“Urge ser Profeta como Jesús en el Chile de Hoy. Reacción ante detalles de utilidades escandalosas de las ISAPRES.”

“Urge ser Profeta como Jesús en el Chile de Hoy. Reacción ante detalles de utilidades escandalosas de las ISAPRES.”

DOMINGO CUARTO DE AÑO ORDINARIO C. Lucas 4, 21-30.

Por el Sacerdote Eugenio Pizarro Poblete

El Evangelio de hoy es continuación del domingo anterior. En el discurso de la sinagoga vimos a Jesús hablando y actuando como un profeta. Hoy, Jesús, en Evangelio de hoy, nos urge a los cristianos a ser profetas en sociedad actual en que vivimos. Exige a la Iglesia a seguirlo a Él como profeta hoy día. La hora presente exige con urgencia ser profeta como Jesús. Un profeta es esencialmente el que Anuncia las exigencias del Evangelio, inspirado por el Espíritu, encarnándolo todo en las realidades y hechos históricos que hoy nos toca vivir; también es el que Denuncia el pecado, todo aquello de sociedad actual, reñido con Evangelio: Jesús, Verbo Encarnado; es el que Convoca a cambiar y a la conversión, viviendo a la manera de Jesús.

Porque todos podemos saber teóricamente lo que enseña el Evangelio, pero no todos tenemos el don de darnos cuenta de lo que sucede a nuestro alrededor, en la Iglesia o en la sociedad, de las realidades humanas incongruentes que se oponen al Evangelio. El profeta une a Cristo y su Evangelio al sentido de la historia de nuestros días.

El profeta y su profecía misma acentuará los aspectos evangélicos que una realidad «aquí y ahora» exige un aterrizaje histórico (Anuncio). Al anunciar esos aspectos evangélicos, el profeta será crítico (Denunciante) de personas y sociedades, porque no se puede anunciar a Cristo, Evangelio y Luz, sin denunciar las tinieblas, vacíos y oscuridades.

Jesús, en Evangelio referente, anunció la Buena Nueva, pero en forma aterrizada, concreta y encarnada en la historia real. Por eso, porque toma en cuenta su realidad histórica, a sus oyentes, les habla haciendo mención a situación de la gente. Dijo que Él «venía a evangelizar a los pobres, a anunciar la libertad a los cautivos y a los oprimidos, y el año de gracia y reconciliación» (Lucas 4, 18).

El mensaje resultó desconcertante y crítico porque sus oyentes esperaban un mesías político, uno de poder, y Jesús categóricamente les habló de los pobres, marginados y oprimidos. Por eso, Cristo, no era aceptado como el Profeta esperado («¿no es éste el hijo de José?»). Ante esto, Jesús contesta: «Ningún profeta es bien recibido en su patria». Quiere decirnos, que una nota del rol del profeta, es la oposición o contradicción del propio ambiente. No olvidemos: «La Palabra es signo de contradicción y levanta oposición».

Nosotros, Pueblo de Dios, Iglesia de Jesús, hoy, más que nunca, yo digo, debemos seguir a Jesús- Profeta. Con nuestro modo de vivir, con nuestro testimonio, y también con nuestras palabras, no sólo tenemos que anunciar los valores del Evangelio, sino también, por la incoherencia de la realidad con esos valores, tenemos que hacer una valiente denuncia, cuestionando esa realidad de nuestra sociedad.

Este cuestionamiento es siempre histórico, porque es profético. ¡No más vergüenza ni pudores por nuestra fragilidad de pecados! Cristo nos eligió como suyos, sabiendo de nuestras debilidades, sabiendo de nuestros pecados, incluso antes de que los cometamos. Esto lo digo, porque tengo la intuición de que no estamos siendo proféticos por los recientes pecados de algunos de nuestros sacerdotes y miembros de la Iglesia.

