DE LA COMISION DE DERECHOS HUMANOS

CONGRESO NACIONAL  DE CHILE

UNA CARTA QUE ESPERA RESPUESTA

ASUNTO: “MANTENGAN ENCENDIDA LA LUZ EN LA CAMARA DE SENADORES PORQUE EL PRESIDENTE SALVADOR ALLENDE GOSSENS VOLVERA CON MAS BRIO”

 

Por la deteriorada salud MORAL de la democracia chilena se impone la solemne ceremonia de restitución simbólica del Dr. Salvador Allende Gossens al cargo de Presidente de la Republica, en el mismo sitio  donde hizo el juramento de estilo.

En el mismo acto reinstaurar por 3 años la Constitución que el juro defender y ofrendó su vida por ella. Esta etapa debe ser considerada como etapa – PRECONSTITUYENTE –

No podemos abrir las puertas del futuro sin abrir el pasado sin venganza pero sin impunidad.

El Ejército –la reserva moral del nuevo Chile- “formado” en la Escuela de las Américas/USA, Zona del Canal de Panamá, fue el instrumento utilizado  por Washington para neutralizar el vigoroso e incontenible avance social. Destruyó el sindicalismo y disolvió las organizaciones populares. La Educación/Cultura sufrieron herida mortal por la masiva privatización/comercialización de ellas. Las prestigiosas instituciones educativas chilenas y sus libros fueron considerados instigadores de la  insurgencia, en consecuencia, también victimas del TERRORISMO DE ESTADO. Así comenzó la etapa donde la crueldad en su máxima expresión caiga sobre el pueblo de Chile para herirlo sin piedad con la penetración del Estado militar en todos los ámbitos de la vida pública y privada. Asimismo, la atomización, marginación de la mayoría de la población y masificación de la sociedad que produjo una fuerte desorganización social del país.

Chile y varios países victimas del OPERACIÓN CONDOR –Argentina, Chile, Bolivia, Paraguay, Brasil, Uruguay, etc.- viven tiempos difíciles. Lamentamos observar que muchas conciencias se entregaron o están a la venta al mejor postor, los empresarios privados sofofos.

La oligarquía empresarial sofofa a instancia del imperio llama a la conciliación –a la libertad, la democracia y la justicia en la medida de lo posible-,  es decir, al abandono de la lucha de clase. El sistema neoliberal impuesto desde 1973 destruyó la conciencia social con el consumismo, la corrupción, la impunidad y el individualismo. La vigilancia y censura en INTERNET van en aumento a nivel regional y global. Los grandes medios de comunicación globalizados controlan el mercado de esos medios mediáticos. Las primeras de las armas, la más antigua y poderosa es la MENTIRA generada por las  trasnacionales globalizadas que desestabilizan a los gobiernos progresistas. Lo que está soportando hoy el pueblo y gobierno de la Venezuela Bolivariana siguiendo el ejemplo  imperial aplicado contra el pueblo y Gobierno Popular de Chile, del Presidente Salvador Allende Gossens.

Para desestabilizar al gobierno popular de transición al socialismo del Presidente Allende Gossens, el régimen de los Estados Unidos, llevó a cabo 3 operaciones previas:

  1. a) Proyecto Fubelt.
  2. b) Plan Camelot para asegurar la paz social. Este plan surgió de una investigación financiada por el Pentágono y la CIA a la American University cuyo fin era elaborar un modelo de sistema social que permitiera evaluar las posibilidades revolucionarias en los países subdesarrollados y recomendar medidas para su inmediata neutralización. La primera intentona de vigilancia masiva se hizo en Chile bajo el  gobierno de Eduardo Frei Montalva. Gracias a la enérgica  reacción  en contra del Proyecto por las universidades chilenas, USAID  suspendió  el experimento y se trasladó a Asunción, Paraguay, donde el dictador Stroessner ofreció todas las facilidades en 1970.
  3. c) Intensa capacitación de representantes de las Fuerzas Armadas en la Escuela de las Américas/USA, Zona del Canal de Panamá.

Esta propuesta de restauración simbólica no es para abrir heridas sino cerrar las que siguen abiertas. Así construiremos a mantener viva la memoria sobre la historia reciente de nuestros países, sus lecciones y legados.

En la noche del 26 de noviembre de 1974, en el marco de la OPERACIÓN CONDOR, con la pretensión de saber los nombres de mis contactos con los subversivos universitarios de la Universidad Del Norte/Chile –“Unir la luz con el sudor”-, desaparecida por la dictadura cívico-militar, donde realice mis estudios de Sociología de la educación. 1968, fui brutalmente torturado  en Asunción, por el coronel de inteligencia de las Fuerzas Aéreas de Chile, Jorge OTEIZA LOPEZ. A partir de entonces seguí con interés todo lo ocurrido en Chile, bajo la dictadura cívico-militar que le impuso una nueva Constitución al Pueblo Chileno, que sigue vigente hasta nuestros días, sus cómplices y encubridores. Esta vinculación con Chile me permite hoy implicarme teóricamente  en la problemática  de llevar adelante la Asamblea Nacional Constituyente.

Abrigamos la esperanza que esta propuesta contribuirá a una revisión histórica de los procesos políticos en el Cono Sur de América Latina que favorezca la generación de nuevos estudios internacionales referidos a la violación de los Derechos Humanos.

Aprovecho la oportunidad  para saludarlo con mi más alta y distinguida consideración.

Dr. MARTIN  ALMADA

PREMIO NOBEL ALTERNATIVO 2002 y  MIEMBRO DEL COMITÉ EJECUTIVO  DE LA  ASOCIACION  AMERICANA DE JURISTAS (AAJ)/NY/USA

Logo AAJ Internacional

PS: Lo subrayado es nuestro.

Deja una respuesta