Nuestro anuncio y denuncia cristianos, hoy en América Latina, es muy actual, siguiendo las palabras de Jesús: «Evangelizar a los pobres, anunciar la libertad a los cautivos y oprimidos. Es también una denuncia de la injusticia que produce miseria y el «pecado social»; es una denuncia de la riqueza del poder y del saber elitista. Como sacerdote chileno, mirando la realidad de nuestra patria, tengo el profundo convencimiento de que la causa del profeta es la causa del pobre. Cada comunidad cristiana, cada parroquia debe ser profeta, y en su medio y sociedad, debe denunciar todo aquello reñido con el Evangelio. Y aún en ella, como grupo de Iglesia, debe ser crítica. Cristo y su Evangelio es la primera opción que condiciona cualquiera otra opción. El cristiano debe cuidar de no mimetizarse completamente con la sociedad temporal en que vive; debe identificarse con Cristo y su Evangelio. Eso lo hace ser sensible a todo aquello que es incoherente con Evangelio en cualquier sociedad o situación de su patria. Lo hace crítico y valiente a nombre del Señor; lo hace ser voz de los pobres y de los que no tienen voz, pero buscando y haciendo de que ellos tengan voz propia y sean sujetos y no objetos de la historia. Y haciéndolo a riesgo de ser incomprendido, rechazado, sufriendo soledad en su propia tierra, como su Maestro. Ser profeta, a pesar de todo, sin transar, nunca transar; «Tengo que hablar… Tengo que gritar… ¡Ay de mí si no lo hago!… ¡Cómo no hablar de ti si tu voz me quema dentro! (Jeremías).

Las ISAPRES y el origen de este origen social

Quiero alargarme, con la venia de mis amigos de Religión Digital. Quiero hacer una denuncia. He leído: «Detalles de utilidades de las ISAPRES». No me referiré especialmente acerca de las ISAPRES. Más abajo hay un escrito sobre el tema. Yo quiero ir más a la causa y origen del problema. Hay que situarlo y denunciarlo dentro de un contexto del Chile de hoy. Un Chile enfermo después de una dictadura cívico militar. Con una economía inhumana y perversa. Con una institucionalidad ilegítima heredada de la dictadura cívico militar.

El problema de Salud y de las ISAPRES es sintomático de un problema más de fondo de la sociedad chilena. Ése será mi intento, en nombre del Señor.

Es sintomático de una sociedad centrada en el tener, en la productividad, en el desarrollo y crecimiento económico. Una sociedad donde el Mercado es un dios. Esta sociedad no está centrada en el bien común de todos y cada uno de los chilenos. La persona humana, por ejemplo, la del trabajador, está por debajo del capital. Y cuando el «capitalismo es salvaje», comienza una cultura «salvaje», sin Dios ni ley. Se pierden los valores y existe una moral permisiva. Una sociedad de rivales que compiten por tener.- Se hace una educación técnica, científica e industrial, suprimiendo lo humanista. El hombre y la mujer estudian y trabajan para hacer crecer y producir: son una vulgar herramienta de mercancía. Se les explota, y se les da un sueldo indigno. Esta sociedad se preocupa del sueldo mínimo y nunca se preocupa de parar el escandaloso sueldo máximo. Entre ambos sueldos se produce un abismo sideral e inmoral, que hace la miseria y la injusticia social.- Chile se convierte en un negocio a todo nivel, y ante esto, no es de extrañar, que Chile tenga como Presidente, no a un político y estadista, sino a un exitoso hombre de negocios.- Chile se ha transformado en una tentadora oferta y demanda enajenante, produce las deudas inacabables, que se cubren engañosamente con ir de una tarjeta a otra tarjeta de crédito, y así sucesivamente. Después, por las deudas, vienen los embargos, y por otro lado, un tener más para algunos. Dentro de ese contexto no es de extrañar el pecado de la corrupción interminable a distintos niveles. Se aplica, en esta sociedad, centrada en el dinero, lo maquiavélico de que «el fin justifica los medios». Se aplica también “el mal menor”. En esta enfermedad de Chile, no es de extrañar lo escandaloso y corrupto de las ISAPRES. Y resulta que la salud como la educación es un derecho humano, no es una dádiva. Y es al Estado que le corresponde un papel regulador, que busque el bien común. Pero existe una Constitución e institucionalidad que está al servicio de esta sociedad de economía perversa e inhumana que privilegia a los privados. Los privados y clase política no tienen ninguna voluntad política de cambiar esta grave situación, que enferma a los chilenos y, a algunos, hasta el suicidio. La economía neo liberal capitalista hace que una minoría de grandes empresarios y gente empoderada, más actual clase política, tenga secuestrada a una mayoría. Los privados son los privilegiados y cunden las privatizaciones. Es un vulgar saqueo de Chile coludido con capital extranjero. Las riquezas básicas de Chile están en manos de los privados por la Constitución/1980. La Constitución/1980 sustenta la economía salvaje, de un «pulpo», que con sus varios tentáculos toma de todas partes, haciendo un robo y un vulgar despojo, llegando a hacer la pobreza y la indigencia. E3l dictador Pinochet recomenzó un proceso de privatizaciones; devolvió tierras de reforma agraria a sus antiguos dueños: clase privada; privilegió a los ricos, que sintiéndose dañados por el proceso del presidente Salvador Allende Gossens, hicieron el Golpe de Estado con imperialismo, llamando a Pinochet. Esta es la verdad del Golpe de Estado. Nunca el demócrata Presidente Allende Gossens quiso hacer un rompimiento de la democracia. Soy testigo de las conversaciones del Presidente  Allende Gossens  y Don Bernardo Leighton, por salvar la democracia y la institucionalidad, a la cual  el  Presidente Allende Gossens  nunca faltó. Lo mismo intentó con el Cardenal Raúl Silva Henríquez, pero su interlocutor fue el golpista Patricio Aylwin Azócar, posteriormente y vergonzosamente elegido Presidente. ¡Sí parece que Chile hace tiempo está enajenado! Es cosa de ver, como el tema de hoy, sigue siendo las elecciones y candidatos  que disputan un cargo «democrático» sin haber, para nada, democracia en Chile. El hecho que se fue el dictador Pinochet no significa que Chile haya vuelto a la democracia, como piensan muchos con enajenación.- Pero, siguiendo con lo anterior, el dictador Pinochet privatizó el cobre, cometiendo un crimen contra la patria: de lesa patria.- Si riquezas básicas estuvieran en manos del Estado, Chile podría compartir sus ganancias según la necesidad de cada uno y de todos los chilenos. Podríamos terminar con ISAPRES, teniendo una salud gratuita, como un derecho humano, igual en educación, y es posible. Doy testimonio: Ricardo Lagos Escobar se educó gratuitamente, dicho por él mismo.

La economía del «capitalismo salvaje» hace un Chile con buena macroeconomía para el 1% de los dueños del dinero y el 20% de sus testaferros burgueses de la clase política/ castrense, pero con una microeconomía para la mayoría marginada, el 70% en últimos lugares en el mundo. Es mentira lo del «chorreo». Nunca se produce.- Hay que decirlo la economía neo liberal capitalista aplicada, es la negación de la esencia misma de la democracia.- Es la antípoda del amor que comparte y entrega todo hasta el extremo de Cristo. Un cristiano debe rechazar y condenar tajantemente esta solapada violación a los derechos humanos.

Yo me pregunto: ¿por qué el chileno o algunos chilenos cristianos y católicos votan por esta crueldad, sin ningún cargo de conciencia? Yo no voto. Y si no hay cambio, seguiré no votando y creando, con compromiso prioritario, una nueva mayoría, que más temprano que tarde llegue a ser gobierno del pueblo: de Chile y de todos los chilenos. Porque hay que decirlo también: Chile no sólo no es democrático, sino que no es de los chilenos, es de los políticos que traicionaron al pueblo, negociando con la dictadura cívico militar; es de los privados y coludidos con imperialismo de una economía capitalista globalizada… ¡Si hoy día, con esta economía de despojo y acumulación y concentradora de poder, un chileno acumulador y adinerado, después “presidente” puede comprarse una parte de Chile como Tantauco! Como Topkins lo hizo con santuario de la naturaleza… así se ha ido privatizando Chile.

No puedo dejar de contar un hecho sucedido a un ex-alumno. Sacó un buen puntaje en su Prueba… Ingresó a la Universidad a Agronomía junto con 600 compañeros, pero, con la advertencia, que al terminar primer semestre, quedarían sólo 300 alumnos. Mi ex- alumno, se enfermó de hepatitis y faltó casi 40 días a clases. Pronto, mejorado, llegó a «su Escuela», pidiendo apuntes a sus compañeros, y tratando de ponerse al día… Había nerviosismo… existía el «fantasma» de los sólo 300 que quedarían… ¿Saben lo que pasó?… Ningún alumno lo ayudó a ponerse al día… Respondieron: ‘No podemos ni debemos… tú eres nuestro rival en la competencia… si te ayudo, capaz que tú y no yo, quede entre los 300’:

¿Este es el Chile solidario de la Teletón?

Denuncio a esta sociedad chilena de competencia; de la oferta y la demanda, egoísta, injusta, no fraterna ni solidaria, economicista, acumuladora y concentradora de poder en manos privadas, que hace que Chile no sea democrático; y hace que Chile no sea de los chilenos… la denuncio como pecadora: no es humana ni cristiana. Diagnóstica un Chile enfermo y sin rumbo conducente.

Termino:

«El sacerdote participa de esta realidad. Nuestra participación es real y tiene gran sentido social. La Eucaristía no es un rito aséptico, «espiritual». Tiene un sentido de compromiso con la vida, con todos los hombres, con la justicia y con la verdad…

“Una comunidad capitalista no tiene derecho a celebrar la Eucaristía porque está creando un monstruo que no podrá ser absorbido por la comunidad”.
Se refiere a ese «ese capitalismo salvaje, duro e inhumano» que afecta y destruye a tantos sectores de la patria.

Aquel que apoya esta crueldad vive objetivamente en pecado mortal por la injusticia que comete contra los pobres». (Semillas de Esperanza de Obispo Carlos González Cruchaga)

No entiendo, por qué tanta gente, llenando nuestros templos en días festivos, haciendo cola y comulgando.

Con el Padre Hurtado, me pregunto ahora, como antaño: ¿Es Chile un país cristiano católico? No lo es. Por eso, al terminar, no puedo dejar de Convocar a un cambio y a una conversión. Que Chile cambie; que dé un verdadero paso hacia una sociedad justa, fraterna y solidaria. Y a los cristianos los convoco a que sigan y se entreguen a Cristo, viviendo todo, a la manera de Él.

Pbro. Eugenio Pizarro Poblete+

P S. Quise hablar de ISAPRES, pero podría haber hablado de otros organismos (AFP) y otras cosas del pecado social vigente. Mi intención es ANUNCIANDO, DENUNCIANDO Y CONVOCANDO, según Jesús y su Evangelio, desenmascarar la mentira y la enajenación que estamos viviendo. Es un escrito de 2013 pero que podrá tener validez, según Espíritu Santo, “discerniendo los signos de los tiempos”, como recomienda Vaticano II, en otros momentos de nuestra historia. A reglón seguido agrego detalle de utilidades de las ISAPRES.

VEA EL DETALLE DE LAS UTILIDADES ESCANDALOSAS DE LAS ISAPRES

Sólo en ingresos por cotizaciones obligatorias (7%), la industria recibió $855 mil millones entre enero y septiembre del año pasado, mientras que los costos por litigios llegaron a $211 millones, señala la Superintendencia de Salud.

Jueves 10 de enero de 2013| por Roberto Valencia – foto: Archivo

Ya es conocido que el sistema privado de salud superó los $66 mil millones en utilidades. Sin embargo, existen otros datos que dificultan creer en los dichos del presidente de la Asociación de ISAPRES, Hernán Doren, respecto a que la industria colapsaría si no se realizan alzas unilaterales.

Los datos de la Superintendencia de Salud, al 30 de septiembre pasado, muestran la fortaleza económica del sistema, el que se desmenuza en ingresos por actividades, costos de ventas y gastos de administración.

PUNTO POR PUNTO

Un primer punto para entender cómo se dividen las utilidades del sector son los ingresos por actividades ordinarias de las ISAPRES, que suman un total de $1,1 billón, los cuales se dividen en ingreso por cotizaciones legales de 7%, que llegan a $855 mil millones; cotizaciones adicionales voluntarias ($321 mil millones); aportes adicionales ($1.167 millones), e ingresos por fondo de compensación ($694 millones).
Otros ítem son los costos de ventas del sistema, que ascienden a $988 mil millones, de los cuales las prestaciones de salud encabezan la lista con $802 mil millones, seguidos de pagos de subsidios de salud ($180 mil millones); prestaciones reducidas y no liquidadas ($1.404 millones), y egresos por fondo de compensación ($820 millones).

GASTOS

En estos gastos también están las prestaciones por litigio que entre enero y septiembre del 2011 llegaron a $211 millones, donde se incluyen los pagos de las costas de los juicios que las ISAPRES deben pagar a la defensa de los usuarios que han interpuesto recursos de protección por el alza de planes.

Finalmente están los gastos de administración, que acumulan $133 mil millones, en que las remuneraciones del personal son los principales desembolsos ($44 mil millones), junto al pago de salarios y de comisiones al personal de ventas ($34 mil millones), y gastos de publicidad ($6.447 millones).

Lo subrayado/ interpolado es nuestro.

Deja una respuesta